lunes, 31 de octubre de 2011

Armando de Miguel: Gano una cátedra con dificultad politica

Amando de Miguel ultima sus memorias, que se publicarán en septiembre

Una historia de trabajos, amores, costumbres, pasiones y desengaños. Una autobiografía clara y valiente. Unas Memorias y desahogos que firma el sociólogo Amando de Miguel y que verán la luz de la mano de la editorial Infova este mes de septiembre. Seiscientas páginas en edición muy cuidada que están llenas de anécdotas y salpicadas de personajes famosos. Lea aquí el adelanto de un capítulo

El Imparcial. Madrid29-08-2010

Una vez cumplidos sus primeros 73 años, Amando de Miguel nos presenta un retrato de toda una generación a través de sus Memorias y Desahogos, una autobiografía clara y valiente que nos muestra los detalles más suculentos de su vida, un libro en el que conjuga su pasión por la arquitectura del lenguaje con el rigor y elegancia a la hora de exponer su vida.

Se trata del testimonio de un superviviente que describe una época fascinante. Se citan multitud de anécdotas personales y profesionales. Se alude a numerosos personajes conocidos como testigos y participantes de la vida social, económica, política, cultural, empresarial y del mundo del periodismo. En una edición muy cuidada, se aprecian grandes momentos en más de un centenar de fotografías e ilustraciones.

Amando de Miguel es un trabajador vocacional, un defensor de la cultura del esfuerzo y un intelectual investigador. Considera a los libros como seres vivos, con sus sentimientos y su vida propia. De él han nacido 130 libros publicados, otros muchos sin editar y decenas de miles de artículos. Memorias y Desahogos es su obra culminante, la consolidación de su carrera profesional como escritor, comunicador y catedrático de Sociología.

Nunca perteneció al denominado establecimiento, no ha consentido pasar por el aro lo que le ha costado censuras, ceses y componendas además de no haber sido ni candidato a grandes premios ni opulentos homenajes. Cuenta con detalle cómo ha tenido que abandonar su participación en radios, periódicos, televisiones e instituciones por no renunciar a su forma de actuar en la vida. Entre otros relatos, no se pierda el lector la ácida lista de condiciones que son necesarias para escribir en el diario El País, el decálogo del perfecto tertuliano o la minuciosa descripción de rasgos típicos del narcisista. Son observaciones empíricas.

Hay diversos encontronazos con la Justicia que comenzaron con un lamentable Consejo de Guerra debido a un malhadado artículo de opinión sobre los militares. La evolución le llevó años más tarde a contribuir con su extraño servicio como “espía” para el CESID, episodio que había mantenido en secreto hasta la publicación de estas memorias. Tuvo sus amores con Barcelona, de donde tuvo que desterrarse tras otro lamentable incidente violento. Nos desvela sus ideas políticas, su visión sobre la vida y cómo transitó su voto desde Felipe hasta el PP.
Son estos sólo unos breves apuntes de un apasionante relato de 600 páginas que el lector deseará devorar hasta el final. Es esta una historia de trabajos, amores, costumbres, pasiones y desengaños; en definitiva, un desahogo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada