jueves, 6 de octubre de 2011

Begoña Aranguren y Jose Luis Villalonga

Begoña Aranguren: "Si tuviera diez años menos me iría del país"
06-10-2011
Begoña Aranguren, periodista y escritora, nació en Bilbao. En su último libro 'Niño mal de casa bien' (Planeta) habla sobre el escritor y aristócrata José Luis de Vilallonga.
-Dos libros ya sobre el que fuera su marido, José Luis de Vilallonga.
-Los he escrito porque me apetece. El primero lo hice con rencor; éste es una especie de mea culpa.
-Habla en su libro de los diferentes modos de envejecer.
-La mujer envejece peor. Parece que la naturaleza tiene mala idea: es la situación ideal para que nos pongan los cuernos.
-¿Lleva mal envejecer?
-¡Lo llevo fatal!
-¿Y cómo lleva esta situación económica?
-También mal. Si tuviera 10 años menos me iría del país.
-Para eso hay que saber reaccionar.
-Vivimos en una sociedad anestesiada.
-¿Un lugar donde escaparse?
-El País Vasco francés o Roma.
-¿Y otro donde vivir?
-Castilla, por las noches estrelladas.
-¿Un amor?
-Mis hijos, mis padres, José Luis.
-¿Un desamor?
-He tenido más de uno y duelen.
-¿Una canción?
-Cualquiera de Ornella Vanoni.
-¿Cómo era el verdadero Vilallonga?
-Un escritor magnífico, gran cronista…
-¿Y personalmente?
-No estaba capacitado para adentrarse en sentimientos profundos.
-¿Con cuál de los dos ‘Vilallongas’ se queda?
-Con el de casa. Fue estupendo poder conocer a ese Vilallonga.
-¿Qué es el amor?
-Lo difícil es saber querer bien. Las personas vivimos de migajas afectivas muchas veces.
-Entonces, ¿es importante el amor para usted?
-El amor es lo más importante, lo que mueve el mundo.
-¿Le gusta el poder?
-En absoluto. Los que ostentan el poder no dan en el clavo jamás.
-Si pudiera volver a casarse con Vilallonga, ¿lo haría?
-Sin ninguna duda, con todas las consecuencias. Lo peor que viví fue el ser parte de una pareja truncada por una tercera persona.
-Pero no guarda rencor.
-No sirve para nada. El rencor es malo para el que lo siente.
-¿Con los años habla más abiertamente?
-Sí, mucho más. Algo bueno tienen que dar los años …
-¿Cómo se relaja?
-Escribiendo, paseando, con mis amigos… Nada del otro mundo.
-Pero le gusta vivir apartada del ruido y de los saraos literarios.
-Estoy cuando hay que estar pero me gusta el silencio y la soledad buscada.
-Define a José Luis como un canalla de buen corazón.
-Era más inteligente que yo. Por eso le admiraba. No comprendo el amor sin admiración.
-¿Fue el gran amor de su vida?
-Sin duda.
-¿Habrá otro libro sobre José Luis?
-No. Este ha sido una especie de terapia y de reconciliación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada