martes, 6 de diciembre de 2011

Pla es el primer escritor moderno de libros de viajes en catalán. Además, primero por "La Publicidad" y, después, por La Veu de Catalunya y El Sol de Madrid, Pla es un destacado corresponsal de prensa.

Cartes de lluny (1920-1938)


Sebastià Puig "L'Hermós" y Josep Pla. Aigua Xelida, c. 1925. Fundació Josep Pla, col.lecció Josep Vergés.




Josep M. de Segarra, Francesc Pujols y Josep Pla. Martorell, 1930. © Gabriel Casas. Fundació Josep Pla.

Pla es el primer escritor moderno de libros de viajes en catalán. Además, primero por "La Publicidad" y, después, por La Veu de Catalunya y El Sol de Madrid, Pla es un destacado corresponsal de prensa. Durante casi veinte años, su trayectoria personal va íntimamente ligada al viaje, al movimiento y sus primeros libros son sobre todo recopilaciones de crónicas viajeras. Al lado de otros escritores como Josep Carner, Josep M. de Sagarra, Eugeni Xammar o Joan Crexells, Pla se desdobla en un corresponsal móvil que viaja por toda Europa (París, Génova, Italia, Berlín, Moscú, Londres, Estocolmo…) y que no deja nunca de observar la realidad, de leer constantemente, de escuchar y conversar a todas horas sin descanso. Desde el primer momento, es un escritor que consigue un gran éxito popular (de los dos primeros libros, se hicieron tres ediciones de dos mil ejemplares), que colabora en un gran número de publicaciones, que es reconocido por los principales escritores y críticos del momento y que es traducido en el extranjero.



1922. Fundació Josep Pla, col. Edicions Destino.


Su larga estancia en las principales capitales europeas hace que se interese también por la política. Pla siempre estuvo atento a la evolución política e intelectual de Catalunya: es elegido diputado de la Mancomunitat de Catalunya en una lista nacionalista del Baix Empordà, en el año 1921. Unos años más tarde, bajo la dictadura de Primo de Rivera, fue procesado por un artículo crítico sobre el ejército español. En aquellos años vive exiliado, en contacto permanente con las principales figuras nacionalistas que conspiraban contra la dictadura, como Francesc Macià. Vuelve en el año 1927 y enseguida se convierte en un personaje polémico: deja "La Publicitat", se convierte en la firma más destacada de La Veu de Catalunya, el diario de la Lliga y se pone a las órdenes de Francesc Cambó, de quien acabaría escribiendo una biografía política.

Después de la proclamación de la República, es corresponsal parlamentario en Madrid de La Veu. Amenazado de muerte como otros periodistas próximos a la Lliga, deja la Catalunya republicana en septiembre de 1936. Vive refugiado en Marsella con Adi Enberg que trabaja para los servicios de información y propaganda franquistas en el extranjero. Llega a Barcelona en enero de 1939, con las tropas franquistas y, poco después, se instala en el Empordà.



Rosa Pla, Pere Pla, Josep Pla y Maria Casadevall en El Canadell. Calella de Palafrugell, 1922. Fundació Josep Pla, col. Josep Vergés.




Adi Enberg y Josep Pla en el Faro de Sant Sebastià. Llafranc, 26.10.1927. Fundació Josep Pla, col. Edicions Destino.

1920
En el mes de abril se va a París como corresponsal de La Publicidad. En el mes de julio es despedido por un plagio en un artículo, pero en el mes de septiembre se reincorpora porque sus artículos habían tenido un gran éxito.


1921
Publica desde Barcelona, la sección "Pall-Mall". En el mes de febrero se va a Mallorca y publica sus crónicas en forma de diario. Ejerce de enviado especial en Madrid. Es elegido diputado de la Mancomunitat de Catalunya por la Lliga Nacionalista del Baix Empordà. Viaja a Portugal. El padre de Josep Pla tiene problemas económicos y tiene que vivir en pensiones en Barcelona.


1922
Enviado especial en Italia. Escribe en La Publicitat, La Veu, en El Sol de Madrid y en la revista D'Ací d'Allà. Cubre la marcha sobre Roma.


1923
Viaja al Ruhr, ocupado por Francia, a Lausana y Renania, Baviera, Turingia y Sajonia. Se establece de corresponsal en Berlín donde convive con el periodista Eugeni Xammar.


1924
Procesamiento militar por un artículo crítico con la política militar española en Marruecos, publicado en El Día de Mallorca. Viaja constantemente por Europa. Inicia la relación con Adi Enberg, ciudadana noruega nacida en Barcelona.


1925
Publicación del primer libro importante: Coses Vistes. Viaja desde París hasta Rusia y después se va a Inglaterra.


1927
1935
Anuncia a la familia una supuesta boda con Adi Enberg con quien viaja a Córcega. Vuelve a Catalunya. Colabora en La Nau, La Nova Revista, L'Opinió y La Veu de Catalunya. Viaja por el levante europeo y trabaja de corresponsal político en Madrid. Publica: Llanterna màgica, Relacions, Cartes de lluny, Cartes meridionals, Madrid. Un dietari, Madrid (L'adveniment de la República).


1936
1937
Inicia la colaboración en la revista S'Agaró. Al inicio de la guerra civil española, se exilia a Francia e Italia, juntamente con Adi Enberg, que trabajaba para el servicio de espionaje franquista. Cambó le encarga la Historia de la Segunda República Española, que terminará en 1939.


1938
Entra en la España franquista por San Sebastián. Colabora en El Diario Vasco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada