miércoles, 21 de diciembre de 2011

La Soledad nos empeora la Salud

La soledad, correlacionada con la alta tensión arterial en personas mayores


(NC&T) Los autores del estudio, de la Universidad de Chicago, encontraron que las personas solitarias presentan valores de tensión arterial que son unos 30 puntos superiores a los de las personas no solitarias, incluso cuando se tienen en cuenta otros factores como los síntomas depresivos o el estrés percibido. Esto es equivalente a la diferencia entre una tensión arterial normal de 120 y un nivel de 150 que significa la Fase 1 de la hipertensión. Las diferencias entre la tensión arterial de las personas solitarias y las no solitarias eran más pequeñas a la edad de 50 años, y más grandes entre las personas en edad de jubilación.

El estudio fue dirigido por Louise Hawkley (investigadora del Centro para las Neurociencias Cognoscitivas y Sociales), John Cacioppo (Profesor de Psicología), Christopher Masi (Profesor de Medicina), todos ellos de la Universidad de Chicago, y Jarett Berry (del Departamento de Medicina Preventiva, de la Universidad del Noroeste).

El aumento en la presión arterial asociado con la soledad es de la misma magnitud que las reducciones logradas a través de la pérdida de peso y la regulación de la actividad física en las personas que padecen de hipertensión. "A juzgar por estos resultados, mejorar las conexiones sociales puede tener beneficios clínicos comparables con las modificaciones del estilo de vida", explican los autores.

El equipo basó su investigación en un estudio de 229 personas con edades entre 50 y 68 años. El grupo escogido al azar incluyó a blancos, afronorteamericanos y latinos. Se realizaron una serie de preguntas a los participantes para determinar si ellos se percibían como solitarios. Les pidieron que tasaran sus conexiones con otras personas, a través de una serie de temas, como "Tengo mucho en común con las personas a mi alrededor", "Mis relaciones sociales son superficiales", y "Puedo encontrar compañía cuando quiero".


Louise Hawkley. (Foto: U. Chicago)
El equipo de la investigación también examinó los datos sobre el peso, el consumo de alcohol, el hábito de fumar, los medicamentos para el control de la tensión arterial, y las características demográficas, y encontró que las personas solitarias tenían niveles significativamente superiores de la tensión arterial que las personas no solitarias con perfiles similares en el resto de los parámetros.

La investigación también demostró que los aumentos normales en la tensión arterial asociados con el envejecimiento se incrementan con la soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada