sábado, 18 de junio de 2011

Prevenir el Acoso Laboral

La Inspección General del Trabajo concentrará esfuerzos, este año, en prevenir el acoso laboral, para lo cual se fortalecerá el equipo de trabajo de la División de Condiciones Generales de Trabajo, compuesto por 65 inspectores y 5 abogados, que serán capacitados gracias a un convenio con la Facultad de Psicología. El inspector general de trabajo, Juan Andrés Roballo, definió al acoso laboral desde distintas líneas de trabajo. Primeramente, por acoso laboral se entiende el maltrato, el mal relacionamiento y las acciones sistematizadas contra un empleado, las cuales pueden ser perpetradas por el empleador y a veces pueden contar con la asociación de algún otro trabajador. Asimismo, el acoso sexual es un área regulada específicamente por una norma. Por su parte, también se consideran como acoso laboral las conductas que afectan a la libertad sindical, las cuales son calificadas como de represión sindical, tanto hacia dirigentes sindicales como hacia los trabajadores afiliados al sindicato y hacia quienes intentan movilizar a los trabajadores. Roballo manifestó que la capacitación y la formación de los inspectores y abogados “están dirigidas hacia las formas de acoso, porque tiene una implicancia en la efectividad de la gente y en la psicología que requiere una profundización en lo técnico”. Se hace especial hincapié en algunos sectores laborales, como es el caso del trabajo doméstico, área en la cual se decidió, en conjunto con el ministro de Trabajo, mantener una regularidad inspecciones. Asimismo, hay énfasis en la explotación minera y en el trabajo rural en todas sus formas, habiendo una especial preocupación por el área de la forestación a raíz de unas inspecciones realizadas. Los abogados especializados que trabajan en los controles son por ahora cinco, aunque se intentará ampliar su número. Dichos profesionales fueron seleccionados para trabajar en esta temática en tanto que cuentan con una acumulación de expedientes importante. El abogado prepara un interrogatorio en el lugar de trabajo y analiza las declaraciones de los interrogados. Asimismo, según afirmó Roballo, cuando se realizan las audiencias en el Ministerio, se están empezando a analizar mucho más lo que se conoce como “indicios”, reacciones de la gente, comportamiento, ya que lo que queda registrado en el papel, no demuestra todo lo que es. Roballo precisa que cuando se va al lugar de trabajo se toman las declaraciones en una habitación aparte en donde no esté el empleador presente y se instrumentan mecanismos para que en la mayoría de los casos se haga una declaración anónima, en aras de proteger al trabajador, y lograr una versión verdadera de la situación sin presiones. Aunque, según Roballo, existan algunos casos de denuncias infundadas, que han sido comprobadas y en los cuales el mismo denunciante ha eventualmente retirado los cargos, la mayoría de los casos de acoso son comprobados. La denuncia muchas veces está precedida por entrevistas que el empleado realiza para informarse. “Trata saber cómo es el procedimiento, es atendido por inspectores en una oficina especial para contener a la persona y guiarla. A partir de la denuncia, se decide si se instruye una inspección sorpresiva para recabar toda la información y prueba necesaria”, precisó Roballo. Luego, los inspectores realizan un informe preliminar evaluado por la División Jurídica, la cual le da una vista a las partes para que complementen los elementos que se lograron obtener de la visita de inspección y las pruebas. Además, como corresponde, la parte denunciada tiene derecho de dar su versión de los hechos y controvertirlos. Entre 2009 y 2010 se ha notado un aumento en el número de denuncias por acoso laboral, en el caso específico del acoso sexual, mientras que en 2009 se realizaron 16 denuncias, en 2010 superaron las 40. Roballo sostiene que este aumento no se debe a una alza en la cantidad de conductas perpetradas de acoso sexual, sino a la difusión de la herramienta, la cual permite que las víctimas de este tipo de conducta se animen a denunciar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada