martes, 30 de agosto de 2011

Marie Balmary: El Monje y el Psicoanalista

Marie Balmary
El monje y la psicoanalista
Traducción de Julia Argemí

«Todo me separa de un monje católico. No creo en Dios, y es probable que él no crea en el inconsciente. Para él, la verdad es divina, se ha revelado a los hombres e incluso se ha encarnado en un hombre. Para mí, la verdad es humana, permanece oculta y solo nos llega a través de lo que no sabemos. La palabra le viene de fuera; a mí, de dentro. Él ha escogido vivir como si estuviera más allá de la condición humana, en ese celibato, esa pobreza, esa comunidad masculina, esa vida religiosa. En cambio, mi vida y mi trabajo están inmersos en la diferencia de sexos y de generaciones, en la sociedad de mi época y en la investigación científica.»

A través de una ficción dialogada —un auténtico diálogo filosófico—, la psicoanalista Marie Balmary recrea su encuentro y amistad con el monje Marc-François, hermano de Jacques Lacan. En este intercambio, Balmary explora las relaciones entre religión y psicoanálisis buscando no tanto lo que cura, sino lo que salva. Una conversación donde un dios que pide sacrificios se confronta a un dios de la palabra que apela al ser humano a expresar un yo profundo. Un coloquio que oscila entre el agnosticismo y la creencia, entre el judaísmo y el cristianismo, entre la experiencia interreligiosa y el mantenimiento de las identidades.

Autora

Marie Balmary ejerce el psicoanálisis en París. Al terminar la carrera de psicología, en los años setenta, presenta una tesis sobre los fundamentos del psicoanálisis en la que defiende una relectura del mito de Edipo. Rechazada por la Sorbona, Balmary la publica como libro (L'homme aux statues. Freud et la faute cachée du père, 1979). Posteriormente, se orienta hacia los relatos fundadores de nuestras civilizaciones, esencialmente la Biblia. Expone estas investigaciones en tres obras: Le sacrifice interdit. Freud et la Bible (1986), La divine origine. Dieu n'a pas créé l'homme (1993; versión catalana en Fragmenta: 2008), y Abel ou la traversée de l'Eden (1999). En Le moine et la psychanalyste (2005; versión castellana: El monje y la psicoanalista, Fragmenta, 2011), recurre al género narrativo para ofrecer un resumen de toda su obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada