martes, 24 de mayo de 2011

Luis Angel Rojo: Un Profesor Ejemplar por su Claridad

El exgobernador del Banco de España Luis Ángel Rojo, considerado uno de los impulsores de la modernización económica de España en las últimas décadas del siglo XX, falleció este martes a los 77 años, confirmaron a Efe fuentes próximas al economista.

Licenciado en derecho y doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid fue gobernador del Banco de España desde 1992 a 2000. Desde abril de 2005 era consejero independiente del Banco Santander.

Nacido en Madrid en 1934, dedicó cerca de una veintena de años a dirigir la cátedra de Teoría Económica (1966-1985) de la Universidad Complutense. En el Banco de España comenzó su andadura en 1971, cuando fue nombrado director general de Estudios, cargo que ocupó hasta 1988. Ese año fue nombrado subgobernador, puesto que desempeñó durante un cuatrienio.

Rojo asiste a las primeras fusiones relevantes de la banca española (Bilbao y Vizcaya y Central e Hispano), contempla las crisis del Sistema Monetario Europeo tras la unificación alemana y decide la intervención de Banesto. Ha sido reconocido como uno de los promotores de la transformación de la economía española en las décadas de los 80 y 90, que permitieron el ingreso de España en la Unión Monetaria. También se apunta entre sus méritos que la banca española se haya colocado entre las más eficientes del mundo

El camino del euro

Cuando tomó las riendas de la política monetaria española en 1992 en sustitución de Mariano Rubio -que renunció a renovar su mandato al estar implicado en el "caso Ibercorp"-, Rojo encaminó sus esfuerzos a conseguir la participación de España en la moneda única.

Su contribución directa en este proceso comienza en 1988 al ser nombrado subgobernador, cargo desde el que colabora en la confección del programa de convergencia del Ejecutivo socialista. En 1994, dos años después de ser nombrado gobernador, entra en vigor la norma que garantiza la autonomía del Banco de España.

Durante ese tiempo, recomienda sin descanso reducir el peso del Estado, propugna las privatizaciones, la reforma del mercado de trabajo, la contención salarial y la liberalización de sectores intervenidos o poco abiertos a la competencia. Hasta la entrada en vigor de la moneda única y el traspaso de la política monetaria al Banco Central Europeo (BCE), Rojo trabaja para que las grandes magnitudes de la economía española cumplan los criterios de convergencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada