lunes, 31 de octubre de 2011

Cool Workplaces

10 seeeeeriously cool workplaces
October 5, 2006 @ 2:23 pm · Filed under Best of site, Design, Happy At Work

Physical space matters. It’s easier to be productive, creative and happy at work in a colourful, organic, playful environment than in a grey, linear, boring one.

And I’m not talking about the outside of the building. Many companies have buildings that are sleek, modern, architectural glass-steel-and-cement sculptures on the outside – and cubicle wastelands on the inside. These companies need to remember that most employees tend to work inside the building.

With that in mind, here’s some eye candy from 10 different innovative, well-designed workplaces.

(Also check out my post on 12 Ways to Pimp Your Office).


Could you sit in grey cubicles and come up with stuff like The Incredibles and Finding Nemo? Naaaaah… And that’s why Pixar’s offices look more like this:

The last picture shows a row of little huts, each of which is an office. The pictures are from this cool photo tour of the Pixar HQ.

Kathy Sierra’s trailer

Kathy Sierra, who writes one of the best blogs in existence, created her home office in a vintage trailer.

What a great way to create a fun, different home office. Kathy talks about it here.

Red Bull London

Here are some pictures from Red Bull’s London office. Shiny!

The last picture shows a slide that people can use to go between floors. Yee-hah! There are many more pictures here.


Who says government offices must be boring. Mindlab at the Ministry of Economic and Business Affairs in Copenhagen, Denmark is a meeting facility available to all employees.

The heart of it is an egg-shaped meeting room inside which all the walls are whiteboards – you can write on any surface in there. This was designed by Bosch & Fjord.

The Happy At Work Project

We (=The Happy At Work Project) wanted something simple, fun, flexible and practical for our office. The central piece is a high desk where three people can comfortably work side by side. You can stand or sit on high office chairs. Up to 8 people can meet around it. Everything you see there is from IKEA, and setting up the whole office with workspaces for 3 people cost us about 1000 euros.

While it’s not as fancy as some of the other offices shown here, it works great and it shows how much you can do for almost no money – In just one room we have workplaces, meeting space and plenty of floor space for workshop exercises or plain old fun.

Conference bike

This has got to be the coolest idea in a long time. 7 people pedal along, one steers. It’s the conference bike and I want one!! While it’s not a workplace, it would make a great meeting room!!

Menlo Innovations

Menlo Innovations is a software development company in Ann Arbor Michigan. They do all their programming work using eXtreme Programming, and while their offices aren’t particularly fancy to look at, they are ideally suited to the work they do.

Being situated in a nice area of town, they can even take meetings outside on the sidewalk. Again, this shows that creating a fun, innovaticve office environment doesn’t require a huge budget – just a little common sense, creativity and a willingness to risk doing something different.

What If? Innovation

What If? Innovation were celebrated as the UK’s happiest workplace in both 2004 and 2005. I visited their London HQ last week for a grand tour, and here are some of the highlights:

Looking in the window on the combined reception and meeting space. A great idea that creates a hub for everyone in the company.

Praise for employees is written across the walls and ceiling in the hub area.

Spider cow and a meeting room.
VW Phaeton plant

But what about industry? You could never create, say, a really cool car assembly plant could you?

Sure you could. Check out the Volkswagen Phaeton plant in Dresden, Germany:

Who says a factory has to be ugly and dirty? That plant is simply beautiful! The photos were taken from this photo tour where you can see many more cool pictures. There’s also more at the plant’s website.


Yes, yes, I know – using Google here is almost too predictable. But they get it, dammit! Their HQ, the Googleplex is seriously cool and creative.

The upshot

The physical workspace is one of the most ignored, yet most important factors in creating good workplaces. None of the ideas shown here will apply to every company, but most companies could stand to improve a little. It doesn’t have to cost a lot of money but it does take a little creativity and courage.

What could your workplace learn from some of the designs shown here?

UPDATE: Having this post on reddit, digg and lifehacker at the same time was too much for my server and mysql crashed – I apologize. I’ll look into fixing this, so it won’t be a problem in the future.

I’ve also created a flickr set with all the images of cool workplaces.

If you enjoyed this post I’m pretty sure you’ll also like these:

12 Ways to Pimp Your Office
Top 5 reasons why “The Customer Is Always Right” is wrong
Top 5 business maxims that need to go Part I – Part II
Why “Motivation By Pizza” doesn’t work

Alexander Kjerulf was the rock star in the World HRD congress this year.

In my talk, I told the participants that India absolutely needs more happiness at work. It’s not that workplaces there are particularly bad, it’s just that the war for talent is still going strong. Indian workplaces are facing some stark realities:

Employee turnover among specialists and middle managers is around 20-30%.
Annual average pay rises are 12-13%.
There is a huge fight to attract newly educated Gen Y employees.
In short, Indian workplaces are doing their best to attract the best people, keep them in the workplace and help them perform optimally. The problem is that they’re doing all the wrong things, e.g. wellness programs, bonuses, pay raises, promotions, etc. While there’s nothing wring with any of this, it simply isn’t what makes employees happy at work – at most it makes them satisfied.

In my speech, I tried to focus on what really does make people happy at work – and therefore more likely to stay in the workplace, more likely to do their best work and more likely to try to convince acquaintances, friends and family to also work there. And it seemed to really ring a bell. Here’s some sample feedback from my keynote:

“Your presentation was the best I’ve seen in 20 years in HR.”

“It was really great listening to your talk. I have implemented a lot of it in my life and I can already feel a huge difference.”

“Alexander Kjerulf was the rock star in the World HRD congress this year. He mesmerized participants from 79 countries with a simple yet powerful approach to create a happy work place.”

Your take

What is your opinion of Indian workplaces? Are people there happy and fulfilled or just going through the motions?

Armando de Miguel: Rubalcaba no

Está claro que las medidas propuestas por Rubalcaba para paliar la crisis serían nocivas, ahondarían más la crisis. Esencialmente consisten en más gasto público y más impuestos. Las medidas que acaba de avanzar Rajoy son razonables, pero me parecen insuficientes. Lo son porque nos encontramos en lo que llaman "crecimiento cero" del producto económico. En ese caso no hay más remedio que reducir todavía más el gasto público y los impuestos. Por ejemplo, habría que suprimir las subvenciones a los sindicatos, las asociaciones empresariales, los partidos políticos y las empresas públicas. De paso, se podrían eliminar los coches oficiales de esos entes públicos o semipúblicos. Sería conveniente prescindir de los servicios de unos cien mil trabajadores públicos que producen lo mínimo. Respecto al ahorro fiscal no estaría mal poner fin a los privilegios fiscales del País Vasco y Navarra. Desde luego, sería un desastre que ese privilegio se extendiera a Cataluña. No hay forma de entender por qué las regiones más avanzadas o con menos paro tienen esos privilegios o aspiran a ellos. Puestos a rebajar impuestos, sería bueno ese recorte en las tasas que se relacionan con la vivienda o el transporte.

Si, como todos dicen, la clave está en el paro, la sencilla medida que propongo es que para cobrar el subsidio hay que incorporarse con aprovechamiento al sistema de enseñanza. Sería la forma de que se atenuara la picaresca en torno a los falsos parados. Ítem más, las becas todas deberían otorgarse por el esfuerzo del alumno, no por los ingresos familiares. Como podéis ver, las propuestas son sencillas y ahorrarían mucho dinero mal empleado. El paro no es más que la consecuencia de la baja productiividad, del dinero público mal colocado. Vale.

Amando de Miguel. Memorias y desahogos


Armando Miguel: Falta Indice Onomastico

Esto no es una reseña sobre el libro de un sociólogo. Es una columna política para comprender qué está pasando en España, aquí y ahora, a través de la lectura de la última obra de Amando de Miguel. Este nombre es un símbolo. En efecto, decir Amando de Miguel es nombrar el símbolo de la sociología española. Memorias y desahogos (Infova) es el título de su último libro. Es una obra extraordinaria, naturalmente, por comparación con otras grandes obras de su género. Es un libro tan auténtico y sincero como el Ulises criollo, libro central de la literatura memorialista del siglo veinte, del mexicano José Vasconcelos. Grandioso es su pesimismo, analítico y preciso, incluso comparado con el más grande pesimista de España, Pío Baroja. Es también un libro exquisito de escritura comparado con las Memorias inmemoriales del gran Azorín. Y, por supuesto, es un libro de memorias tan sutilmente sociológico como el que en su tiempo escribió Raymond Aron, el mejor sociólogo francés del siglo veinte.

No son sin embargo esas razones, o quizá motivos estéticos, suficientes para exhortarles a la lectura de este libro. No, no, no se trata de acumular argumentos para que compren el libro, sino de mostrarles que sin su lectura no entenderán qué está pasando en España. Es precisa su lectura para entender que tenemos problemas insolubles, por ejemplo, el de los nacionalismos. También nos ayudará a descubrir los terribles pozos negros sobre los que asienta sus reales el Gobierno más sectario e inútil de la España contemporánea. Y, sobre todo, es necesario que lo lean con urgencia para interpretar por qué los sindicatos españoles convocan una huelga general sin otro fundamento que seguir manteniendo sus privilegios.

La huelga de estos sindicatos, palmeros del Gobierno, está tan mal planteada como perversa es su intención, a saber, mantener la incultura política autoritaria de origen franquista. Es, sin duda alguna, el actual sindicalismo español una de las peores supervivencias corporativista del franquismo. Mientras esos sindicatos no sean sustituidos por verdaderas asociaciones profesionales, plenamente independientes de los partidos y sin subvenciones del Gobierno, viene a decir Amando de Miguel, no existirá una cultura política de carácter democrático. He aquí, pues, un argumento más para leer este libro y, de paso, para no secundar la huelga de los sindicatos más reaccionarios de Europa.

Armando de Miguel: Gano una cátedra con dificultad politica

Amando de Miguel ultima sus memorias, que se publicarán en septiembre

Una historia de trabajos, amores, costumbres, pasiones y desengaños. Una autobiografía clara y valiente. Unas Memorias y desahogos que firma el sociólogo Amando de Miguel y que verán la luz de la mano de la editorial Infova este mes de septiembre. Seiscientas páginas en edición muy cuidada que están llenas de anécdotas y salpicadas de personajes famosos. Lea aquí el adelanto de un capítulo

El Imparcial. Madrid29-08-2010

Una vez cumplidos sus primeros 73 años, Amando de Miguel nos presenta un retrato de toda una generación a través de sus Memorias y Desahogos, una autobiografía clara y valiente que nos muestra los detalles más suculentos de su vida, un libro en el que conjuga su pasión por la arquitectura del lenguaje con el rigor y elegancia a la hora de exponer su vida.

Se trata del testimonio de un superviviente que describe una época fascinante. Se citan multitud de anécdotas personales y profesionales. Se alude a numerosos personajes conocidos como testigos y participantes de la vida social, económica, política, cultural, empresarial y del mundo del periodismo. En una edición muy cuidada, se aprecian grandes momentos en más de un centenar de fotografías e ilustraciones.

Amando de Miguel es un trabajador vocacional, un defensor de la cultura del esfuerzo y un intelectual investigador. Considera a los libros como seres vivos, con sus sentimientos y su vida propia. De él han nacido 130 libros publicados, otros muchos sin editar y decenas de miles de artículos. Memorias y Desahogos es su obra culminante, la consolidación de su carrera profesional como escritor, comunicador y catedrático de Sociología.

Nunca perteneció al denominado establecimiento, no ha consentido pasar por el aro lo que le ha costado censuras, ceses y componendas además de no haber sido ni candidato a grandes premios ni opulentos homenajes. Cuenta con detalle cómo ha tenido que abandonar su participación en radios, periódicos, televisiones e instituciones por no renunciar a su forma de actuar en la vida. Entre otros relatos, no se pierda el lector la ácida lista de condiciones que son necesarias para escribir en el diario El País, el decálogo del perfecto tertuliano o la minuciosa descripción de rasgos típicos del narcisista. Son observaciones empíricas.

Hay diversos encontronazos con la Justicia que comenzaron con un lamentable Consejo de Guerra debido a un malhadado artículo de opinión sobre los militares. La evolución le llevó años más tarde a contribuir con su extraño servicio como “espía” para el CESID, episodio que había mantenido en secreto hasta la publicación de estas memorias. Tuvo sus amores con Barcelona, de donde tuvo que desterrarse tras otro lamentable incidente violento. Nos desvela sus ideas políticas, su visión sobre la vida y cómo transitó su voto desde Felipe hasta el PP.
Son estos sólo unos breves apuntes de un apasionante relato de 600 páginas que el lector deseará devorar hasta el final. Es esta una historia de trabajos, amores, costumbres, pasiones y desengaños; en definitiva, un desahogo.

Memorias de Armando de Miguel: La Memoria una Terapia

Escribir un libro es llorar. La razón es que en España se escribe más que se lee (y no digamos ahora con los SMS y los blogs) y se conversa más que se escribe. Estamos ante una cultura locuaz. Cabe la salida de escribir para que otros hablen. Me he pasado media vida en ese ejercicio de escribir muchas páginas que suscitan comentarios. Detrás de cada publicación hay una historia, bastantes sufrimientos y también muchas satisfacciones. Aparte de lo escrito, está lo vivido. Así que contar todo eso puede que tenga alguna utilidad.
Lo hago a los 73 años de edad, con algunos más por delante (espero), antes de que empiece a perder la memoria. No se espere un expediente completo de mis méritos y vicisitudes. Bastará una media filiación y el relato de algunas vivencias, más que nada porque son el exponente de una generación.

Nací el 20 de enero de 1937, en plena guerra civil. En esa fecha el Caudillo inauguraba en Salamanca las instalaciones de Radio Nacional de España, un regalo de Hitler. El ABC de Sevilla de ese día daba este parte de guerra: "La jornada de ayer fue tranquila en todos los frentes, con excepción del de Madrid, donde los rojos atacaron el Cerro de los Ángeles, siendo rechazados violentamente por los nacionales". La Vanguardia de Barcelona ("diario al servicio de la democracia") del mismo día titulaba así la "información general": "El Cerro Rojo, antes de los Ángeles, en poder de nuestras tropas". El contraste de esos titulares es todo un símbolo de que nací en la era de la propaganda.

Aporto la primera reacción ante la amenaza de que estaba escribiendo mis Memorias. Han sido muchos los que me han dicho: "Supongo que serán varios tomos" o "serán varios miles de páginas". Materiales hay para ello, pero supondría un tostón esa minucia de datos e incidentes sobre mi persona. Así que este tomito es una síntesis de lo vivido y lo que merece ser recordado. Al hacer esa reducción me entra la sospecha de que he vivido muchos más años de los que tengo. Incluso me asalta la impresión de que he tenido varias vidas, tan inquietas han sido. Es una extraña sensación. La tendencia dominante en mi mundo es la de tener menos años de los cumplidos. En cuyo caso lo mejor es abstenerse de escribir las Memorias. Esa es la respuesta que dan muchas personas eminentes que conozco, pero mi opinión es que harían bien en narrar sus experiencias.

Una vida humana es poca cosa, a no ser que refleje otras vidas, que sea móvil, que reciba y que dé influencias. Por ese lado no puedo quejarme. He tenido cerca a muchas personas que he admirado y supongo que habré influido en otras. Esa ha sido mi fortuna: estar cerca de tantas personas interesantes. También cuentan las personas que se han despegado de uno, pero sus razones tendrán. Por todo ello estas Memorias tienen algo de sinfónico, orquesta y coro. Se retrata aquí el trabajo de una generación, los nacidos en torno a la guerra civil de 1936. No podemos quejarnos. Hemos vivido intensamente la experiencia de la gran transformación de la sociedad española. Es una sociedad que lo aguanta todo.

Una de las virtudes de esa cohorte de los nacidos en la (última) guerra civil es que resulta bastante reducida. No es solo porque en esas fechas bélicas nacieron pocos españoles, sino porque han sido promociones sometidas a una alta tasa de mortalidad. Quiero pensar, por tanto, que los sobrevivientes nos encontramos selectivamente capacitados.

Como mi vividura ha sido esencialmente trabajo, esfuerzo, es natural que la cuente a partir de los muchos miles de páginas que he escrito. No porque tenga que defenderlas, sino porque, en buena parte, lo que ha dado sentido a mi vida ha sido el trabajo. No es algo de lo que quepa estar siempre orgulloso o satisfecho, pero ha sido así. Además, ha representado una tarea esencialmente polémica. Cualquiera que haya seguido algunos episodios de mi ajetreada vida habrá anotado esa constante. Ha contado la fortuna, también el esfuerzo, pero sobre todo la necesidad; por citar la famosa tríada de Maquiavelo.

Comprendo que este libro sea una provocación, no solo porque se atreve a ir contra la norma pudorosa que obliga a no hablar mucho de uno mismo. Le peor es que en estas páginas deslizo muchos nombres propios. La tradición intelectual en España es escribir sobre abstracciones y, en todo caso, mencionar a autores extranjeros, por lo general desconocidos. Decididamente, me opongo a esa norma. Si tengo que dar cuenta de mi vida, será menester que incluya los nombres de las personas que me han influido. Cuando hurto alguna información sobre nombres es por respetar su intimidad o porque simplemente se me han olvidado.

Las citas que hago, las que más me estimulan, no son siempre con las que estoy de acuerdo; muchas veces son con las que disiento. Lo mío no es tanto argüir "como dice Fulanito" (para buscar apoyo) como "en contra de lo que dice Fulanito" (para estimular el disenso). A pesar de ello, me he encontrado muchas veces son autores que me agradecen que haya citado sus frases, sin percatarse de que lo he hecho como crítica y contraste. Si bien se mira, esa actitud es la marca de lo que llamamos ciencia. Es una planta que medra mal en el suelo español. A veces, en los avatares profesionales, me he sentido cerca de lo que hubiera podido ser un torero en Finlandia.

Las biografías que solemos consultar son más bien "prosopografías", esto es, descripciones de los sucesos externos de la vida auténtica de una persona. Entrar dentro de ella, la introspectiva, es operación difícil y rara. Siempre será mejor que la haga uno mismo, pero entonces el natural pudor y el qué dirán obligan a destapar solo un poco. En definitiva, nos encontramos ante una operación casi imposible. La esposa del sátrapa, cuando necesitaba ser examinada por un médico, hacía que fuera una de sus siervas la que se sometiera a la inspección. No parece una solución muy racional, pero es lo que hacemos muchas veces al tratar de expresar nuestros sentimientos. La salida es poner por delante los ajenos. Voy a ver si trato de eliminar el falso pudor que me aqueja para someterme a la curiosidad de los lectores.

NOTA: Este texto son las primeras páginas del más reciente libro de AMANDO DE MIGUEL, MEMORIAS Y DESAHOGOS, que acaba de publicar la editorial Infova.

Acto 109 Memorias de Amando de Miguel 2 de 7 Víctor Márquez Reviriego

Jose María Otin Grassa

Gracias a la constante investigación científica -impulsada por las necesidades que impone la evolución de la delincuencia- y a la creciente especialización policial, en las dos últimas décadas han surgido nuevas y potentes técnicas en el campo de la psicología criminológica que permiten dotar de nuevas herramientas para enfrentarse a un entorno cada vez más complejo, tanto a los agentes policiales dedicados a tareas preventivas y de seguridad ciudadana como a los implicados en la investigación criminal.

Este libro le permitirá conocer qué es la psicología criminal y cuáles son sus teorías más importantes, descubrir las principales técnicas psicológicas de investigación criminal, aprender las técnicas básicas de obtención de información de autores, víctimas y testigos de hechos delictivos, así como pautas eficaces de intervención con enfermos mentales (esquizofrénicos, psicópatas, pedófilos, sadomasoquistas y otras parafilias) y ciertos tipos de delincuentes. Asimismo, podrá conocer las bases psicológicas de la intervención en situaciones críticas y de las técnicas psicológicas de investigación del crimen en serie, conjugando el rigor científico con la aplicación puramente práctica.

De esta forma, se puede afirmar que "Psicología Criminal" es criminología en esencia (porque se adapta a los grandes principios de este ámbito: el comportamiento criminal extremo, sus raíces, sus consecuencias, la casuística y los modelos de tratamiento, con sus fundamentos y sustratos teóricos) y en materia (porque habla de lo real, de las experiencias basadas en sucesos reales, con autores, víctimas e investigadores que han existido y, algunos de ellos, aún pueden contarlo).

Capítulo I. Introducción a la psicología criminal:
I. Psicología criminal: concepto y ámbito de aplicación.
II. Perspectiva histórica.
III. Los enfoques psicocriminológicos.

Capítulo II: Psicopatología criminal:
I. Enfermedades mentales con incidencia en la actividad delictiva.
II. Trastornos de personalidad.
III. Parafilias.

Capítulo III: Intervención policial en situaciones críticas:
I. Aspectos psicológicos de la intervención policial en situaciones de crisis.
II. Intervención en incidentes con rehenes.

Capítulo IV: Técnicas de obtención de información en hechos criminales:
I. Entrevista a víctimas y testigos.
II. La detección de la mentira.
III. El interrogatorio policial.
IV. La declaración en sede policial.

Capítulo V: Técnicas psicológicas de investigación criminal:
I. La hipnosis de investigación.
II. Las técnicas poligráficas.
III. La autopsia psicológica.
IV. La predicción de la conducta violenta.

Capítulo VI: El crimen en serie. Técnicas de investigación:
I. Introducción.
II. La investigación psicológica del crimen en serie: Breve perspectiva histórica.
III. Algunos conceptos básicos.
IV. Violadores sistemáticos: concepto y clasificación.
V. Causas y motivos del crimen en serie.
VI. Investigación policial del homicidio y la violación en serie: Un modelo metodológico.
VII. Otros delincuentes sistemáticos: acosadores y pedófilos.

Capítulo VII: La investigación criminal. Aspectos psicológicos:
I. La investigación criminal y su entorno real.
II. Cuestión de probabilidad.
III. Los peligros de la falacia: teorías, inferencias y asunciones.
IV. Problemas de interpretación: sesgos y prejuicios en la toma de decisiones.
V. Cuando la intuición entra en juego.
VI. Los grilletes de la organización.

El TEST HARE: Detectar los Psicopatas

¿Es locuaz?
¿Tiene encanto superficial?
¿Alardea de sus títulos y su valía?
¿Suele mentir con descaro?
¿Solo se siente bien en puestos de dirección?
¿Manipula a los demás?
¿Carece remordimiento?
¿Sus afectos son superficiales?
¿Su carácter es inestable?
¿Carece de empatía con los demás?
¿Carece de amigos de la infancia?
¿Quiere realmente a su pareja?
¿Tiene tendencia al aburrimiento?
¿Su estilo de vida es parasitario?
¿Tiene reacciones poco meditadas?
¿Tiene mala memoria?
¿Sus proyectos carecen de realismo?
¿Su carácter es impulsivo?
¿Adopta decisiones e iniciativas irresponables?
¿Ha tenido algún tipo de problemas con la ley aunque haya salido absuelto?

El Test Haré: Para detectar a los Psicopatas



1. Locuacidad y encanto superficial.
2. Grandioso sentido de la propia autovalía.
4. Mentira patológica.
5. Engañador y manipulador.
6. Falta remordimiento y de sentimiento de culpa.
7. Afecto superficial.
8. Insensibilidad y falta de empatía.
16. No acepta la responsabilidad de sus actos.


3. Necesidad de estimulución
9. Estilo de vida parásito
10. Escaso autocontrol
12. Precocidad en mala conducta
13. Sin metas realistas
14. Impulsividad
15. Irresponsabilidad
18. Delincuencia juvenil
19. Revocación de la libertad condicional


11. Conducta sexual promiscua
17. Muchas relaciones maritales breves
20. Versatilidad delictiva

A continuación se indican para cada uno de los ítem propuestos por I tare cuáles son los elementos e indicadores que describen mejor la existencia e intensidad de su valoración, así como lo que debe buscarse y tenerse en cuenta tanto en la entrevista con el sujeto, como en la documentación disponiblepara una mejor adjudicación de la puntuación correspondiente.

Ítem 1. Locuacidad y encanto superficial

Descripción del ítem:
Locuaz, voluble, fácil de palabra. Conversador ameno y entretenido.

Encanto superficial y no sincero. Buena imagen, incluso simpático

Muy pagado de sí mismo. Le gusta representar su papel.

Puede contar historias improbables, pero convincentes.

Demasiado astuto y superficial para ser convincente.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Valorar estilo interpersonal.

Puede mostrarse cooperativo y sincero, pero da poca información útil.

Dando la impresión de contestar, puede que no haya dicho nada.

Parece tranquilo. No manifiesta ansiedad, incomodidad o apuro.

A veces es difícil determinar quién lleva el control de la entrevista.

Puede contar historias increíbles, o de carácter pseudointelectual, en cualquiera de las áreas filosófica, literaria, científica, artística...

Preocupación sobre la impresión del entrevistador.

A veces, son extremadamente superficiales, pero no encantadores.

Ítem 2. Grandioso sentido de la propia valía

Descripción del ítem:
Visión exagerada de sus capacidades y de su propia valía.

Muy seguro de sí mismo, terco y altivo.

Ni preocupado ni sensible por sus actuales problemas legales.

Sus actuales circunstancias son producto de la mala suerte, amigos desleales, o un sistema judicial injusto e incompetente.

No percibe su futuro como adverso.

Lo que hace en prisión no está a su altura.

Proyectos profesionales y académico científicos de prestigio.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Puede intentar controlar la entrevista de alguna manera.

Puede actuar como si estuviese dando una conferencia de prensa.

Hay que explorar sus autopercepciones y su autoimagen.

Puede asegurar que los demás le tienen miedo, envidia, antipatía...

Intentos de "abrumar" con conductas no verbales.

Percepción por otras personas en archivos.

Denota actitud de superioridad en su relación con otros.

Ítem 3. Necesidad de estimulación y tendencia al aburrimiento.

Descripción del ítem:
Necesidad crónica y excesiva por experiencias excitantes y novedosas.

Inusual tendencia al aburrimiento. Fuerte interés"por el riesgo.

Le gusta la acción al límite, vivir en la "cuerda floja".

Puede comentar que "necesita estar en marcha".

Hace cosas arriesgadas y desafiantes.

Prueba y utilización de cualquier tipo de drogas.

Se queja de lo aburrido de colegio, trabajo y relaciones largas.

Rehusa tareas por monótonas, rutinarias o poco interesantes.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Patrón consistente de inicio y finalización de nuevas actividades que no se justifican por razones económicas, enfermedad, etc...

Buscar información relevante en archivos.

Si hay contradicción, reevaluar entrevista.

ítem 4. Mentira patológica

Descripción del ítem:
Mentir y engañar forma parte de su interacción con los demás.

Elabora falsas historias a pesar de poder ser fácilmente comprobadas.

Notable facilidad para mentir tranquilamente.

No manifiesta perplejidad ni apuro cuando es descubierto mintiendo.

Encuentra explicación o excusa para todo.

Facilidad para volver a comprometerse después de romper reiteradamente sus promesas.

Engañar a los demás parece tener valor por si mismo para él.

Se enorgullece de su capacidad para mentir y lo expresa libremente.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Da información contradictoria sobre sí mismo y su historia.

A veces, es útil desafiarle con la verdad, a ver como responde.

Discrepancias entre entrevista y datos son contundentes.

.Identificaciones falsas o alias.

Puede tener varias historias de vida.

Ítem 5. Engañador y manipulador

Descripción del ítem:
Hace mayor referencia que el anterior sobre su uso de la mentira para estafar, timar, defraudar o manipular a otros.

Uso de intrigas motivadas por un deseo de ganancia personal sin preocupación por sus efectos sobre las víctimas.

Considerable grado de frialdad, autoconfianza y desvergüenza.

Actividades delictivas o no relacionadas con engaño y manipulación.

"Usa" a los miembros de su familia. Mantiene varias relaciones.

Prácticas deshonestas o de dudosa legalidad.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Puede autodescribirse como "estafador", "artista del fraude"...

Piensa que el mundo está dividido en dos partes: los que ganan y los que pierden.

Piensa que hay que ser estúpido para no aprovecharse de las debilidades de los demás.

Haría cualquier cosa por dinero.

Puede intentar manipular al entrevistador.

Tendencia a usar el tratamiento para conseguir beneficios.

Ítem 6. Falta de remordimiento y de sentimiento de culpa

Descripción del ítem:
Carencia general de interés por las consecuencias de sus acciones.

Parece más interesado por el efecto para sí mismo que por el sufrimiento que experimentan sus víctimas.

Puede declarar tranquilamente que no siente culpa.

Puede verbalizar algún arrepentimiento, pero sus actos no confirman sus palabras.

Fracaso en la apreciación de la gravedad de sus acciones.

Los demás, o las circunstancias, son realmente los culpables.

Atracción por actividades claramente dañinas para los demás
En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Hay diferencia entre lo que él siente y lo que piensa que el entrevistador quiere escuchar.

Habrá ensayado diferentes respuestas a la pregunta directa.

Buscar evidencias sobre su capacidad de sentir remordimientos.

Los archivos pueden ser claramente reveladores.

Explorar la percepción que tiene sobre las consecuencias de su conducta para él mismo y para los demás.

Ítem 7. Afecto superficial.

Descripción del ítem:
Parece incapaz de experimentar emociones normales y profundas.

Puede impresionar por su frialdad y escasa emotividad.

Manifestación emocional dramática, poco profunda, de corta duración.

Parece que está actuando. Hay poca emoción real en su manifestación.

Puede admitir que simula las emociones o que es poco emotivo.

Puede decir que experimenta emociones fuertes, pero es incapaz de describir con sutileza estados afectivos (los iguala a otros).

En la documentación v entrevista debe tenerse en cuenta:
Inconsistencias entre la emoción y su conducta.

¿Las conductas son acordes a las expresiones?

Valorar información cruzada de archivos e informes.

Entrevistas con amigos, conocidos y familiares.

Ítem 8. Crueldad y falta de empatía.

Descripción del ítem:
Conducta indicativa de profunda falta de empatía.

Indiferencia por los sentimientos y derechos de los demás.

Solo muestra interés por sí mismo. Es cínico y egoísta.

Los demás son objetos manipulables.

No vacila en burlarse de los demás, incluidos los que han sufrido una desgracia.

Cualquier apreciación de dolor, angustia o malestar de los demás es una construcción abstracta.

Manifestar las emociones es un signo de debilidad para él.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Descripciones casuales de las víctimas, centradas en los hechos y en los delitos. "Tengo mis propios problemas". "Cada uno lo suyo".

Fundamenta su actitud en el deseo o necesidad de sobrevivir.

Indiferente a las reacciones de familiares/amigos por su encarcelación.

Pueden robar a conocidos con igual facilidad que a extraflos.

Tratamiento cruel y sádico para con los demás. Excesiva violencia.

Abuso físico y psíquico con conocidos y extraños.

Maltrato animales.

ítem 9. Estilo de vida parásito.

Descripción del ítem:
Dependencia económica de otros.

Evita empleos remunerados, abusando de otras vías económicas.

Coacciona, emplea tretas o explota para conseguir lo que quiere.

Utilizar a los demás para subsistir no es simplemente algo temporal.

Los otros son utilizados como recurso para su sustento.

Satisface sus necesidades sin importar costes emocionales y económicos.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Puede admitir espontáneamente que no le gusta trabajar.

¿Cuáles son los medios que utiliza para subsistir?.

Excesiva dependencia familiar.


Se mantiene de la delincuencia.

No hay medios visibles de subsistencia.

Ítem 10. Escaso autocontrol.

Descripción del ítem:
Inadecuado control de la conducta.

Puede ser descrito como impaciente, explosivo, brutal.

Conducta violenta, abuso verbal o amenazas ante frustraciones.

Se ofende fácilmente. Se muestra agresivo o irritado por trivialidades.

De corta duración. Instantáneamente actúa como si no hubiera ocurrido nada fuera de lo normal.

Sus controles conductuales no son muy fuertes y se debilitan más cuando consume alcohol.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Los archivos ofrecen mucha más información que la entrevista.

Informes psicológicos y psiquiátricos.

Actitud en la detención.

Ataques verbales y/o físicos en prisión.

Violencia espontánea y no provocada.

Signos repentinos de irritabilidad, molestias o impaciencia.

Puede admitir que tiene un mal temperamento.

ítem 11. Conducta sexual promiscua.

Descripción del ítem:
Relaciones sexuales impersonales, casuales o triviales.

Frecuentes aventuras, vinculaciones casuales.

Selección indiscriminada de pareja.

Mantenimiento de varias relacionones al mismo tiempo. Infidelidades.

Amplia variedad de actividades sexuales. Uso de prostitución.

Violaciones y/o agresiones sexuales.

Forzamiento a relación sexual.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Entrevista es particularmente útil.

Obtención de información sobre conducta sexual, no necesariamente ilegal.

Naturaleza de sus relaciones.

Punto de vista sobre el sexo.

Puede mostrarse orgulloso de sus hazañas sexuales.

Archivos pueden confirmar datos de la entrevista.

Buscar datos sobre delitos sexuales o relacionados.

Ítem 12: Precocidad en mala conducta.

Descripción del ítem:
Serios problemas de conducta en su infancia.

Pueden incluirse mentira persistente, fraude, robos, hurtos, incendios, absentismo escolar, peleas, abuso de sustancias, violencia, fugas...

Suspensiones o expulsiones de colegio.

Contactos con Policía.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Profundizar en la infancia del sujeto.

Puede autodescribirse como "incontrolable", "hiperactivo"...

Cerciorarse que los problemas no se deben a factores familiares o subculturales.

El historial problemático se muestra excesivo al compararlo con el de hermanos y amigos.

Utilizar los archivos para confirmar datos.

Informes de trabajadores sociales, juzgados menores, colegio, conocidos de infancia y de grupo, etc ....

Ítem 13. Sin metas realistas.

Descripción del ítem:
Incapacidad para llevar a cabo planes y metas realistas a largo plazo.

Tiende a vivir al día y cambia de planes.

No piensa seriamente en el futuro ni le preocupa mucho.

No se muestra incómodo por la idea de no ir a ninguna parte ni tener nada estable para el futuro.

Puede autodescribirse como un aventurero.

Puede manifestar tener metas específicas, pero no sabe nada concreto acerca de cómo llegar a ellas.

Quiere hacerse rico por la vía rápida, a menudo ilegalmente.

En la documentación v entrevista debe tenerse en cuenta:
Preguntarle acerca de su futuro y sus planes al respecto.

Compararlo con sus cualificaciones y empleos.

Buscar si sus metas son reflexionadas y realistas.

Contrastar consistencia de planes y metas a través del tiempo.

Ítem 14. Impulsividad.

Descripción del ítem:
Conducta impulsiva, no premeditada, carente de reflexión.

A menudo, hace las cosas "en un momento de arrebato", o porque se presenta la ocasión.

No invierte mucho tiempo sopesando los pros y los contras y las consecuencias de sus acciones para él o los demás.

Muchas veces, romperá relaciones, abandonará trabajos, cambiará de planes. Todo ello sin informar a los demás.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
¿Piensa antes de actuar?

Buscar evidencias de impulsividad en delitos, trabajos y relaciones.

Delitos cometidos de forma espontánea.

Averiguar su punto de vista sobre la importancia de planificar.

Importancia de la espontaneidad en su estilo de vida.

Ítem 15. Irresponsabilidad.

Descripción del ítem:
I Iabitualuiente fracasa a la hora de cumplir sus responsabilidades y compromisos con los demás.

Ningún sentido del deber o la lealtad para personas o ideas.

Conductas que colocan a los demás en situación de riesgo.

Irresponsabilidad evidente en negocios, conducta laboral, relaciones comerciales, relaciones con familiares y amigos, descuidos...

En la documentación v entrevista debe tenerse en cuenta: Incumplimiento de compromisos y obligaciones adquiridos voluntariamente.
Asegurarse si está manteniendo a mujer e hijos y cómo.

¿Qué hará respecto a ellos cuando sea libre?

Falta de voluntad para asumir responsabilidades justifican una puntuación de 1.

Informes de libertad condicional.

Ítem 16. No aceptación de responsabilidad.

Descripción del ítem:
Incapaz o no quiere aceptar la responsabilidad de sus propias acciones.

Generalmente tiene alguna excusa: racionalización, minimización, atribución...

En casos extremos puede negar las acusaciones, a pesar de las evidencias abrumadoras. Puede decir que han sido otros, no recordar...

Cuando acepta responsabilidad, puede minimizar o negar.

Puede poner a otros por medio para justificar sus acciones.

En la documentación v entrevista debe tenerse en cuenta:
Explorar circunstancias que rodearon sus delitos y sus razones.

Compararlos con las que, en su día, dio a Policía, juzgado...

Excusas, mecanismos de justificación, distorsiones cognitivas...

Puede alegar abuso de sustancias, enajenación mental transitoria, personalidad múltiple, inconsciencia,..

Puede alegar que se veía obligado, no podía ser de otra manera...

También puede mostrar el mismo patrón en ámbito civil.

Ítem 17. Muchas relaciones maritales breves.

Descripción del ítem:
Ha mantenido muchas relaciones maritales, que implican algún alto grado de de compromiso por parte uno o de ambos miembros.

Incluyen matrimonios formales y de hecho.

Parejas heterosexuales u homosexuales.

Omitir el ítem si el sujeto es muy joven o ha permanecido mucho tiempo en prisión, o no ha tenido contacto con parejas potenciales (a menos que, a pesar de ello, las haya mantenido, en cuyo caso con toda seguridad se puntuará con 2).

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Preguntar por el número de relaciones.

Buscar en archivos compañeros/as y/o maridos/esposas legales.

18. Delincuencia iuvenil.

Descripción del ítem:
Grave historial de conducta antisocial durante adolescencia.

Incluir acusaciones y condenas por delitos y faltas del Código Penal.

Historial que incluya un delito grave de asesinato, intento de asesinato, homicidio, violación, lesiones, robo de vehículos, robos graves, secuestro, incendio, fraude, tráfico de drogas, accidente de tráfico con fuga, conducción temeraria... (2 puntos).

Posesión de drogas, hurtos menores, vandalismo, disturbios, delitos menores del Código de Circulación, violación de la libertad condicional, etc. ... (1 punto).

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Sólo contactos formales con el sistema penal.

Especial relevancia de la información de los Juzgados de Menores.

Averiguar edad de la primera detención. Insistir en los detalles del primer contacto con la Justicia y castigos y condenas.

El entrevistado tenderá a minimizar su historial delictivo.

Si no se dispone de información para contrastar, se omitirá el ítem.

19. Revocación libertad condicional.

Descripción del ítem:
Siendo adulto ha violado la libertad condicional o ha escapado de una institución.

Nuevos cargos o condenas mientras está en libertad condicional.

Fugas de prisión. Violación condiciones permisos penitenciarios.

Omitir el ítem en casos de sujetos que no han tenido contacto formal con el sistema de Justicia, salvo el delito por el que están cumpliendo condena.

En la documentación v entrevista debe tenerse en cuenta:
Entrevista y/o datos de los archivos.

Si admite más delitos en la entrevista que en archivos, o no se tiene acceso a éstos, aceptar los de la primera; en caso contrario, los de los segundos.

Si se niega a dar esta información, y no hay más datos, omitir el ítem.

20. Versatilidad delictiva.

Descripción del ítem:
El historial delictivo incluye delitos muy diversos.

Todos los delitos, incluso los cometidos cuando no era adulto.

En la documentación y entrevista debe tenerse en cuenta:
Si admite más delitos en la entrevista que en archivos, o no se tiene acceso a éstos, aceptar los de la primera; en caso contrario, los de los segundos.

Si se niega a dar esta información, y no hay más datos, omitir el ítem.


1 (hurto, robo con fuerza...)
2 (robo con violencia, extorsión, atraco...)
3 (tráfico de drogas...)
4 (agresión con lesiones...)
5 (asesinato, homicidio...)
6 (posesión de armas, explosivos...)
7 (delitos sexuales)
8 (negligencia criminal)
9 (fraude, falsificación...)
10 (fugas, violaciones fianza o libertad condicional...)
1 1 (secuestro, detención ilegal, rapto, piratería aérea...)
12 (incendios)
13 (falso testimonio, resistencia, atentado a la autoridad...)
14 (evasión de divisas o impuestos, blanqueo dinero, traición, espionaje...)
15 (cargos menores, vandalismo, daños, delitos menores...)

6 ó más tipos, 2 puntos; 4 ó 5 tipos, 1 punto; 3 ó menos, 0 puntos.

ítem 1. Locuacidad y encanto superficial

item 2. Grandioso sentido de la propia valía

Ítem 3. Necesidad de estipulación y tendencia al aburrimiento.

Ítem 4. Mentira patológica

Ítem 5. Engañador y manipulador

ítem G. Falta le remordimiento y de sentimiento de culpa

ítem 7. Afecto superficial.

Ítem 8. Crueldad y falta de empatía.

ítem 9. Estilo de vida parásito.

Ítem 10. Escaso autocontrol.

Ítem 11. Conducta sexual promiscua.

ítem 12. Precocidad en mala conducta.

Ítem 13. Sin metas realistas.

ítem 14. Impulsividad.

ítem 15. Irresponsabilidad.

Ítem 16. No aceptación de responsabilidad.

Ítem 17. Muchas relaciones maritales breves.

18. Delincuencia iuvenil.

19. Revocación libertad condicional.

Vicente Garrido : El Psicopata

¿Qué es un psicópata?

El psicópata se caracteriza por su falta de empatía, la incapacidad para ponerse en el lugar de otros, la falta de conciencia y remordimiento, la impulsividad, la irresponsabilidad y la irritabilidad. Todos ellos, factores que nos alentarían a mantenernos fuera de su alcance. Si bien otras de sus características son como señala Vicente Garrido en su libro “El psicópata. Un camaleón en la sociedad” (editado por Algar) su habilidad para encandilar, para seducir, su encanto y su fuerza de convencimiento, al principio antes de que sepamos quienes son realmente su presencia nos puede estimular, pudiendo llegar a pensar que nos encontramos ante una persona interesante... es el denominado glamour del psicópata.

El psicópata es el manipulador por excelencia, gracias a su inteligencia y astucia, consigue enredar a los demás. Para el psicópata lo lógico es la consecución de sus fines. Saben la diferencia entre el bien y el mal, conocen las normas y las leyes, pero simplemente no les importa lo más mínimo. Como no les importan el dolor o el sufrimiento que sus acciones pueden causar en los demás, lo único que es relevante es qué van a sacar ellos de sus acciones. Sin arrepentimientos, ni sentimientos de culpa posteriores, sin miedo ni ansiedad... un perfecto depredador.

Pero entonces, ¿están locos? Tal vez estos fragmentos, ambos recogidos del libro de Vicente Garrido, nos aclaren que el psicópata no presenta un deterioro de la realidad, es decir, saben cual es la realidad:

“Esta es la esencia de la psicopatía: el sujeto no es un psicótico, no tiene alucinaciones o delirios, no se cree Napoleón ni siente que les persigue la KGB; tampoco tiene crisis de ansiedad o conflictos psicológicos que lo hagan un sujeto neurótico; sin embargo, su mundo emocional es limitado. Él como ser una humano, es un completo autista”
“El psicópata esta libre de alucinaciones y delirios que constituyen los síntomas más espectaculares de la esquizofrenia. Su normalidad aparente, su máscara de cordura, lo hacen por ello más difícil de reconocer, y lógicamente más peligrosos”
“Máscara de Codura” (titulo original en inglés: Mask of Sanity 1988) es el título del famoso libro de Hervey Cleckley que estudia la personalidad psicopática y al que en cierta manera hace referencia el protagonista de American Psycho cuando dice “Creo que mi mascara de salud mental está a punto de desmoronarse”. Si bien, dado que Patrik Bateman tenía alucinaciones no podría ser considerado un psicópata puro, aun cuando su comportamiento es claramente psicopático.

Como claramente psicopático es a juicio de Vicente Garrido el comportamiento o los actos de personajes como El Marqués de Sade, Picasso, Saddam Hussein, Luis Roldán… no queriendo decir con ellos que fueran psicópatas puesto que para diagnosticarlos sería necesario conocerlos personalmente y hacer un estudio de su personalidad.

Paul Babiak : Muchos Psicópatas

¡Atención, su jefe puede ser un psicópata!

El Nuevo Diario

Si su jefe es un hombre carismático, educado, cortés y carrerista ¡tenga mucho cuidado! quizás detrás de esa personalidad exitosa se oculta un verdadero psicópata: tal es la recomendación de un foro de psicólogos reunidos el miércoles en Estocolmo.

Investigaciones recientes han demostrado que no todos los psicópatas son potenciales asesinos o violentos agresores. La mayoría de ellos tiene un trabajo normal y algunos ocupan altos puestos jerárquicos en sus empresas.

Su carisma y su ambición son considerados a menudo erradamente como signos del éxito profesional, y no como síntomas de psicopatía, según el doctor Paul Babiak, psicólogo norteamericano especializado en psicología del trabajo, que intervino ante el EuroScience Open Forum de Estocolmo.

“Los psicópatas tienen tendencia a ser encantadores, poseen una gran autoestima y les gusta el dinero, el poder y el sexo. Tienen una excelente aptitud para expresarse y pueden manipular” a su auditorio. “Puesto que pueden ser grandilocuentes, usted cree que tienen grandes miras y que pueden dirigir una organización, pero un psicópata engaña”, explicó Babiak.

La cantidad de psicópatas activos en las empresas va a aumentar sin duda en los próximos años, ya que ellos prosperan en las organizaciones dinámicas de la sociedad contemporánea, en las que pueden esperar un rápido ascenso, estima el especialista.

“A los psicópatas no les gusta trabajar en las organizaciones burocráticas”, señala el doctor Babiak, agregando que “adoran las emociones y les gusta jugar”.

Y un psicópata típico no manifiesta en general ningún remordimiento ni siente las emociones como las personas estables. “Mientras que un psicópata no tendrá ningún escrúpulo en cerrar una fábrica, un verdadero dirigente se sentirá mal de echar a todo el mundo”, agrega.

Si los psicópatas prosperan en el mundo de la empresa, es quizá porque éste los busca activamente: la atención otorgada actualmente al corto plazo en el “capitalismo de trimestre” hace que se recurra a dirigentes que no temen tomar decisiones rápidas, sin vacilaciones.

En opinión de Paul Babiak, un psicópata en un puesto de responsabilidad puede efectivamente ser positivo para una empresa en lo inmediato, pero planteará inevitablemente problemas a más largo plazo.

“Los psicópatas pueden contar una bella historia, pero son incapaces de hacer el trabajo cotidiano. Chupan la sangre de los otros”, aseveró.

Erich Bartel, profesor de la Escuela de Comercio de Francfort, está totalmente de acuerdo con Babiak. “A corto plazo, la firma puede optimizar sus beneficios, pero a largo plazo, será incapaz de ello a causa de la pérdida de capital humano”, señaló.

Según Paul Babiak, se encuentran psicópatas en todas las profesiones. En su trabajo de consultor para firmas norteamericanas, encontró ocho de ellos en el centenar de casos estudiados. Y todos salvo uno fueron ascendidos.

Paul Babiak: Un 25% de Psicopatas

Uno de cada 25 líderes de negocios podría ser psicópata, un estudio sostiene.

El estudio, realizado por el psicólogo de Nueva York Babiak Pablo, sugiere que ocultar la condición de esconderse detrás de su alta condición, jugando a su encanto y por manipular a los demás.

Favorable de factores ambientales como una infancia feliz significa que puede funcionar en un lugar de trabajo en lugar de canalizar sus energías de manera más violenta o destructiva. Revelar los resultados en un documental de BBC Horizon, Babiak dijo: "Los psicópatas no son realmente el tipo de persona que piensa que son.

"De hecho, usted podría estar viviendo o casado con una de 20 años o más y no saber que esa persona es un psicópata.

"Hemos identificado individuos que podrían ser etiquetados como 'el psicópata exitoso".

"Parte del problema es que las mismas cosas que estamos buscando en nuestros líderes, el psicópata puede imitar.

"Su tendencia natural es la de ser encantador. Tome el encanto y el sofá en el lenguaje de negocio adecuado y parece que el liderazgo carismático".

Babiak diseñó un cuestionario de 111 puntos con el profesor Bob Hare, de la Universidad de British Columbia en Canadá, un reconocido experto en psicopatía. Hace cree que alrededor del 1% de los estadounidenses puede ser descrito como psicópatas.

La encuesta sugiere que los psicópatas son realmente pobres, pero los artistas de gestión son expertos en escalar la escalera corporativa, ya que pueden encubrir sus debilidades por los superiores y subordinados sutil encanto.

Esto hace que sea casi imposible distinguir entre un líder de equipo realmente talentoso y un psicópata, Babiak dijo. Hace Horizonte dijo: "Cuanto mayor es la psicopatía, la mejor que parecían - un montón de carisma y que hablan una buena línea.

"Pero si nos fijamos en su rendimiento y calificaciones como un jugador de equipo y de manera productiva, es triste. Se veía bien, un mal desempeño.

"Hay que pensar en los psicópatas que tienen a su disposición un repertorio muy amplio de comportamientos. Así que puede utilizar el encanto, la manipulación, la intimidación, lo que sea necesario.

"Un psicópata puede realmente ponerse en la piel, intelectualmente, no emocionalmente.

"Ellos pueden decir lo que estás pensando, se puede ver su lenguaje corporal, que puede escuchar lo que estás diciendo, pero lo que en realidad no lo es sentir lo que sientes.

"Lo que esto les permite hacer es usar las palabras para manipular y en contra, y para interactuar con usted sin el bagaje de sentir su dolor."

Paul Babiak: Los Psicópatas

Who Succeeds?

The rate of technological change has been rapid since the turn of the twentieth century and is growing exponentially every minute. You need only consider how outdated your new computer is barely one month after you take it out of the box. Or the fact that the length of time between the Wright brothers’ lifting off at Kitty Hawk and Neil Armstrong’s first step onto the moon was only sixty-six years—barely one lifetime!
When business or industry upheaval overtakes the organization’s ability to respond effectively, a state of chaos is created.
Few of us are ready to handle chaotic change effectively, and evolution has not been very helpful, moving at its own slow pace. When thrust into chaotically changing situations, we experience intense feelings of frustration, stress, loss of control, and anxiety.
The leader’s job becomes increasingly complex but far less well defined during these times of change—itself a frustrating thing. Traditional strategic planning, organizing, and motivating skills are of limited use.
While a good deal of this change is perceived to be necessary for the company’s survival, can executives and managers survive as well?
In order to survive the chaos, executives must adopt constant change as a work style and lifestyle. They must become faster thinkers, more assertive and persuasive. They must become much more creative, capable of designing,
developing, building, and selling new products and services to meet ever-changing demands in a world of fierce competition and highly selective buyers. They must learn to feel comfortable making faster decisions with less information, and recover from mistakes
more quickly. They must be willing to live with the consequences, even if they risk failure. They must take control of their own careers by reassessing their talents and skills and then repackaging them for the new marketplace.
A personal, professional, private coach can help executives achieve the results they need and desire to be successful.

Serpientes con Trajes: Babiak

Durante casi un siglo se ha estudiado y observado al psicópata criminal. Pero a excepción de una breve mención por parte de Cleckley, la idea de un psicópata exitoso – ordinario por casi todos los estándares externos – ha permanecido cubierto por el velo de esa dominante “conspiración de silencio”. A medida que esta serie continúe, se volverá claro porqué este es el caso y cuáles son exactamente las ramificaciones de semejante y peligrosa brecha en el conocimiento y en la conciencia. Hasta el momento la única presentación profunda del problema de los psicópatas exitosos ha sido el libro Serpientes en traje (Snakes in Suits), de los autores Paul Babiak y Robert Hare publicado en el 2006. El libro es una lectura esencial, y tiene el potencial de salvar tu vida, literalmente. La información que contiene es universal y puede aplicarse a las interacciones sociales de cualquier nivel.

Babiak, como psicólogo industrial y organizacional, descubrió su primer psicópata corporativo en 1992. Mediante el estudio de operadores como “Dave” en su ambiente corporativo, Babiak no solo presentó los métodos mediante los cuales los psicópatas se infiltran y ascienden la escalera del éxito corporativo, sino que acabó con las previas ilusiones acerca de lo que los psicópatas podrían o no lograr. Muchos en la industria creían que los psicópatas no serían capaces de tener éxito en los negocios. Creían que el maltrato y los comportamientos narcisistas de los psicópatas se harían evidentes ante los empleadores potenciales, y que sus abusos y manipulaciones inevitablemente conducirían a fallos dentro de la compañía. De hecho, los llamados “expertos” no pudieron estar más equivocados. Parecen haber ignorado la misteriosa habilidad que poseen los psicópatas de presentar ante sus víctimas una imagen de extrema normalidad, e incluso de excelencia. Y eso es lo que somos para ellos: víctimas, “objetivos” potenciales, tontos.

Contra las creencias prevalecientes y suposiciones arrogantes, Babiak descubrió que los psicópatas eran muy bien aceptados en posiciones de dirección en empresas importantes, e incluso estaban experimentando éxito en sus carreras.1 Aparentemente, su extremo narcisismo fue confundido con un “rasgo de liderazgo positivo”, y la oscura moralidad y típico caos interno del ambiente de las fusiones, compras, y ganancias parecía perfecto para los de su clase. No solo se manejaban satisfactoriamente bajo presión – por no poseer la habilidad de sentir miedo o estrés – sino que las potenciales recompensas personales eran demasiado grandes como para resistirse, para el negocio y para el psicópata. Según indica Babiak, “la carencia de conocimiento específico sobre lo que constituye la manipulación y engaño psicopático entre la gente de negocios fue la clave para el éxito de los fraudes corporativos”.2 Irónicamente, las mismas personalidades que las corporaciones y otras entidades poderosas buscan, son generalmente aquellas que causan su inevitable caída (la caída de Bernie Madoff, Enron, el Nazismo). Y estas son las personalidades que hemos sido condicionados a ver como ideales. Por ejemplo, a través de las “gafas de color rosa” de aquellos que no tienen conocimiento, los engaños y manipulaciones se han convertido en sinónimos de “persuasión” e “influencia”; el comportamiento frío y la falta de remordimiento se han convertido en sinónimos de “orientación a la acción” y de “la habilidad para tomar decisiones difíciles”; la valentía e impulsividad se han transformado en “audacia” y “vivacidad”; la carencia de emociones se ha transformado en sinónimo de “fortaleza” y de “control emocional”.3

En pocas palabras, cuando alguien denomina como “persuasivo e intrépido” a un psicópata, en realidad deberíamos cobrarle el cargo por hacerle propaganda al psicópata, porque eso es lo que es. ¡Es como vender blanqueador y llamarlo agua bendita! En los documentos estas cualidades podrían parecer prometedoras, pero como compañeros de trabajo, y especialmente como jefes, los psicópatas son dominantes, intimidatorios, atemorizantes y peligrosos. Rápidos para hacerse del crédito por el trabajo de otros y para emplear y despedir empleados impulsivamente, ellos solo toleran las admiraciones, tienen una extrema falta de previsión, y genuinamente carecen de la comprensión que hace a un buen líder. Un psicópata, descrito por Babiak, “no estuvo dispuesto, y quizás fue incapaz, de reconocer que alguna de sus decisiones pudieran haber producido consecuencias negativas para el negocio”.4 Incluso cuando llevan vidas superficialmente “normales”, los psicópatas siguen causando problemas de maneras que vuelan bajo el radar de la ley – económicamente, psicológicamente, emocionalmente.

¿Cómo lo hacen? Mediante el análisis de los fraudes corporativos, Babiak descubrió los métodos básicos que utilizan los psicópatas para funcionar en ambientes jerárquicos corporativos. Pero sin importar el medio ambiente en el que el psicópata se encuentre – una relación romántica, una estrategia corporativa, un atraco planificado, una campaña electoral, un golpe político…la lista de posibilidades es interminable – utiliza la misma rutina de tres fases en sus víctimas, “Evaluación – Manipulación – Abandono”. En la primera fase, el psicópata evalúa el valor de su “aliado” y potencial peón – qué es lo que puede hacer ella/él para cumplir los objetivos del psicópata. Los psicópatas son expertos en identificar y presionar los “botones” de los demás, sus “gustos y disgustos, motivos, necesidades, puntos débiles, y vulnerabilidades”.5 Las fortalezas de los demás son utilizadas y sus debilidades son explotadas. Luego, el psicópata utiliza mensajes cuidadosamente trabajados para un objetivo específico, empleando información reunida en la Fase de Evaluación. Luego adapta su manipulación para acomodar todo el nuevo intercambio con el objetivo de mantener un control total. Según señalan Babiak y Hare:

Habitualmente hacen uso del hecho que para muchas personas el contenido del mensaje es menos importante que la forma en la que es entregado. Un estilo de entrega convencido y agresivo – generalmente cargado de argot, clichés, y frases floreadas – reemplaza la falta de sustancia y sinceridad en sus interacciones hacia los demás... son maestros del manejo de las impresiones; su comprensión de la psiquis de los demás combinado con una superficial – pero convincente –, la fluidez verbal les permite modificar sus personalidades con habilidad mientras encaje con la situación y su plan de juego. Son reconocidos por su habilidad de usar muchas mascaras, cambiar “quienes son” dependiendo de la persona con la que estén interactuando, y hacerse parecer agradable ante su víctima.6

Suena muy parecido al trabajo realizado por las agencias de inteligencia, ¿no es así?

Los psicópatas también usan una variedad de técnicas de manipulación, por ejemplo, el gaslighting (N. del T.: forma de intimidación o abuso psicológico mediante la cual se le presenta información falsa a la víctima, haciéndole dudar de su propia memoria y percepción). Cuando a las personas se les dice una mentira lo suficientemente seguido, y con aparente certeza absoluta, la gente normal tiende a dudar de sus propias percepciones. “Sorprendentemente, la mayoría de las víctimas eventualmente dudarán de su propio conocimiento de la verdad y modificarán sus propias visiones para creer lo que el psicópata les dice en lugar de lo que ellos saben que es verdad”.7 En esta fase, el psicópata explota despiadadamente a sus víctimas, utilizándolas para adquirir dinero, posición, control y poder. Cuando una persona ha dejado de serle útil, son descartados al final, en la Fase de Abandono. Leales a nadie, generalmente esto produce devastadores efectos en aquellos que fueron engañados por la fachada de mentiras y “buenas intenciones” del psicópata. Sea que una esposa haya sido succionada emocionalmente, una persona mayor cuya cuenta bancaria haya sido vaciada, o un “amigo” cuyas conexiones finalmente hayan rendido sus frutos, el psicópata inevitablemente los descarta y avanza hacia su próximo objetivo.

Dentro del mundo corporativo, Babiak identificó una variación más elaborada en cinco-fases de esta dinámica. Primero, los psicópatas usan su encanto y don del discurso para simular cualidades de liderazgo, en consecuencia, ganando una entrada a la compañía. Una vez ubicado como empleado, identifican posibles objetivos y rivales entre los compañeros de trabajo – de compañeros talentosos pero inocentes cuyo trabajo pueda ser robado a las secretarias que controlan el acceso a los ejecutivos importantes – en la fase de evaluación. Babiak describe los cuatro grupos de personas que los psicópatas emplean en sus juegos. Los peones son los co-trabajadores comunes que tienen “poder e influencia informal”, y que son astutamente manipulados por los psicópatas para querer – o necesitar – apoyarlos y complacerlos. Los Patrones son individuos de alto nivel con poder formal. Desarrollando una afinidad con los patrones, los psicópatas se aseguran protección de los ataques de trabajadores de bajo nivel que ven a través de la máscara. Los Chivos Expiatorios son peones que han perdido su utilidad y que por lo tanto han sido descartados. Por último, la policía organizacional son individuos como auditores, seguridad, y personal de recursos humanos que poseen más experiencia en detectar manipulaciones en el lugar de trabajo.8

En la tercera fase, de manipulación, los psicópatas crean y mantienen su “ficción psicopática”, diseminando desinformación positiva sobre ellos mismos y desinformación negativa sobre los demás utilizando la red de peones, patrones e “idiotas útiles” que ellos crean. Mediante la creación de conflictos entre los demás empleados, desvían la atención de ellos mismos, prefiriendo operar detrás de escenas y por sobre las tormentas que ellos generan y manejan. En la fase de confrontación, los psicópatas descartan rivales y peones (ahora chivos expiatorios), frecuentemente utilizando técnicas de asesinato de personalidad, desintegración, y otras tácticas, utilizando los denominados “hechos” que desvían significativamente de la verdad. De esta manera se salen con la suya apoyándose en los patrones ubicados en altas posiciones con quienes ahora se siente confiado. Y al final, la fase de ascensión, en última instancia eliminan a sus patrones, tomando para si mismos las posiciones y prestigio de aquellos que una vez lo apoyaron.9 En el juego del psicópata, la gente existe únicamente para ser manipulada, y persigue sus objetivos a cualquier costo, incluso si eso significa atacar por la espalda a todo aquel que lo apoyó en su ascenso.

El interés en los psicópatas corporativos ha aumentado significativamente en la última década, en gran parte debido a los fraudes y escándalos corporativos como Enron en el 2001 y Madoff en el 2009. Extrañamente, dada la cantidad de escándalos políticos y sus impactantes similitudes con sus primos corporativos, la idea de que los psicópatas infiltran a los gobiernos – con desastrosos resultados – todavía debe recibir la atención que se merece. De hecho, las masacres políticas que están ocurriendo actualmente – los oscuros aspectos de la historia humana que nos fascinan y nos provocan rechazo – y la corrupción que inevitablemente conduce a ellos, tienen sus raíces en la presencia de psicópatas en posiciones de poder e influencia.

Podemos encontrar psicópatas en prisión por toda clase de crímenes violentos y predatorios contra otras personas, incluyendo delitos de guante blanco. Programas universitarios, sociedades académicas, conferencias, textos profesionales y manuales, todos existen para entender el problema y ayudar en la prevención de esta clase de crímenes. ¿Pero qué hay de su rol en los crímenes contra la humanidad? No he podido encontrar ni un solo informe académico investigando el rol de la psicopatía en la política, sea en sistemas democráticos o dictaduras abiertas. Así como los investigadores dudaron primero de que la habilidad de los psicópatas de tener éxito en los negocios, y el problema siguió sin ser examinado, el problema de la psicopatía en la política sigue siendo totalmente ignorado. Científicos políticos se niegan a observar la psicopatía, y los expertos en psicopatía se niegan a observar la política. Los resultados de tal ceguera son evidentes en la historia – y en el presente – para que todos vean. Genocidios, dictaduras, tortura aplicada por el estado, “guerras sin fin”, asesinatos políticos, escuadrones de la muerte, corrupción, chantajes, vigilancia de civiles, “secretos de estado”, “espionaje” ilegal, etc.

La situación es extraña, considerando el hecho de que los expertos han dejado cada vez más en claro que los psicópatas pueden ocupar posiciones importantes en todas las profesiones: leyes, negocios, psicología, académicas, militares, entretenimiento, fuerzas del orden, incluso – y quizás especialmente – en la política. Según lo explican Babiak y Hare, “Muchos [psicópatas] se las arreglan para graduarse de la Universidad u obtener credenciales profesionales, pero en la mayoría de los casos no es mediante el trabajo duro y la dedicación sino a través del engaño, haciendo que otros hagan el trabajo, y generalmente “aprovechándose del sistema”.10

Bernard Madoff

El caso Madoff ofrece gran cantidad de implicaciones, no solo respecto a Wall Street en general, sino también en la escena política. Interesantemente, la lista de sus víctimas carece de nombres de banqueros norteamericanos u otros importantes inversores institucionales, quienes normalmente requieren del tipo de información que la empresa de Madoff mantenía oculta. De hecho, el negocio fue sospechoso de fraude durante casi una década, con evidencia de malas conductas que se remontan hasta los años 70s. Y aún así no se condujeron investigaciones serias hasta que sus hijos lo entregaron. Muchos sabían durante años, pero permanecieron en silencio, permitiendo a Madoff continuar con el esquema que arruinaría a miles. Convenientemente, la sobrina de Madoff contrajo matrimonio con un alto directivo de Cumplimiento de la Comisión Reguladora de Empresas y Valores en el 2005 y Madoff mismo presumió sobre sus cercanas relaciones con reguladores del SEC. La firma de Madoff mantenía relaciones cercanas con legisladores y reguladores de Washington, con Madoff en el directorio de la Asociación de Valores Industriales, y el hermano de Madoff en el directorio de la Asociación de Valores Industriales y Mercados Financieros (SIFMA). En el artículo de Creswell y Thomas para el New York Times, un socio cercano a Madoff relata que “Una vez me mencionó que pasó un tercio de su tiempo en Washington a principios de 1990 -fines de 1980”.

El fondo de Madoff no solo era un perfecto lavado de dinero para potenciales co-conspiradores, sino que estaba protegido por sus relaciones cercanas con la “policía organizacional” del SEC y por su control dominante sobre sus empleados. “Nadie se iba porque jamás podrían encontrar otro trabajo que pagara tan bien como este. Algunas personas, luego de su arresto, especularon que era una clase de soborno; nadie hizo ninguna pregunta sobre porque los Madoff eran agradables, protectores y generosos”. (The Daily Beast) Según Babiak y Hare, “El nivel e intensidad de intimidación psicopático comúnmente mantiene a aquellos que han sido abusados sin dar el paso adelante”.11 Controlando a subordinados y cortejando reguladores, Madoff se protegió de la exposición. Fue solo después de que su arrogancia sacara lo mejor de sí, que todo cayó.

Pero Madoff es solo un síntoma de un problema sistémico que afecta a la humanidad desde el nivel de relaciones interpersonales hasta los más altos niveles de control político. El “psicópata de variedad de jardín” maniobra por medio de control y poder en una esfera de influencia relativamente limitada: desde su familia inmediata a un mayor grupo de compañeros de trabajo y víctimas de la oportunidad. Los psicópatas criminalmente versátiles se mueven de víctima a víctima, dejando un tendal de mujeres destruidas emocional y físicamente; personas mayores desprovistas de sus ahorros de toda la vida; robos de donaciones; niños torturados y mutilados. El psicópata corporativo no solo afecta a todos en el equipo de trabajo de la compañía; sus fechorías tienen el potencial de arruinar las vidas de miles. Pero el psicópata político, en una posición del mayor prestigio, poder, e influencia, tiene el potencial de dominar – y arruinar – imperios. Su influencia llega al nivel social y sus decisiones tienen el potencial de afectar a miles de millones.

Jordi Sevilla: Para Desbloquear España

Para desbloquear España, es un alegato con el que Jordi Sevilla contribuye al debate que se ha abierto en nuestro país, y se dirige al próximo presidente del Gobierno para recordarle que la reforma más urgente que necesita España es la manera de hacer política, tal y como exigen los ciudadanos.

La crisis mundial está siendo aquí más prolongada y virulenta por razones específicas: un crecimiento previo insostenible y alicatado de ladrillo, agravado luego por un diagnóstico tardío y medidas erróneas, como centrar el ajuste en la economía real para proteger el sistema financiero, mientras en otros países se hacía al revés.

El autor analiza los rasgos diferenciales de la situación española y propone medidas frente a una crisis profunda en la que los ciudadanos piden cambios en el modelo económico, pero también que se amplíen los espacios de participación democrática para evitar una generación perdida.

Jordi Sevilla (Valencia, 1956), licenciado en Ciencias Económicas y Técnico Comercial y Economista del Estado, ha sido diputado al Congreso de los Diputados por el PSOE en tres legislaturas, portavoz de economomía en el Congreso y ministro de Administraciones Públicas. Colaborador habitual en la prensa y columnista del suplemento Mercados de El Mundo, ha publicado La ecomomía española ante la moneda única, De nuevo socialismo, ¿Mercado o Estado? En la actualidad es Senior Councellor de Pricewatherhouscoopers y profesor asociado en el Instituto Empresa.

Crear algo de Valor para tu Lector

Leading@Google: Josh Kaufman

El Personal MBA, por Josh Kaufman

El Personal MBA, por Josh Kaufman
Philip Delves Broughton. Martes, 01 de febrero 2011

Las escuelas de negocios obtener algunas marcas del autor autodidacta de una guía reflexiva para obtener una educación a nivel de MBA en el barato.

Marcados por:
Reputación, Misc
El MBA es el grado en que se niega a morir. Arma blanca con la acusación de que es caro y sobrevalorado, que amaga y sale corriendo. Golpear con la culpa de la crisis financiera, se levanta magullada de la lona para luchar otro día. Alimentan el ajo y lo exponga a la luz del sol, y todavía se retuerce, jadea y se aferra a la vida. Si sólo latín y el griego había tal resistencia, que podrían haber tenido su lugar en las filas académicas.

Incluso entre los hombres de negocios, el MBA es una fuente de división casi teológica. Por un lado están aquellos que dicen que es fundamental, en particular la financiación de grandes empresas de consultoría y que saquean a las escuelas de negocios cada año para llenar sus filas inferiores.

En el otro lado están los que dicen que es un título valor, académico, que no prueba nada sobre el talento de alguien para el negocio. Lo mejor que podemos esperar de sus decenas de miles de libras en la matrícula es pagada a algunos nuevos amigos y algunas entrevistas de trabajo. Es una forma severidad con cara de Linked In. Como personaje de Matt Damon le dice a un estudiante en El indomable Will Hunting Harvard: "Se le ha caído a ciento cincuenta mil dólares en af ​​*** en la educación que se coulda por un dólar cincuenta en los cargos por mora en la biblioteca pública".

Esta segunda visión es el punto de partida para Josh Kaufman El Personal MBA. Kaufman dejó la Universidad de Cincinnati y fue a trabajar para Procter and Gamble. Él reflexionó brevemente la aplicación de un MBA, pero, como su gerente de P & G le dijo: "si usted pone la misma cantidad de tiempo y energía que te gastas completando un MBA en hacer un buen trabajo y mejorar sus habilidades, te hacen así ". Así que Kaufman se puso a la educación de sí mismo. No sólo se adhieren a las áreas funcionales de la empresa clásica, sino también la psicología estudiados, la ciencia física y la teoría de sistemas. Él encontró su auto-educación más de lo equipó para competir con el MBA en P & G.

Por otra parte, no asumir la deuda que tenían que obtener su título de grado. Nunca se encontró en la clásica rueda de hámster MBA de préstamos para pagar por un título para conseguir un trabajo para pagar lo que pidió prestado. Como escribe en la introducción, "con cargas de la deuda y vuelve cuestionable, los programas MBA, simplemente no son una buena inversión - son una trampa para los incautos. Es un buen punto y una escuelas de negocios deben tomar más en serio. Muchas son francamente deshonesto sobre el valor de lo que están vendiendo.

Kaufman ha escrito su propio plan de estudios con el propósito de ayudar a la gente a reconocer patrones en los negocios. Este es sin duda el mejor enfoque. Es más bien como ejercicios de aprendizaje en el deporte. Las cosas nuevas siempre que va a ocurrir en los negocios. Siempre habrá incertidumbre, pero todavía queda mucho por las mismas. Los patrones de la conducta humana son las variaciones en torno a temas constantes. Kaufman habla sobre la creación de valor, las finanzas y marketing, pero también tiene capítulos valiosa de trabajo con uno mismo "," trabajar con otros "y" la mente humana ". Cada capítulo se divide en páginas de duración resúmenes de las ideas clave. En marketing, por ejemplo, que no sólo habla de la búsqueda de compradores y la fijación de precios, sino también sobre la controversia y la reputación.

Si hay una falla con el libro, que está en su abundancia. Kaufman ha leído tanto, que desea compartir, hay una tendencia a picotear ideas ricas y luego seguir adelante. Él tiene mucho que cubrir, sus ejemplos tienden a ser delgados. Pero este es un libro con una página web que acompaña, así que quizás los vacíos serán llenados en ese país. Tiene razón cuando dice que los ejecutivos de éxito no es necesario saber todo sobre cada área de negocio. Ellos necesitan saber lo suficiente como para ser capaz de hacer las preguntas correctas.

Hay una lucha constante en la literatura de negocios, entre el exceso de simplificación y de una complejidad excesiva. O es la insípida 10 reglas para el éxito o el análisis excesivamente teórico del comportamiento organizacional. Kaufman hace un esfuerzo de la libra esterlina a enhebrar la aguja, pero, como él dice, este es un libro para ser leído con los demás y hace referencia en los momentos cruciales, en lugar de leer en una sola sesión.

Lo cual nos regresa a su punto más grande. Puede Kaufman y otros nunca realmente usurpar el MBA? La crisis financiera ha dado lugar a duda más intenso interrogatorio del valor de la medida. Las mejores escuelas, sin duda, va a sobrevivir, que atrae a los estudiantes interesados ​​en las redes tanto como la educación. Empresas imaginación seguirá utilizando estas escuelas como filtros para la contratación. Pero la idea de reducir el costo de una educación de negocios a "un cincuenta dólares en cargos por mora en la biblioteca pública", más la experiencia práctica es buena, regular y tiene todo el derecho de tener éxito.

El Personal MBA: una educación de negocios de clase mundial en un solo volumen

Joaquim MUNS Alemania clave para salir de la crisis

Alemania, ¿Una rémora para salir de la crisis?, de Joaquim Muns en Dinero de La Vanguardia

Posted by Joan Vila at 19:43

El día 18 de junio de 1990 publiqué un artículo en La Vanguardia titulado “Cuando la virtud se convierte en vicio”. En él se comentaba la pugna que habían mantenido Estados Unidos y Japón durante gran parte de la década de los ochenta. Los americanos acusaban a los japoneses de que ahorraban en exceso y que debían consumir más. Esta forma de funcionar llevaba a un gran excedente comercial japonés, a la acumulación de reservas y a la compra de valiosos activos americanos (rascacielos en Nueva York, productoras cinematográficas en California, etcétera.).

Este enfrentamiento acabó con un pacto entre Estados Unidos y Japón en 1990, que comenta el artículo al que he aludido, por el cual Japón iba a adoptar políticas para consumir más y ahorrar menos. Evidentemente, el problema también podía ser considerado desde la óptica de que Estados Unidos consumía demasiado, pero el nivel de consumo americano era un dato que no se podía discutir. Al cabo de 20 años de este pacto, Japón es el país más endeudado del mundo y ha tenido diez años de recesión, de los que todavía no ha salido. No le han resultado muy baratos a Japón los consejos de que abandonara su modelo tradicional de frugalidad y ahorro.

A este episodio de convertir la virtud económica en vicio dañino, sigue otro más reciente al que creo que es interesante aludir antes de entrar en el tema alemán. Me refiero al debate, en 2007, sobre el conocido comosavingsglut (superabundancia de ahorro). Ben Bernanke, Greenspan y el comentarista Martin Wolf, entre otros, defendieron que el problema del creciente endeudamiento de Estados Unidos, y que finalmente llevó a la crisis, no derivaba del exceso de consumo americano, sino de una superabundancia de ahorro en el mundo, especialmente generada por China, que simplemente los americanos movilizaban.

Por lo tanto, en este segundo episodio también el calificado de “excesivo” ahorro ajeno, consecuencia de lo que se consideraba como insuficiente consumo, desequilibraba el sistema de pagos mundial y conducía a la “perdición” de los demás. Obsérvese que en todos estos casos el acusador -Estados Unidos- parte implícitamente de la hipótesis de que sabe cuál debe ser el nivel de ahorro de cada país, en cada momento, para que la economía mundial funcione armónicamente.

Creo que estos episodios y las consideraciones que los acompañan son una buena introducción para lo que podemos considerar como el tercer capítulo de esta serie de culpabilización de los virtuosos.Me refiero, claro está, a las voces que se han levantado en las últimas semanas acusando a Alemania casi literalmente de un exceso de competitividad y de un modelo basado excesivamente, según los críticos, en las exportaciones. El personaje más importante y destacado que ha sostenido estas ideas en público ha sido la ministra de economía francesa, Christine Lagarde. También aquí encontramos a Martin Wolf (al que, dicho de paso, considero un gran analista), que en el Financial Times del pasado miércoles escribió un artículo cuyo título lo dice todo: “La virtud excesiva puede ser un vicio para la economía mundial”.

Según los proponentes de este planteamiento, Alemania, con su frugalidad, es decir consumo moderado, con sus salarios prácticamente congelados en los últimos años y con la gran competitividad que ello le ha dado, tendría la clave para poder ayudar eficazmente a Grecia y a los demás países deficitarios de la zona euro a recuperar su ritmo de crecimiento. Algunos van más lejos e insinúan que, si Alemania se aprovechó, en los buenos tiempos, de la demanda de estos países, ahora, cuando están en apuros, justo es que les devuelva el favor. ¿Y cómo? Pues a base de la cantinela de siempre: ahorrando menos, consumiendo más. En el caso alemán, esto se puede lograr trabajando menos, subiendo los salarios y siendo menos competitivo como resultado.

A mi modo de ver, esta visión de la problemática de la eurozona, con Alemania como el virtuoso que debe serlo menos para ayudar a los demás, es equivocada y al mismo tiempo peligrosa. Es equivocada porque nadie puede pretender que un país cambie su cultura económica, y menos de la noche a la mañana, para solucionar los errores y excesos de los demás. Y mucho menos si este modelo funciona bien. Lo que la eurozona y Europa necesitan es una Alemania potente y no una Alemania descafeinada.

Esta visión que estoy describiendo es, además, peligrosa porque tiende a difuminar los contornos de la responsabilidad de cada país en el funcionamiento de la economía global. Todos hemos estado de acuerdo en recomendar hasta la saciedad, tanto a los países desarrollados como a los que están en vías de desarrollo, que han de introducir todas aquellas medidas y reformas que mejoren su competitividad. Y que esta es la mejor plataforma para ganarse un puesto en la economía mundial. ¿O es que ahora la competitividad es peligrosa?

Quisiera acabar con un párrafo de mi artículo de 1990 que creo que sigue siendo aplicable en este caso: “Los desequilibrios en economía siempre son el resultado de conductas asimétricas. Cada una de ellas tiene un responsable. Una de las soluciones puede ser igualando por abajo,o sea, implantando la solución del que está dispuesto a sacrificarse menos. La otra solución consiste en exactamente lo opuesto: igualar al nivel del mayor esfuerzo. Hasta ahora, habíamos funcionado pensando que esta última alternativa era la correcta…”. No, Alemania no es ninguna rémora para la zona euro; es su locomotora y el modelo que imitar. ¿O es que no hemos aprendido nada de esta crisis, causada por los excesos de consumo y deuda y por la falta de prudencia y austeridad?

Joaquin MUNS: La Necesaria Austeridad

Los malditos círculos viciosos, de Joaquim Muns en Dinero de La Vanguardia
La economía es una actividad en la que constantemente se ha de estar eligiendo entre diversas alternativas de utilización de los recursos limitados con los que contamos. El profesor Robbins acuñó en 1934 la definición tradicional y generalmente respetada de la economía en los siguientes términos: “La economía es la ciencia que estudia la conducta humana como una relación entre unos fines dados y unos medios que tienen usos alternativos”.

Está, pues, en la base de la economía y de la labor del economista: ofrecer criterios para priorizar actuaciones que afectan al uso de los recursos. Y esta labor se ejerce, en la mayoría de los casos, asesorando a políticos o empresarios. Así, los conflictos de intereses entre grupos diversos u opiniones encontradas hallan unos criterios racionales de elección entre, por ejemplo, apoyar las infraestructuras o las políticas sociales y en qué proporciones hacerlo. Inversamente, en los periodos de crisis como el actual, los economistas actúan movidos por los mismos dilemas y por la necesidad de priorizar, aunque en esta ocasión sea recortando, entre sectores y actividades.

La economía no es ajena, por tanto, a los dilemas, pero el problema actual en las economías desarrolladas, sobre todo en Estados Unidos y Europa, no son tanto los dilemas, a lo que ya estamos acostumbrados, como los persistentes y resistentes círculos viciosos que lastran la economía mundial en estos momentos.

Se da un círculo vicioso cuando la aplicación de una medida para hacer frente a un problema dispara un efecto compensador de la medida inicial que fuerza a reforzarla, sin que se vuelva a evitar el efecto compensador indeseado, de modo que se establece un círculo vicioso de causa-efecto-causa y así sucesivamente. Creo que con los ejemplos que explico a continuación quedará claro a qué me refiero.

Planes de austeridad

El primer círculo vicioso obvio es el que se refiere a los planes de austeridad. En ellos, lo que se busca es alcanzar unas metas a la baja del déficit público expresadas en porcentaje del PIB que se quieren alcanzar. Pero las medidas de austeridad que se aplican para conseguir este objetivo deprimen inevitablemente la actividad económica. Esto lleva, a su vez, a un descenso mayor de lo planeado de los ingresos públicos y a un aumento de las prestaciones por paro, que inciden negativamente en la cifra de déficit, alejándola del objetivo esperado. Si se quiere volver a la senda trazada es necesario tomar nuevas medidas de austeridad. Y así sucesivamente hasta que el país estalla socialmente. Al lector no se le escapa que este es el círculo vicioso en el que se encuentra sumida Grecia.

Otro círculo vicioso igualmente nocivo y resistente es el que han puesto en marcha los planes de estímulo monetario aplicados sobre todo en Estados Unidos y en el Reino Unido. Tanto la Reserva Federal (Fed) como el Banco de Inglaterra han puesto en marcha diversos programas por los que crean dinero y lo utilizan para comprar papel del Estado a quienes quieran venderlo. La idea es inundar de dinero la economía con la esperanza de que esta se acelere.

Corto plazo

La realidad es que estos programas han funcionado, si es que lo han hecho, pues hay dudas sobre ello, a corto plazo. Después, la economía ha vuelto a languidecer. La razón fundamental de que la economía no haya respondido de forma más continuada a los estímulos hay que buscarla en la incapacidad de estos planes de estímulo en restaurar la confianza. Esto ha obligado a emprender nuevos planes de estímulo.

El Banco de Inglaterra acaba de anunciar un segundo plan de este tipo y la Reserva Federal está pensando en poner en marcha el que sería el tercero. Estamos, pues, ante un círculo vicioso: estímulo, crecimiento a corto plazo, actividad económica a la baja pasados los efectos iniciales y vuelta a empezar con un nuevo plan de estímulo.

Tres preguntas parecen relevantes en relación con estos círculos viciosos que atenazan nuestras economías: ¿por qué se originan?, ¿qué consecuencias tienen? y ¿qué se puede hacer para superarlos?

El origen de estos círculos viciosos hay que encontrarlo en la actuación tardía, insuficiente y faltada de realismo y de valentía de los responsables políticos y económicos. Todos recordamos las vacilaciones con las que, en la primavera del pasado año, se encaró la crisis griega. Medidas a destiempo, poco realistas e insuficientes se han ido sucediendo desde entonces hasta abocar la situación a un impasse,en el que el pueblo griego, teóricamente el culpable, acabará siendo la víctima.

Otro caso flagrante de política falta de realismo y valentía tiene que ver con el problema de la banca europea. Cuando hace un mes, Christine Lagarde, directora gerente del FMI, manifestó que la banca europea debía recapitalizarse urgentemente, los políticos y banqueros europeos reaccionaron violentamente porque el consenso oficial era que en general la banca europea gozaba de buena salud. No se ha tardado mucho en cambiar de opinión y empezar a discutir un plan de recapitalización de la banca europea. Vamos a ver, ahora, lo que se tarda en llegar a un acuerdo sobre cómo llevar a cabo este proceso.


A la segunda pregunta de cuáles son las consecuencias de haber actuado de tal forma y haber generado estos círculos viciosos, la respuesta es clara: esta manera de actuar tímida e ineficaz nos ha conducido a una grave crisis en la eurozona, de la que cada vez resulta más difícil desembarazarse. La necesidad de superar esta situación nos lleva al tercer tema, es decir, como romper los círculos viciosos que atenazan a las economías occidentales. Creo que hay que actuar en cinco frentes: abandonar con rapidez las medidas excepcionales con la que los responsables políticos y económicos están dopando la economía; identificar los problemas con valentía y sin demora; actuar con rapidez y decisión para poner en marcha soluciones; limitar drásticamente los temas que requieren aprobación por parte de los 17 parlamentos de los países de la eurozona. Y, finalmente, convocar una Conferencia Intergubernamental a fin de definir, como se ha hecho en otras ocasiones excepcionales, el rumbo que se quiere dar a la construcción europea, incluyendo las reformas necesarias de los tratados.

Hay síntomas claros, en los últimos días, de que los responsables políticos europeos están comprendiendo el alcance de la crisis. Merkel y Sarkozy han prometido un plan completo para afrontarla en un plazo máximo de tres semanas. Esperemos que esta vez sea realidad lo prometido, antes de que los círculos viciosos que cada vez nos oprimen más fuertemente acaben ahogando las economías desarrolladas y, con estas, el resto del mundo.

Joaquim Muns. Premio de economía Rey Juan Carlos I. Fue director ejecutivo del FMI y del Banco Mundial.

domingo, 30 de octubre de 2011

Eduard Estivill - Especialista en Pediatría y Neurofisiología Clínica "Educar enseñando a aceptar el ´no´ es hacer niños más seguros"

Eduard Estivill - Especialista en Pediatría y Neurofisiología Clínica
"Educar enseñando a aceptar el ´no´ es hacer niños más seguros"
"No hay ningún menor traumatizado por estar bien educado", defiende este especialista

Eduard Estivill, durante una conferencia en Santiago. // Jorge Leal
CARMEN VILLAR - SANTIAGO Pediatría con sentido común para padres y madres con sentido común es el título del nuevo libro del doctor Eduard Estivill, en este caso firmado con otro pediatra, Gonzalo Pin, un especialista conocido, al igual que el barcelonés, por sus estudios sobre el trastorno del sueño en los más pequeños.

–El título del libro que escribió usted con Pin aclara que se dirige a progenitores con sentido común. Pero se dice que es el menos común de los sentidos. ¿Con los padres no es así?

–El sentido común se adquiere con la experiencia y la formación. Es lo que tenían nuestras abuelas y bisabuelas después de tener cuatro o cinco hijos. Ahora los padres son mejores, mejor preparados, pero con menos tiempo, lo que conlleva más sobre protección y más dificultad para poner normas a lo límites. Este libro homenajea a estos padres, que quieren saber y educar mejor a sus hijos.

–Su obra se dirige también a aquellos que "aún" no son padres. ¿Es cierto el mito de los padres primerizos?

–No es un mito; es una realidad. Los niños nacen sin manual. Nuestro libro es el manual que los padres necesitan. Antes se aprendía por experiencia, porque había muchos hijos en las familias. Ahora, el tipo de vida hace que muchos padres tengan solo uno o dos hijos. Están ávidos de información porque quieren hacer las cosas bien. Por eso se interesan en libros serios que les dan pautas y, con ello, seguridad.

–Las estadísticas muestran cómo los españoles retrasan cada vez más el momento de tener hijos. ¿Influye eso en el papel que ejercerán como padres? ¿Hay riesgo de que se comporten como abuelos? ¿Están a la altura?

–Cierto. La naturaleza es muy sabia y unos padres jóvenes siempre tendrán más energía para compartir con su hijo. Pero ser padres con más edad es una características de nuestra sociedad y no tenemos que ir en contra. Simplemente hemos de brindar consejos a estos papás para que lo hagan bien, al margen de la edad.

–Da la impresión de que ser padres requiere una formación continua...

–Nunca se deja de ser padre. En un aspecto u otro nuestro hijo siempre nos necesita, independientemente de la edad. Lógicamente, cuanto más pequeño, más cuidados y protección y educación necesita, pero nunca podemos abandonar la magnífica y gran función de ser padres.

–¿Es cierto o falso que padres estrictos son después abuelos consentidores?

–Los padres no son estrictos. Simplemente ponen normas y las hacen cumplir con todo el amor. No hay ningún niño traumatizado por estar bien educado. Estos padres, que conocen y han impartido bien las normas, cuando llegan a abuelos pueden transgredir algunos aspectos, porque saben que el niño entenderá que es una excepción a la norma y una cosa temporal.

–¿No están sobreprotegidos los niños en exceso hoy en día?

–La sobreprotección es una consecuencia del sentimiento de culpabilidad que tienen los padres por no disponer de todo el tiempo que desean para estar con su hijo. A pesar de querer hacer bien las cosas, muchas veces, por cansancio o por comodidad, se saltan normas esenciales consintiendo a sus hijos demasiado, y eso redunda en una inseguridad del niño, que no entiende el cambio de órdenes y conducta de los padres, según su humor o disposición. Pero si los padres hacen un mínimo esfuerzo, tal y como explicamos en el libro, se puede superar.

–Cada vez hay más niños tiranos. ¿Se puede evitar? ¿Cómo?

–Esos niños solo son seres inteligentes que no han tenido una imposición de normas y rutinas claras desde pequeños. Han conseguido todo lo que han querido desde pequeños y no entienden cuando algo o alguien les contradice. En el fondo, son niños con baja autoestima, que no han sido educados en la frustración. No han aprendido que no se puede conseguir todo inmediatamente en la vida. Que el éxito es puntual, que lo habitual es el fracaso, y que para conseguir un éxito hay que pasar por muchos fracasos. Educar en ese aspecto, enseñando a aceptar el "no", es hacer niños más seguros.

–¿Es posible compatibilizar la crianza de los hijos y el mundo laboral sin acabar estresado?

–Entiendo que la calidad del tiempo que pasan con ellos es mejor que la cantidad.

–¿Cómo repercutirá en generaciones futuras el que muchos padres cedan esta responsabilidad, por falta de tiempo, a guarderías?

–Las guarderías hacen un trabajo ejemplar, muchas veces sin que se les corresponda. Los niños deben ser educados en casa. En las guarderías simplemente refuerzan los hábitos correctos que empiezan a aprender los niños. Nunca pueden pretender los padres que las guarderías les sustituyan. No es su función.

–Antes los extraños estaban en la calle, ahora en la red. ¿Deberían preocuparse los padres?

–Ante todo, las nuevas tecnologías no son buenas ni malas, sino que depende del uso que hagamos de ellas. Los padres son los responsables de poner límites en su uso, y desde muy pronto, porque luego es más complicado. Si un niño, para que no moleste, ve dibujos animados dos horas al día a los 3 años, a los 7 estará enganchado a los videojuegos y a los 15, a internet. Son los padres quienes deben decir "no", aunque el niño argumente que "todos los niños lo hacen". Los límites y las normas correctas no traumatizan a nadie. Justo lo contrario.