domingo, 23 de octubre de 2011

Max Scheler - Biografia

Max Scheler nació en Múnich Alemania, el 22 de agosto de 1874.Realizó sus primeros estudios en esa misma ciudad, y, antes de terminarlos, seconvirtió al catolicismo, aunque parece que su formación religiosa no llegó aser solida y profunda. Posteriormente se traslado a Berlín, donde estudióciencias y filosofía, y recibió las enseñanzas de Dilthey. Continuó sus estudiossuperiores en Jena. En esta ciudad entra en contacto con Rudollf Eucken, quesería el principal inspirador de su primer pensamiento.En 1901 comienza a enseñar en la Universidad de Jena, como docenteprivado. Este mismo año, conoce a Husserl, e inicia su acercamiento a lafenomenología. En 1907, pasa a profesar en la universidad de Múnich, dondeentra en contacto con el círculo de fenomenólogos, en el que pronto tendrá unpapel destacado. Su temperamento variable y emotivo facilito una azarosa vidasentimental, que afecto a su carrera docente e, incluso, a su producciónfilosófica.Completa la fenomenología, sacándola del estrecho marco en que laintrodujo Husserl con su inmanentismo, y conduciéndola a los grandes temasdel valor, del hombre, de Dios. Pero pronto tuvo lugar su encuentro con losfenomenólogos, aplica su método intuitivo y descriptivo a la ética y se convierteasí en el fundador de la ética material de los valores, que opone él ahora alformalismo y a la ética de la ley y del deber de Kant. Es un nuevo personalismoético, que Scheler desarrolla con brío espiritual y arrebatador.Luego en 1923, se aparta de la iglesia católica, declara que nunca sehabía sentido católico; da un viraje radical a su punto de partida, considerandoahora el impulso e instinto vital como lo mas originario y lo más poderoso, aunen el hombre; admite la originaria impotencia del espíritu y de lo ideal, aun en la
vida histórica y social, frente a la prepotencia de los instintos, de la sangre, dela economía y la política; ve a lo demoniaco explayarse tumescentemente enun poder cósmico al que aun lo divino esta uncido, y desarrolla un panteísmoevolucionista, en el que Dios bueno aparece solo al final del proceso cósmico;la historia y el proceso cósmico, en general, serian el largo camino que deberecorrerse para que el ideal y la luz venzan sobre la angustia y el error, elespíritu sobre el antiespíritu
1
.En 1913, inicia la publicación, en los ³Anales´ de la escuela de Husserl,de su obra El formalismo en la ética y la ética material de los valores, quefinaliza en 1916. También en 1913,
aparece esencia y formas de la simpatía En 1919, es nombrado catedrático de filosofía y sociología en Colonia.La obra más característica de esta etapa de su pensamiento aparece en 1921,bajo el titulo:
de lo eterno en el hombre
. Se abre así el último periodo de suproducción filosófica, caracterizado por una actitud severamente critica frente ala doctrina cristiana y por un espíritu pesimista y sombrío. En Las formas delsaber y la sociedad (1926), considera el cristianismo como una religiosidadtrasnochada e infantil, invalida para el nuevo espíritu abierto por la ciencia.Con
el puesto del hombre en el cosmos
(1928) y
concepciónfilosófica del mundo
, obra póstuma aparecida en1929, su pensamiento acabaen un panteísmo evolucionista con rasgos maniqueos.La doctrina de Scheler se encuentra muy próxima a posturasemocionalistas. El emocionalismo es una característica significativa de susistema. Se trata entonces de un rasgo meramente opuesto a Kant. Ya queKant es un racionalista
2
. Pues el hecho de que Scheler se encamine por las
sendas del emocionalismo hace notar su falta del elemento de juicio que esdonde nace un deber.Scheler, solo se muestra de acuerdo con Kant en la necesidad delapriorismo para fundamentar la moral y, por consiguiente, en la completaseparación de ser y valor
3
: también para Scheler la ética se fundamenta en conindependencia de la reflexión metafísica como para lograr algún cambio en elhombre mismo
4
. Sin embargo, Scheler no está de acuerdo con el desenlaceformalista que la reflexión ética trascendental adquiere en Kant.Muere repentinamente el 19 de mayo de 1928, al poco tiempo de tomar posesión de su nueva cátedra en Frankfurt
5
.Podemos percatarnos, que desde siempre como la intención de Scheler en su pensamiento es reivindicar la originalidad del valor y su indeducibilidad apartir del ser, con lo que quiere oponerse tanto al racionalismo como alpositivismo.
1.2 Método fenomenológico
Cabe señalar que la filosofía de Scheler es a la vez muy antigua y muy nueva
6
. Y así fue como empezó a desarrollar el método fenomenológico ya quele sirvió de base la antigua doctrina en la cual fue solo un guía de orientaciónque el mismo llenó con originales y atrevidas intuiciones que al paso de su vidafueron captadas en la problemática de la nueva situación histórica cultural delhombre moderno occidental, él cual se encuentra en esa lucha constante decambiar o perfeccionarse y es lo que abordare en el pensamiento de Max comomencionare, en su principal método fenomenológico.
Scheler descubre en la fenomenología un método adecuado para hacer progresar sus ideas, un camino por el que desarrollar su búsqueda deobjetividad en el mundo de lo afectivo. Junto con el rechazo del subjetivismokantiano, postula, ahora la atención absoluta a lo dado. Solo en la experienciafenomenológica nos aparece el objeto puro, libre de todo prejuicio y de todaposición previa del sujeto.Por otra parte, a través del concepto de intencionalidad visto desde lafenomenología Scheleriana, subraya tanto la independencia del objeto respectode la actividad psicológica o trascendental del sujeto, como el hecho de que elacto espiritual esta esencialmente correlacionado a un contenido significativo.Todo esto con el fin de lograr como propósito captar el contenido eidéticoesencial de la experiencia, lo cual
se pone entre paréntesis (epoje) ladimensión actual (existencial) tanto del sujeto como del objeto.Es decir, las condiciones metodológicas que se ponen para aislar laesencia en toda su pureza eidética hacen que se pierda el acto del objeto (el acto de ser) y el del sujeto (lo que en el conocer y en el querer es acto en el sentido más rigurosamente filosófico del término). El ser como acto queda fuerade la perspectiva del análisis fenomenológico, y se originan una serie de problemas de fundamentación muy semejantes a los que hemos visto al hablar de la filosofía trascendental (ausencia de una fundamentación metafísica propiamente dicha)

. Todo esto visto desde el método fenomenológico.

Por el contrario, la filosofía de Scheler desarrollada según el métodofenomenológico es un conocimiento de esencias, de lo a priori: su objeto son los contenidos significativos. Al poner entre paréntesis todo lo existencial,prescinde de cualquier intención de dominio, y se dirige únicamente a lo ideal.Para Scheler, en cambio, la esencia dada fenoménicamente es un
Scheler descubre en la fenomenología un método adecuado para hacer progresar sus ideas, un camino por el que desarrollar su búsqueda deobjetividad en el mundo de lo afectivo. Junto con el rechazo del subjetivismokantiano, postula, ahora la atención absoluta a lo dado. Solo en la experienciafenomenológica nos aparece el objeto puro, libre de todo prejuicio y de todaposición previa del sujeto.Por otra parte, a través del concepto de intencionalidad visto desde lafenomenología Scheleriana, subraya tanto la independencia del objeto respectode la actividad psicológica o trascendental del sujeto, como el hecho de que elacto espiritual esta esencialmente correlacionado a un contenido significativo.Todo esto con el fin de lograr como propósito captar el contenido eidéticoesencial de la experiencia, lo cual
se pone entre paréntesis (epoje) ladimensión actual (existencial) tanto del sujeto como del objeto.Es decir, las condiciones metodológicas que se ponen para aislar laesencia en toda su pureza eidética hacen que se pierda el acto del objeto (el acto de ser) y el del sujeto (lo que en el conocer y en el querer es acto en el sentido más rigurosamente filosófico del término). El ser como acto queda fuerade la perspectiva del análisis fenomenológico, y se originan una serie de problemas de fundamentación muy semejantes a los que hemos visto al hablar de la filosofía trascendental (ausencia de una fundamentación metafísica propiamente dicha)
7
. Todo esto visto desde el método fenomenológico.

Por el contrario, la filosofía de Scheler desarrollada según el método fenomenológico es un conocimiento de esencias, de lo a priori: su objeto sonlos contenidos significativos. Al poner entre paréntesis todo lo existencial,prescinde de cualquier intención de dominio, y se dirige únicamente a lo ideal.Para Scheler, en cambio, la esencia dada fenoménicamente es uncontenido objetivo, independiente del actuar del sujeto. En Scheler, lodeterminante del conocimiento es el dato objetivo, el que de lo dadoinmediatamente al sujeto en la experiencia fenomenológica. La ³aprioridad´ no pertenece, por tanto, a lo formal del conocimiento, sino a lo material, al contenido.

La modernidad de Scheler es el método con que aborda algunos problemas citados en sus principales obras el cual lleva por nombre Fenomenología; En este método se trata de poner el acento en la relaciónentre la conciencia y lo que se le muestra a esta y no sobre la relación entre laapariencia y lo que se oculta

.

En sí misma la fenomenología significa propiamente solo un método, cuyanorma es dejar que las cosas mismas se hagan patentes en su esencialcontenido, mediante una mirada intuitiva y reveladora, en el mas intimo y fielcontacto sintonizante con la objetividad real, en cualquiera de los terrenos filosóficos.Esta nueva actitud metódica fue de una marcada precisión y, con todo, tanabierta, que hallo favorable acogida en todas partes. De hecho, el métodofenomenológico posee sus seguidores en todos los sectores filosóficos, y hadejado sentir por doquiera su influjo fecundante. A tono con su contexturaintima se ha desarrollado ese método más o menos visiblemente en ladirección de una filosofía objetivista de la esencia y del ser. La retirada de losrepresentantes del neokantismo y demás formas de subjetivismo por una parte,y el advenimiento de la nueva ontología, así como la resurrección de lametafísica por otra, están esencialmente condicionadas por la fenomenología.Los más destacados en este método son E. Husserl, el fundador delmétodo, y Scheler, su perfeccionador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada