domingo, 13 de noviembre de 2011

Santiago Niño Becerra: 10 años de Crisis

Dice que harían falta 800.000 millones de euros para rescatar a España, por lo que es "irrescatable"

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llul Santiago Niño-Becerra asegura que España arrastrará un paro estructural de entre el 14% y el 16% "de forma indefinida", entre otras cosas porque para crear empleo neto España tiene que crecer al menos un 2%, algo que, según dijo, no se vislumbra en el horizonte.

Así lo indicó en una entrevista a Europa Press con motivo de la publicación de su libro 'Más allá del Crash' (Los libros del lince, 2011), en el que se apunta que ésta será una de las consecuencias de una crisis sistémica que se prolongará al menos una década, hasta el periodo 2020-2023, y en la que "el concepto de pleno empleo desaparecerá".

Según el economista, España "ya está en recesión" si se entiende por este concepto "un parón económico". "Lo que pasa es que se está dando la información con cuentagotas para que la gente vaya elaborándola, meditándola y haciéndose una idea de lo que viene", quiso dejar claro el economista.

Según su pronóstico, lo que viene es un mantenimiento de la fase bajista de la crisis hasta 2012, momento a partir del cual se entrará en una fase de estabilidad hasta 2015 o 2016, para repuntar de nuevo, pero no hasta los niveles previos a la crisis. "Estaremos estables, pero con menos riqueza", añadió.

En este escenario, se producirá una reducción de la producción y una automatización de los procesos productivos "hasta límites insospechados". A ello se unirá que las empresas buscarán una mayor productividad reduciendo el personal.

En este contexto, Niño-Becerra asegura que "aunque se reduzca a cero el coste del despido, la empresa solo contratará si lo necesita y, en todo caso, echará a un trabajador para contratar a otro más barato". Todo ello redundará en una menor necesidad de mano de obra y en más destrucción de empleo, de ahí también las altas tasas de paro estructural.

"ESPAÑA ES IRRESCATABLE".

Durante estos años, España además tendrá que drenar su principal problema, la deuda, no sólo la pública, sino principalmente la que arrastran la banca, las familias y la deuda corporativa, esto es, los bonos emitidos por empresas que, a su juicio, "son impagables" y que son "una bomba de relojería".

En este sentido, Niño-Becerra asegura que España no será rescatada porque "es irrescatable". "Harían falta 800.000 millones de euros", según sus cálculos.

Por ello, consideró que no es viable inyectar más estímulos en la economía que hagan crecer aún más la deuda, sino hacer un "análisis" del gasto, para conocer "el apellido de cada euro", algo que, en su opinión, "no se ha hecho porque tendría implicaciones políticas".

Solo tras este ejercicio habría que plantear la política fiscal más adecuada y esperar a la absorción de la deuda. Si bien, el economista considera que lo que será inevitable será la "monitorización" de la economía española por parte "técnicos externos", aunque asegura que esto ya lo están haciendo los mercados. "La monitorización significa intervención, tener que pedir permiso para todo", añadió.

ES EL MOMENTO DE LAS GRANDES CORPORACIONES.

En el largo plazo, Niño-Becerra dibuja un panorama en el que ganarán peso los 'clusters' y las grandes corporaciones, en detrimento de los gobiernos, que tendrán "un papel cada vez más marginal".

Así, el poder económico "tendrá más poder que los países", hasta el punto de que "instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Central Europeo (BCE) tendrán que llegar a algún tipo de acuerdo con las corporaciones empresariales".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada