jueves, 23 de diciembre de 2010

“Ten un poco de fe” de MITCH ALBOM

Hace unos días me recomendaron un libro que no conocía. Después de investigar un poco y ver que son varias las páginas dedicadas al mundo de la mujer que lo recomiendan, supongo que si bien está dirigida a todo tipo de públicos, debe ser de especial lectura para las mujeres.

“Ten un poco de fe” como bien indica el título es una maravillosa historia sobre el poder de la fe. Al igual que en “Martes con mi viejo profesor”, Mitch Albom ofrece a sus lectores unas memorables conversaciones con un destacado guía espiritual, que nos invitan a replantearnos muchos de los fundamentos sobre los que construimos nuestras vidas.


El argumento está llamado a la curiosidad:

Mitch nunca ha sido muy religioso. Aunque educado en el seno de una comunidad judía, el hecho confesional siempre ha resultado algo secundario para él. Por eso queda muy sorprendido cuando el octogenario rabino de su comunidad le pide que, cuando llegue su hora, sea él quien pronuncie su discurso fúnebre.

Esta propuesta inesperada da pie a repetidos encuentros entre el ya cuarentón Mitch y el viejo rabino que ve que la hora de su muerte no puede estar muy lejos. De esta manera, al filo de las conversaciones, Mitch vuelve a entrar en contacto con la religión y empieza a replantearse su propia espiritualidad.

Toda una maravillosa historia sobre el poder de la fe escrita por Mitch. Donde la crítica la califica como una obra maestra de esperanza y un emotivo testamento de entendimiento.

Supongo que es un libro ideal para plantearnos muchas preguntas a prueba de fe con una historia de Henry, que es alguien que pasa de ser prácticamente un delincuente a ser una ayuda para los demás. ¿Cómo consigue esa transformación? Hay que leer el libro para ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada