miércoles, 6 de octubre de 2010

Kim Kiyosaki, casada con Robert Kiyosaki (autor del best seller “Padre rico, Padre pobre”)

Kim Kiyosaki, casada con Robert Kiyosaki (autor del best seller “Padre rico, Padre pobre”) desde hace 24 años; pese a tener como pareja a uno de los hombres más influyentes en el mundo de los negocios, ha destacado por si misma, aunque admite que, sin duda, el apellido le ayudó a abrirse camino.

Prueba de su trabajo es el Best Seller “Mujer millonaria”, el cual busca decirles a las damas la importancia de obtener su libertad económica. “Mi labor es convencerlas de que pueden tener el control de su vida. Sin importar si eres empleada, dueña de una empresa o mamá a tiempo completo, tienes un negocio en casa: manejar y estirar el dinero“, señala.

Incluso, su propuesta financiera impulsa a más mujeres a poner su ingreso en el terreno de las transacciones: “La única razón por la que vale la pena ahorrar es para invertir y la clave de hacerlo es saber encontrar una buena oportunidad“, comenta.

Para alcanzar los objetivos financieros, Kim recomienda a las mujeres tomar en cuenta este decálogo:

1. Establece una meta (¿por qué razón quieres más dinero?).

2. Infórmate y capacítate: asiste a seminarios para aprender el lenguaje financiero. Además, lee libros de negocios, asóciate con las personas correctas (aquellas que te apoyan en tus sueños y que también buscan mejorar).

3. Crece profesionalmente y enfrenta los retos que salgan a tu paso.

4. Pon tu dinero en juego. Monta un negocio o adquiere una propiedad.

5. Equivócate para que puedas aprender y seguir desarrollándote.

6. Enseña a las demás mujeres lo que has aprendido.

7. Confía en ti.

8. Piensa que sin duda, el dinero no es lo más importante en el mundo, pero sí afecta temas fundamentales: la educación, la salud, la calidad de vida.

9. Aprende a identificar el momento oportuno de una compra o una venta o hallar grandes oportunidades de negocio.

10. En los negocios, los hombres y las mujeres somos iguales

Kim tenía 27 años cuando renunció a su último empleo al admitir que odiaba recibir órdenes. Así empezó a buscar otras opciones. Tiempo después conoció a Robert Kiyosaki, quien la sorprendió en su primera cita al preguntarle; “¿qué quieres hacer con tu vida?” Al poco tiempo se casaron y juntos han logrado formar un imperio financiero, publica el sitio mujeres-inversoras.com

En 2001, ambos se asociaron con Sharon Lechter para fundar la compañía Rich Dad, que hoy vale cientos de millones de dólares: su idea es transmitir mensajes financieros a través de juegos, libros y herramientas educativas.

.

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada