jueves, 23 de diciembre de 2010

Alfonso Ussia: Y María Antonia Iglesias

Ussía ataca a María Antonia Iglesias por su "apariencia"

"La vida es un Valle de Lágrimas y a ti te ha tocado bailar con la más fea"

M.T.

A Alfonso Ussía, de profesión insultador, no le ha hecho mucha gracia recibir de su propia medicina. Y es que, en la última emisión de La Noria, María Antonia Iglesias tildó de “falangista” al articulista de La Razón. Así que en su columna de hoy martes, Ussía ha decidido responder cómo sólo saben hacer los hombres de su alcurnia: atacando al físico de su contrincante. “Que sigas ganando dinero haciendo estas cosas. Al menos, eso compensará tu estupor diario ante el espejo”, escribe hoy en el diario de Planeta.

*
Noticias relacionadas
o Ussía defiende a Sostres comparándolo con Cela o Mihura y divulgando chascarrillos privados...
o Ussía llama "Pinocha" a Jiménez contando él mismo una mentira
o Ussía: 'Leire Pajín ha engordado. Está admirablemente culonzuela, respingona'
o El PP de Madrid aprueba una calle para Campmany y la izquierda se opone por homófobo y franquista

Cree Ussía que la razón de las críticas que recibió en La Noria son órdenes de Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco: “Vasile no entra al trapo, porque como todos los cobardes y manipuladores usa de sus asalariados para arremeter. Es la norma. Él paga, manda y los demás obedecen”.

¿Contra el poder omnímodo?
Y como las palabras mueven, pero los ejemplos arrastran, Ussía dedica el resto de su artículo a insultar gallardamente. ¿A quién? ¿A Vasile, quien, según el articulista, tiene un “poder omnímodo”? Pues no; prefiere atacar a la “asalariada”. Ussía pone la diana en la “apariencia” física de María Antonia iglesias, un rasgo que, según él, le causan la “amargura” y el “rencor” que mueve a la periodista para atacarle.

Valle de Lágrimas
Aunque el insulto es constante a lo largo y ancho del texto, Ussía lo camufla con un aire de condescendencia destinado a mostrar que, siguiendo las enseñanzas de su madre, perdona a María Antonia Iglesias porque “tiene justificada su amargura”. “Este es un Valle de Lágrimas, María Antonia, y a ti te ha tocado bailar con la más fea” dice Ussía, para añadir “me limito a perdonarte porque tu desazón y tu enfado con la vida está justificado”.

Crítico de traseros
El articulista de La Razón, amante de la sintaxis y crítico de traseros políticos (de Trinidad Jiménez dijo que en su juventud lo tenía “como un melocotón temprano”) se despide de María Antonia Iglesias por todo lo alto, como él sólo sabe: “Y que sigas ganando dinero haciendo estas cosas. Al menos, eso compensará tu estupor diario ante el espejo”.

Asociación con Ussía
Dice Ussía en su artículo que llamarle ‘falangista’ “sólo puede interpretarse con sentido del humor”. También podría deducirse por asociación. Al menos por la estrecha relación que le unía con el periodista falangista (éste sí reconocido) Jaime Campmany y quien le prologó uno de sus libros Versos Prohibidos. La Década Perversa. Además de la literatura, Ussía compartía con Campmany otra simpática afición. No en vano fue Campmany quien durante su época en ABC machacaba continuamente a Iglesias con un mote de su invención, Albondiguilla, cuando ésta era directora de Informativos de TVE. Tal para cual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada