martes, 1 de noviembre de 2011

Amando de Miguel. Memorias y desahogos en El MUNDO

El sociólogo Amando de Miguel (Pereruela, Zamora, 1937) celebra su 73 cumpleaños con una autobiografía con centenares de personajes, imágenes, anécdotas, pasiones y desengaños en 'Memorias y desahogos'.

«Durante todo este tiempo me he movido mucho y creo que era el momento de contarlo, hay cosas muy interesantes», indica. «No sólo de mi vida, sino también de la gente que me ha rodeado», indicó en la presentación de la nueva publicación en Valladolid.

El libro relata su servicio como «espía» para el Cesid, su «destierro» de Barcelona por un incidente violento o su «tránsito» del voto de Felipe al PP. Muchas historias y protagonistas y Amando de Miguel tiene claro quién es una de las personas más trascendentales de su vida: «Mi madre». «Ha sido la clave de mi vida, ella quiso que todos los hijos fuésemos a la Universidad y todos hemos sido profesores universitarios. Le debemos mucho».

Tampoco pierde su ubicación espacial. Desde Pereruela partió a Madrid pero regresa a su tierra de vez en cuando, la última ocasión fue la semana pasada para presentar en Zamora su libro. «Cuando yo era niño en mi pueblo no había agua corriente y ahora está espléndido, con zonas verdes, chalés. Es la transformación importante que ha vivido España y que también cuento en este libro porque lo he vivido de cerca, he sido testigo de ese éxodo rural».

Catedrático en Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, ha publicado más de 130 libros y miles de artículos. «De la misma forma que mi pueblo tuvo siempre ese espíritu cacharrero, yo también he conservado ese espíritu de vendedor con mis libros y artículos», compara el sociólogo, que además ha sido visitante en las universidades de Yale, Gainsville (Florida), San Antonio (Texas) y el Colegio de México.

'Memorias y desahogos' comienza con las fotos de sus cuatro nietos: Jorge, Lucas, Candela y Marina, la «sucesión generacional». Las 600 páginas continúan con su vida ligada a la historia del país. «Nací el 20 de enero de 1937, en plena guerra civil. En esa fecha el caudillo inauguraba en Salamanca las instalaciones de Radio Nacional de España, un regalo de Hitler».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada