miércoles, 24 de agosto de 2011

Guy de Maupasant: Todas las Mujeres

Guy de Maupassant, un clásico líder de audiencia para este otoño
El escritor, autor de 'Todas las mujeres', fue un profundo conocedor del alma femenina



Madrid. (EFE).- La aparición de Todas las mujeres, un volumen con 73 cuentos del escritor francés Guy de Maupassant en el que disecciona una variada muestra de la tipología femenina, una película de su novela Ben ami y la reedición de su cuento de terror La Noche ponen al escritor francés de máxima actualidad.

Guy de Maupassant, que nació en Dieppe en 1850 y murió en París en 1893, fue un escritor que comenzó siendo naturalista y que indagó después por otros caminos, como el terror y lo fantástico, con una de las plumas que mejor ha analizado tanto la sociedad de los salones burgueses como la del mundo rural.

Considerado un gran explorador del alma humana con la palabra justa, ni una más ni una menos, el autor francés ha sacado a flote todas las miserias de una sociedad hipócrita; quizá por eso, hoy también sea tan necesario.

No en vano, el pasado año la televisión francesa emitió una tanda de cuentos basados en la prestigiosa colección de La Pléiade y se colocaron como líder de audiencia, como recuerda a Efe el traductor del libro Todas las mujeres, y editor del mismo volumen, Mauro Armiño.

Todas las mujeres, editado por Siruela, recoge 73 cuentos y novelas breves en los que el escritor describe a la mujer apasionadamente enamorada, la seducida, la engañada, la libertina, la cortesana, la celosa; también la madre que lleva el cariño más allá de lo racional, o la mujer infanticida, la prostituta o la heroína que venga la muerte de sus hijos.

"Maupassant tiene 310 o 315 cuentos, con situaciones sociales totalmente diferentes; presenta a todas las clases sociales, desde los pastores bretones, al modo de vida campesina, con mozas a las que todas las pone embarazadas y por otra parte a la alta sociedad parisina. Un abanico con unos problemas que hoy no han dejado de repetirse", explica a Efe Armiño, traductor también de Marcel Proust.

Maupassant, nacido en el seno de una familia medio aristocrática y discípulo de Flaubert, decía que nunca se había enamorado; pero fue un gran mujeriego y un "atleta sexual". Frecuentó todos los salones de señoritas habidos y por haber, una experiencia que le sirvió para tener un amplio conocimiento de la situación de la mujer.

"Él siempre denunció la mala situación en la que se encontraba la mujer. Estaba muy bien relacionado con la amantes de los salones más importantes de Francia, donde charlaba y contaba cuentos", precisa Armiño, que comenta que eran muy conocidas sus hazañas sexuales.

"Se sabe -añade- que Flaubert, que lo cuenta en su diario, muchas veces invitaba a sus amigos para que vieran 'en acción' a Maupassant, y para ello alquilaba el servicio de tres prostitutas con las que él hacía las delicias para los presentes".

El libro se abre con uno de sus grandes cuentos Bola de sebo (1880), una historia que se desarrolla durante la ocupación Francesa en la guerra franco-prusiana de 1875, con una joven prostituta amante de la comida como protagonista.

El próximo mes de septiembre la editorial Nórdicas también publicará uno de las novelas más significativas del escritor, La noche, una edición de Toño Benavides, en edición ilustrada y bilingüe.

Y por si esto fuera poco, este otoño Maupassant estará en las pantallas de cine, con la película Ben Ami, basada en su novela escrita en 1850, con Robert Pattinson y Uma Thurman, dirigidos por Declan Donnellan y Nik Ormerod.
Una película que se estrenará en octubre en Estados Unidos, y en la que el escritor rasga el velo a la aristocracia de la sociedad francesa del siglo XIX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada