viernes, 9 de diciembre de 2011

Lou Marinoff: "El Taoísmo milenario es mas necesario que nunca"

Lou Marinoff: "El Taoísmo milenario es mas necesario que nunca"
El escritor estadounidense, autor de 'Platón y menos Prozac', vuelve a "recetar" filosofía para combatir el estrés contemporáneo



El filósofo Lou Marinoff EFE/Paco Campos

Madrid. (EFE/Carmen Sigüenza).- Primero fue Platón, después Pitágoras y ahora el escritor y filósofo estadounidense Lou Marinoff vuelve la mirada hacia la milenaria filosofía taoísta del extremo oriente para ayudar a la gente en este momento de crisis económica y de valores con unas propuestas prácticas que ha plasmado en El poder del Tao.

Y España ha sido, una vez más, el país elegido por Lou Marinoff para que El poder del Tao vea la luz por primera vez. Editado por Ediciones B este libro se puede convertir en otro gran best seller del autor, como ya ocurrió con Más Platón y menos Prozac, Pregúntale a Platón y El ABC de la felicidad.

¿Cómo se puede hoy parar, mirar hacia dentro de uno mismo, no responder a la ira externa, no sufrir, respirar hondo y tener armonía y equilibrio? Esta es la pregunta que se hizo este profesor y catedrático de filosofía en el City College de Nueva York, uno de los máximos exponentes de la Filosofía práctica.

"La máxima razón por la que todo el mundo sufre es porque hacen hincapié en las cosas externas que no pueden controlar, sin prestar atención a las necesidades internas. Y la filosofía taoísta, que durante más de 2.500 años ha ayudado a millones de personas y que dice que la avaricia es el camino para el desastre, puede ayudar mucho, con lo que tenemos encima", explica hoy a Efe este autor, que lleva puesta una corbata con los símbolos del yin y el yang del Tao.

"Y la única forma de que se modifique esta situación -continúa- es que el ser humano se posicione y se pregunte qué es lo importante en la vida, que esté fuera de la codicia y que desarrolle sus capacidades interiores, porque creo que la gente ha tocado techo y sabe que el sistema ya no funciona. El mundo está viviendo por encima de sus posibilidades y se ha creado un mundo irreal sin base".

Marinoff repasas las enseñanzas fundamentales de Lao Tzu aplicándolas a cuestiones diarias. Cada capítulo recoge casos prácticos y determinados que ponen de relieve cómo creadores, empresarios, artistas, deportistas o cualquier ciudadano que ha seguido el camino del Tao ha salido fortalecido.

La filosofía taoísta considera tres premisas fundamentales, la complementariedad, la armonía y el cambio. Y Marinoff cree que existe una oportunidad de oro en estos momentos para aplicar estas premisas.

La complementariedad está representada por el símbolo del yin-yang, y explica que la separación es una ilusión, ya que todas las cosas forman parte de un todo. En cuanto la armonía, los taoístas son felices porque la felicidad no es una presa a la que haya que dar caza, sino toda una sensación se serenidad que reside en nuestro fuero interno.

Y, finalmente, los taoístas creen que el cambio es lo único constante, y que éstos son legítimos y no accidentales. "Al actuar de acuerdo con el Tao, movilizas poderosas fuerzas que te ayudan a sacar el mejor partido del cambio", dice.

"Tenemos que tomar conciencia de que nuestros deseos nos conducen a objetivos insanos. Esos apetitos son los que nos llevan a la infelicidad. Si mi vecino es un corrupto, yo no lo voy a poder cambiar. Cada cual tiene que mirar hacia dentro de sí y todo el mundo tiene la posibilidad de cambiarse a sí mismo, de caminar hacia donde te diga tu voluntad", subraya este escritor.

Marinoff también alerta contra el excesivo uso de fármacos, sobre todo en Estados Unidos, donde dice que la gente tiene un grado de enfermedad mental altísima.

"La gente elige lo fácil, no quieren pensar, ni elaborar, prefieren la evasión pudiéndose, sin embargo, servirse del Tao. Tienen trastornos con la comida, el sueño o el sexo, y los efectos son terribles. Han perdido la conexión con propia energía vital y dependen de todo lo que viene de fuera y esto hace que las capacidades internas disminuyan", concluye el filósofo.

La ira, el karma, el poder, la jerarquía en el trabajo, son otro de los temas a los que esta filosofía oriental se enfrenta en este libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada