domingo, 21 de agosto de 2011

Hitler Homosexsual reprimido

Hitler era homosexual, según un historiador alemán
Adolf Hitler era un homosexual encubierto y utilizó su carisma homoerótico para acumular poder, dijo el miércoles un destacado historiador alemán.

El libro de Lothar Machtan, "El secreto de Hitler: La doble vida de un dictador", argumenta que conocer la orientación sexual del líder nazi puede ayudarnos a comprender su vida.

Su lanzamiento ha causado sensación en la Feria del Libro de Francfort de este año.

"Hay cosas en la vida de Hitler que son enigmáticas. El conocimiento de su homosexualidad puede ayudarnos a entenderle mejor", dijo Machtan, profesor de historia moderna en la Universidad de Bremen, en una entrevista a Reuters en la feria.

"La cuestión clave no es que pueda revelar la verdad universal sobre Hitler. Pero su homosexualidad podría ser un eslabón perdido que nos ayude a entender elementos poco claros en su vida".

Hitler aprendió a manipular su "potencial homoerótico" y utilizó su "carisma erótico" para ganar poder.

"Si miramos el importante círculo de personas alrededor de Hitler, un conocimiento de su homosexualidad hace más fácil comprender cómo un hombre como él, sin contactos o influencia, puede convertirse en tan poderoso", dijo Machtan.

Hitler utilizó su carisma para lograr el apoyo de grupos como la milicia Freikorps y los nazis "camisas pardas", que proporcionaron la fuerza que ayudó a su ascenso al poder en la democracia caótica de la República de Weimar.

"Estos grupos sólo de hombres buscaban un teórico que presentara la visión de un hombre ideal", dijo Machtan. "Hitler explotó esto".

Pero aunque Machtan afirma que "Hitler amaba a los hombres" también subraya que su impulso estaba muy reprimido: "Nunca podía negar su homosexualidad totalmente pero tampoco podía vivirla completamente. Fue un hombre que nunca era lo que aparentaba".

Biografías previas han hablado de las relaciones ambiguas de Hitler con su sobrina Geli, que se suicidó en 1931, y con Eva Braun, la compañera con la que se casó horas antes de su pacto suicida al final de la guerra en 1945.

Machtan reconoce que no hay una prueba irrefutable de que Hitler fuera "gay" o actuara de acuerdo a ningún deseo homosexual.

Pero argumenta en el libro que Hitler llevó un estilo de vida "gay" en sus primeros días en Viena y Munich y tuvo una serie de amigos homosexuales en la década de los 20.

Hitler pensó que podría ser chantajeado por su pasado, dijo Machtan, y su temor le llevó a la sangrienta purga de muchos camaradas "gays" durante la "Noche de los cuchillos largos" en 1934, incluyendo a Ernst Roehm, el líder de las fuerzas de choque nazis.

"El hecho de que Hitler sintiera que podría ser chantajeado por su pasado jugó un enorme papel en sus decisiones políticas", dijo Machtan.

Los homosexuales fueron oprimidos brutalmente tras la llegada al poder de Hitler en 1933. Decenas de miles murieron en campos, forzados a llevar un triángulo rosa donde las víctimas judías de los nazis llevaban una estrella amarilla.

Sin embargo, comprender la sexualidad de Hitler no explica la política de exterminio masivo de los judíos, dijo Machtan.

"No explica muchas cosas como el Holocausto. Sería absurdo explicar el Holocausto basándose en la homosexualidad reprimida", dijo.

Machtan negó cualquier sugerencia de que su trabajo fuera hostil a los homosexuales.

Visiones previas de Hitler tendían a retratar al hombre privado detrás del dictador como una "cáscara vacía", dijo el autor. *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada