domingo, 27 de noviembre de 2011

Punset y Vencer el Pesimismo y la Tristeza

La crisis que atravesamos no es motivo para dejarse vencer por el pesimismo. Porque crisis significa cambio. Y lo que está por venir será mucho mejor. Así lo cree y así lo afirma en su nuevo libro, 'Viaje al optimismo' el televisivo Eduard Punset. "No estamos viviendo una crisis planetaria", afirmó el divulgador científico durante la presentación del ensayo en Madrid. "Es una crisis de países específicos y no durara para siempre", añadió.

Luego dio algunas de las claves para salir de ella, haciendo especial hincapié en la urgente "presencia de los jóvenes" entre las clases dirigentes. "Siempre me encuentro con viejos y chimpancés", bromeó Punset. Acto seguido, recordó que cada vez vivimos más y, aunque no lo parezca, "el altrusimo gana terreno a la violencia". Motivos para que el optimismo cotize al alza, ¿no?

La importancia de aprender a gestionar las emociones

Punset hace un llamamiento a los gobiernos ("aprovechando que ahora tenemos uno nuevo") para que se eduque en la escuela sobre la manera de diferenciar y gestionar nuestras emociones. "No es lo mismo la ansiedad, necesaria para estar alerta ante ciertos peligros, que el miedo, que consigue paralizarlo todo".

Se tenderá a trabajar menos durante más tiempo y será casi ocio

Según Punset, el siglo XX fue el de la repartición de la riqueza y el XXI será el de la repartición del trabajo. "Ahora diferenciamos entre trabajo y vida personal, pero la tendencia será a tener jornadas más cortas y trabajar durante más años; además, el trabajo se llegará a confundir con lo que ahora consideramos ocio".

Ser o no pesimista depende de la relativización de la realidad

Evolucionamos hacia un mundo mejor, donde se vivirá más tiempo, nuestra capacidad cognitiva será superior a la de un ordenador, se personalizará la medicina y las redes sociales acabarán con la tristeza que produce la soledad ("un 30% de la población mundial está enfermo de soledad", afirma Punset). Pero nos concentramos en un presente desolador.

La importancia de la intución

Nuestras neuronas deciden 10 segundo antes de que nuestros músculos actúen, lo que hace de la intuición un elemento muy a tener en cuenta para profundizar en el conocimiento de las cosas. Un factor muy relevante para en el futuro acertar en la distribución de recursos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada