domingo, 30 de octubre de 2011

Chaves Nogales: Periodista genial

El español que entrevistó a Goebbels

Chaves Nogales entrevistó a Goebbels, previó el fascismo y recorrió Europa. Los dos bandos de la Guerra Civil lo hubieran fusilado. Cintas Guillén publica esta excelente biografía del célebre periodista.


1




Pionero del periodismo: Chaves Nogales, a la dcha., en la Agencia Atlantic Pacific Press de Londres, hacia 1942 - Foto: Fundación José Manuel Lara
26 Octubre 11 - - Joaquín ARNÁIZ
En su último artículo para la prensa suramericana, titulado significativamente «Lo que pasa en España y lo que pasará», publicado en Buenos Aires en 1936, Chaves Nogales escribía: «Cualquier otro hombre hubiera convertido el Frente Popular en una dictadura de izquierdas, Azaña no ha querido». Y la profesora María Isabel Cintas Guillén, autora de esta magnífica biografía del periodista español Chaves Nogales, nos recuerda, tras citar estas palabras del escritor, las proféticas palabras del presidente Azaña: «La sangre nos ahogará a todos». Una biografía que colabora decisivamente en la recuperación de una importante figura de esa España, liberal y librepensadora, que la una y la otra España han querido mantener y enterrar en el olvido, el periodista y escritor Chaves Nogales.

Un escritor incómodo
Un intelectual casi tan incómodo para quienes perdieron la guerra como para quienes la ganaron. Azañista, masón, periodista y director del periódico «Ahora», premio Mariano de Cavia, Chaves Nogales advirtió de lo que pasaba en Rusia con la revolución bolchevique y avisó del auge del nazismo entrevistando a Goebbels, para, finalmente, tener que marcharse al exilio, donde murió a los 47 años, sin saber que una semana después de su fallecimiento el gobierno de Franco le condenaría, en el Tribunal de la Represión de la Masonería y el Comunismo, a la surrealista pena post mortem de doce años de cárcel y a la inhabilitación perpetua. Claro que cuando tuvo que marcharse de Madrid siguiendo a Azaña, la Agrupación Profesional de Periodistas que controlaban los partidos obreros le habían expulsado de la profesión. Como se ve, Chaves Nogales pertenece a esa nómina de escritores españoles de la guerra civil que hubieran sido fusilados por unos y otros. Un país que se ahogaría en sangre, finalmente, siguiendo el pronóstico de don Manuel. María Isabel Cintas, que ya había realizado su tesis sobre Nogales y que ha dedicado años a bucear en hemerotecas y a la monumental edición en cuatro volúmenes de la «Obra narrativa» (1993) y la «Obra periodística» (2001) del periodista sevillano, ha realizado una completa y vivaz biografía no sólo de su figura, sino también de aquellos años que precedieron a la guerra civil, de aquel laberinto de pasiones y de intereses de un ruedo ibérico donde Stalin y Hitler, con el coro de la cobardía y la impotencia de Francia e Inglaterra, movieron los hilos de un teatro finalmente destructor y sangriento de lo que pudo haber sido una República liberal.

Cintas Guillén recorre con profusión de datos la vida y la obra de Chaves Nogales y hace conocer al lector libros importantes, como «La agonía de Francia», «Juan Belmonte, matador de toros», «Lo que ha quedado del imperio de los zares» o «A sangre y fuego», textos que nos hablan del periodista a pie de calle que entrevistó a Alfonso XIII, a Kerenski, a jerarcas nazis), a braceros del campo, a cofrades sevillanos, e incluso al general Miaja. Fue de los primeros en afirmar la necesidad de que un periodista saliera de la redacción, que usara el avión para ir a Rusia, al Cáucaso o a Ifni, que conociera la realidad tal como era para informar a los lectores, de la única manera verdaderamente lícita: contando lo que veía y escuchaba. Una biografía que debería ser libro de texto en todas las facultades para que los alumnos supieran aquello que afirmaba Machado: «¿Tu verdad? No, la Verdad,/ y ven conmigo a buscarla./ La tuya, guárdatela».



«CHAVES NOGALES»
Mª Isabel Cintas Guillén
Fundación José Manuel Lara
378 páginas. 25 euros.

Sobre el autor
Nació en Sevilla, en 1897, de familia de periodistas. Trabajó en «El Heraldo» con César González Ruano. Dirigió «Ahora». Contó en «El maestro Juan Martínez, que estaba allí» lo que vio en la Rusia Soviética. Viajó a Alemania e Italia. Y advirtió del auge de los fascismos. Colaboró con Manuel Azaña. Murió en el exilio en 1944.
Ideal para...
quienes quieran conocer que otra mirada es posible sobre la Guerra Civil española. Y saber del escritor y periodista que atestiguaría contra todos «los sectarios que tienen miedo al hombre libre e independiente»
Un defecto
Al principio el libro es un poco sentimental aunque inmediatamente después adquiere un pulso fuerte
Una virtud
La búsqueda de la verdad de la vida de Chaves Nogales que hace la profesora Cintas Guillén empleando todos los datos posibles
Puntuación 9



Lecturas relacionadas

«Mis cuadernos de guerra»
Alfredo Kindelán. Planeta, 218 págs., 35 euros
Uno de los libros más directos y crudos que se han escrito sobre la guerra civil española. Se publicó en el año 1941 y el texto estuvo sometido a la aprobación de la censura antes de ser publicado. Hasta Franco leyó esta obra.
«Mi embajada en Londres»
Pablo Azcárate Ariel. 400 págs., 37 euros.
Testimonio directo del autor, que estuvo en Londres durante los tres años que duró la guerra. En este volumen da fe del nulo caso que los ingleses prestaron a los republicanos durante la contienda de 1936.
«El eco de los pasos»
Ju. Gª Oliver, Ruedo Ibérico, 168 págs, 12,62 e.
El autor entregó estas páginas desde el exilio. Era un líder anarcosindicalista, amigo
de Durruti y su intervención durante la contienda de 1936 fue definitiva para que prosiguiera la legalidad de la República.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada