lunes, 31 de octubre de 2011

Armando de Miguel: Rubalcaba no

Está claro que las medidas propuestas por Rubalcaba para paliar la crisis serían nocivas, ahondarían más la crisis. Esencialmente consisten en más gasto público y más impuestos. Las medidas que acaba de avanzar Rajoy son razonables, pero me parecen insuficientes. Lo son porque nos encontramos en lo que llaman "crecimiento cero" del producto económico. En ese caso no hay más remedio que reducir todavía más el gasto público y los impuestos. Por ejemplo, habría que suprimir las subvenciones a los sindicatos, las asociaciones empresariales, los partidos políticos y las empresas públicas. De paso, se podrían eliminar los coches oficiales de esos entes públicos o semipúblicos. Sería conveniente prescindir de los servicios de unos cien mil trabajadores públicos que producen lo mínimo. Respecto al ahorro fiscal no estaría mal poner fin a los privilegios fiscales del País Vasco y Navarra. Desde luego, sería un desastre que ese privilegio se extendiera a Cataluña. No hay forma de entender por qué las regiones más avanzadas o con menos paro tienen esos privilegios o aspiran a ellos. Puestos a rebajar impuestos, sería bueno ese recorte en las tasas que se relacionan con la vivienda o el transporte.

Si, como todos dicen, la clave está en el paro, la sencilla medida que propongo es que para cobrar el subsidio hay que incorporarse con aprovechamiento al sistema de enseñanza. Sería la forma de que se atenuara la picaresca en torno a los falsos parados. Ítem más, las becas todas deberían otorgarse por el esfuerzo del alumno, no por los ingresos familiares. Como podéis ver, las propuestas son sencillas y ahorrarían mucho dinero mal empleado. El paro no es más que la consecuencia de la baja productiividad, del dinero público mal colocado. Vale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada