martes, 13 de diciembre de 2011

un escritor genial, Juan Rulfo (1917-1986)

Además de un escritor genial, Juan Rulfo (1917-1986) fue un fotógrafo excepcional. Si su sucinta obra literaria se concentra en tres títulos, fue algo más prolífico con la cámara. Comenzó y dejo de escribir al mismo tiempo que abrazaba y abandonaba la fotografía. Sus imágenes -unas 6.000, siempre en blanco y negro- no desmerecen en absoluto a las de contemporáneos como Henri Cartier-Bresson o Manuel Álvarez Bravo. Lo podrán comprobar quienes visiten la muestra 'Solo son imágenes. 25 fotografías de Juan Rulfo' que a lo largo de este año recorrerá las tiendas Fnac de varias capitales españolas. Una ocasión especial, ya que la obra fotográfica de Juan Rulfo no se había exhibido en nuestro país en los últimos diez años.
La exposición con las imágenes realizadas por el célebre escritor mexicano ha sido organizada por la Fundación Juan Rulfo en colaboración con la Editorial RM, para conmemorar los 25 años del fallecimiento del autor de 'Pedro Páramo'.
La exposición reúne 25 instantáneas extraídas del libro de reciente publicación '100 fotografías de Juan Rulfo'. (Editorial RM). La selección es responsabilidad de dos grandes expertos en fotografía, el inglés Andrew Dempsey y el italiano Daniele de Luigi, quienes han tenido acceso pleno al legado fotográfico del autor de 'El llano en llamas'.
Víctor Jiménez, director de la Fundación Rulfo, explica en la introducción de la exposición la relevancia de la para muchos desconocida faceta fotográfica del escritor mexicano. «No es muy conocido el hecho de que Juan Rulfo hubiese tenido trayectorias paralelas en la literatura y la fotografía. Hacia 1940 escribe sus primeros textos y toma sus primeras fotografías; alrededor de 1960 deja prácticamente de escribir literatura y de realizar imágenes con su cámara. En ambas actividades alcanzó una maestría que ha sido universalmente reconocida», destaca Jiménez.
Paisaje y arquitectura
Las imágenes ofrecen una muestra representativa de la producción fotográfica de Rulfo, que realizó sobre todo instantáneas de arquitectura -disciplina de la que fue buen conocedor- se interesó también por el paisaje y los grupos étnicos de México, la vida (y la muerte) en los pequeños puebloa, y retrató a artistas, escritores, amigos y familiares.
Andrew Dempsey dedicó una década al estudio del legado fotográfico de Rulfo con el auxilio de Daniele de Luigi. Ambos seleccionaron las cien instantáneas recogidas en el libro-catálogo, el primero que parte del conocimiento de la totalidad del archivo fotográfico de Rulfo.
El libro incluye dos textos de Juan Rulfo: uno dedicado a Henri Cartier-Bresson en las dos épocas de su paso por México y otro sobre el fotógrafo mexicano Nacho López. Dempesu y De Luigi escriben sobre la fotografía de Juan Rulfo desde una perspectiva muy informada en sus respectivas áreas de competencia. La muestra, que ha comenzado su andadura en Bilbao, viajará luego a Madrid Barcelona, Sevilla, Zaragoza y Valencia. En el 2012 la exposición viajará a las tiendas Fnac de otras ciudades.
Nacido en 1917 en el sur del estado de Jalisco, la temprana muerte de los padres convirtió a Juan Rulfo en un crío solitario. En su infancia halló refugio en la bien nutrida biblioteca de un cura depositada en su casa familiar, lo que supuso su primer y decisivo contacto con el mundo de las letras. Ya en México D.F. asistió a cursos de historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Hacia 1940 toma sus primeras fotografías y escribe sus primeros textos. En la década siguiente recorre gran parte de su país como excursionista y montañero. Publica algunos cuentos en la revista 'América', en la que también da a conocer sus fotografías.
A principios de los cincuenta obtiene dos becas del Centro Mexicano de Escritores, fundado por la estadounidense Margaret Shedd, y gracias a las mismas concluye 'El Llano en llamas' y 'Pedro Páramo'. En 1958 termina 'El gallo de oro', su segunda novela. Hacia 1960 interrumpe su trabajo en las letras y la fotografía, dedicándose intensamente a la labor editorial en el Instituto Nacional Indigenista, hasta su muerte en 1986.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada