sábado, 9 de julio de 2011

Quiero El Cambio de Bernardo Stamateas

Yo quiero un cambio
Entrevista de Juan José Santander a Bernardo Stamateas
JS = Juan José Santander
BS = Bernardo Stamateas

JS: ¿por qué en nuestra sociedad está tan mal visto el error, la equivocación, y no como que es un paso para lograr algo mejor?
BS: Dicen que ‘si el error te enseña es tu amigo y si no te enseña es tu enemigo’, entonces, el camino al éxito está pavimentado de fracasos. Lo que pasa es que estamos acostumbrados a rotularnos: ‘me equivoqué, no sirvo para nada’. Tendemos a ligar el error a la autoestima. Cuando uno tiene sueños, la crítica, el error, el fracaso, forman parte del ‘combo’. Pero como venimos de una sociedad muy culpógena, donde todo es culpa, dolor, amor al sufrimiento, creemos que el éxito es que no nos pase nada malo. El error es parte de cualquier proceso de aprendizaje.
Cuando uno se equivoca y por eso piensa que es un inútil, actúa en consecuencia. Por eso el cambio más importante que debemos hacer es el cambio interior, el cambio de las creencias, de las ideas: sacarse las ideas limitantes de ‘no se’, ‘no puedo’, ‘es muy difícil’… Cuando hacemos esos cambios de pensamientos, todo el afuera comienza a cambiar.
Es muy importante saber que los cambios nos pueden ayudar, y que hay que hacerlos cuando estamos bien y no cuando estamos mal. En general uno busca cambiar cuando toca fondo. Por ejemplo: el momento de buscar trabajo no es cuando uno ya no lo tiene, porque está con una carga emocional que lo tira abajo.
Es importante saber también de que el error es parte del crecimiento, y que debemos equivocarnos. Cuanto más rápido nos equivocamos más cerca estamos del éxito

JS: A veces pensamos que son tantas cosas las que debemos cambiar! Que quedamos trabados y no empieza por nada.
BS: A veces pensamos que necesitamos grandes cambios. A quien dice que necesita un cambio de 360º, yo le digo: no es así, porque entonces quedás en el mismo lugar. Un pequeño cambio es como una bolita de nieve que lanzamos desde la punta de una montaña, y que puede arrastrar un montón de otros cambios positivos. Un cambio muy sencillo y poderoso que podemos comenzar a hacer ahora mismo, es por ejemplo, comenzar a llevarnos un poquito mejor con los demás. ¿Por qué digo que es tan importante? Porque no llega a la cima el que sabe más sino el que sabe relacionarse mejor con los otros. En un trabajo te contratan por tu capacidad y te despiden por tu carácter. Eso se llama inteligencia emocional. Sonreír un poco más, ayudar a otro a alcanzar sus sueños, buscar las cosas en común que tenemos con los demás. Nadie llega a la cima solo. Se llega en equipo. Por eso nuestro capital mas valioso son nuestras relaciones interpersonales. Hay que cuidar los vínculos.

JS: ¿Siempre estamos a tiempo de cambiar?
BS: Siempre. Tenemos que hacernos amigos de los cambios. Otro cambio posible, positivo, necesario, es recuperar los sueños. Un álbum de fotos tiene todas fotos del pasado. ¿Por qué no hacer un álbum de fotos del futuro? Reforzar las fotos de lo que queremos lograr, lo que esperamos. Dibujar los sueños. Las personas no envejecen por su edad sino por la falta de sueños. Los sueños, lo que esperamos, es el mañana. Cuanto más sueños pongamos delante nuestro mas lejos vamos a sentir la muerte.

JS: A veces relacionamos la palabra ‘sueños’ a una etapa de la vida, a la infancia, adolescencia, juventud. Y después parece que ya no tendríamos que soñar más
BS: Y eso es lo que pasa con los jóvenes que no tiene proyectos: caen en la droga, en la depresión… Cuando el pasado es más grande que el presente, se cae en la depresión. En cambio cuando el futuro es más grande que el presente, somos soñadores. Necesitamos entonces agarrar un lápiz y comenzar a escribir todos nuestros sueños, ya sea en lo económico como en lo espiritual, familiar, personal. ¿cómo sabemos que un sueño es bueno? Cuando se lo contamos a alguien y nos dice ‘¡estás loco!’. Abrazar un sueño grande es un cambio extraordinario, porque cuando uno tiene sueños está motivado. Motivación es eso: motivo y acción.
Dicen que ‘Dios escondió su voluntad en lo que te apasiona’. Hay gente que dice no saber cuál es la voluntad de Dios. Yo les digo: mirá lo que te apasiona. Esa es la pista de aterrizaje de tus sueños.

JS: A veces desde la fe pensamos que la voluntad de Dios tiene que ver justo con lo contrario de lo que nos gusta y nos apasiona ¿cuánto tiene que ver la pasión en el desarrollo de los sueños y en la posibilidad de cambio?
BS: Hay gente que piensa que dice no saber si lo que le gusta es lo que Dios quiere. Yo le digo: más vale que te guste a vos, porque la que va a hacer eso sos vos y no Dios. Dios nos va a dar los deseos del corazón. Volver a recuperar el deseo, lo que nos apasiona, lo que nos entusiasma, es un buen cambio que puede traer grandes resultados.

JS: ¿cómo se pueden priorizar y ordenar los cambios? A veces sentimos que hay mucho que cambiar, pero se debe empezar por algo.
BS: tenemos que empezar con la pregunta clave: “¿qué puedo hacer yo frente a lo que me pasa?”. Eso se llama “actitud”. Yo no elijo todas las batallas que vienen a mi, pero puedo elegir cómo reaccionar. Ejemplo: me siento solo. ¿qué puedo hacer para sentirme un poquito menos solo? No tengo plata…no hay hombres… NO. No digamos lo que NO. Digamos qué podríamos hacer. Otro ejemplo: Se murió un hijo ¿qué podríamos hacer para sentirnos un poco más consolados? Llamar a alguien, escribir una carta, compartir a alguien lo que estamos sintiendo… Cuando uno recupera el ‘control remoto’ de su mundo emocional y sale de la posición de víctima y se pone en la posición de protagonista, los cambios empiezan a suceder. Es decir que lo más importante es dejar de esperar que nos vengan a salvar de afuera. Nadie nos va a venir a salvar. Tenemos el poder interno para elegir nuestras reacciones. Cuando uno recupera el control remoto, comienzan a suceder uno detrás de otro los cambios, porque dejamos de ser gente pasiva para tomar un rol activo. Ese sería el primer paso.
A veces queremos generar un cambio y nos cuesta. ¿qué tenemos que hacer? Achicarlo. ¿cuánto más chiquito? Hasta que lo podamos lograr. Porque cuando logramos algo chiquito se refuerza nuestra estima. Entonces nos ponemos otra pequeña meta, y otra, y otra, y cuando nos damos cuenta estamos en un círculo virtuoso. Es decir, no necesitamos GRANDES cambios.
Otra cosa que podemos hacer es revisar nuestro sistema de creencias, nuestras ideas. ¿qué ideas están vencidas, ya no sirven? Y des enamorarse de ellas, para que las podamos reemplazar por ideas de mejor calidad. No es fácil, pero sí posible.

- Conocí el amor siendo maltratada física y psicológicamente. Desde entonces sigo buscando un compañero, pero caigo siempre en el mismo tipo de personas. Quiero cambiar, y lucho, y me aferro a Dios, a la ayuda psiquiátrica, y veo que sigo hiriéndome, maltratándome ¿por qué? Estoy logrando lo contrario de lo que deseo
BS: Primero, te felicito por tu fortaleza para querer seguir adelante pese a los maltratos recibidos. Por eso, lo primero que te diría es que sos más fuerte de lo que vos creés y pensás. Otra persona hubiese abandonado al primer golpe. Vos, a pesar de haber repetido el mismo patrón, querés crecer y cambiar. Tenés que conectarte con esa fuerza interna que tenés. Lo segundo es que trabajes en tu estima: vuelvas a ser una ‘naranja completa’ y no ‘media naranja’ buscando alguien que te haga feliz. Tenés que comenzar a ser feliz ahora, como estás, sin pareja, para que cuando encuentres a alguien puedas compartir esa felicidad y no la esperes de ese otro. En general el maltratador viene como un seductor, promete amor, y una eterna luna de miel. Pero pide a cambio de ese amor que el otro sea ‘su barrilete’, sea un objeto. Nadie que te descalifique, que te compare, que te reduzca a una cosa, es una persona digna de estar con vos. Sobre eso debés reflexionar y a partir de allí comenzar los cambios.

- ¿Por qué cuesta creer en uno mismo y se da importancia lo que dicen los demás?
BS: Hay un gran error que cometemos a menudo los seres humanos y es pensar que la estima viene de la valoración exterior. Entonces nos metemos en una montaña rusa emocional, y quedamos esclavos de la gente, y nos sentimos según nos feliciten o nos maltraten. La estima es algo que nos tenemos que dar nosotros a nosotros mismos, y saber que no tenemos precio sino valor. La gente nos pone. Y si hacemos caso al precio que nos ponen, vamos a ser des-preciados, menos-preciados…Nosotros valemos por ser creación de Dios. Hay que recuperar el valor interno que nos damos nosotros a nosotros mismos. Todos los seres humanos a lo largo de toda la vida vamos a tener virtudes y defectos. Cuando uno acepta esto, comienza a tener paz interior, y deja de idealizar a los demás.

LLEGAREMOS A TIEMO Rosana
Si te arrancan al niño, que llevamos por dentro, Si te quitan la teta y te cambian de cuento
No te tragues la pena, porque no estamos muertos. Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Si te anclaran las alas, en el muelle del viento Yo te espero un segundo en la orilla del tiempo
Llegarás cuando vayas más allá del intento Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo

Si te abrazan las paredes desabrocha el corazón No permitas que te anuden la respiración
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión que la vida son dos trazos y un borrón.

Tengo miedo que se rompa la esperanza, que la libertad se quede sin alas
Tengo miedo que haya un día sin mañana
Tengo miedo de que el miedo, te eche un pulso y pueda más. No te rindas no te sientes a esperar.

Si robaran el mapa del país de los sueños siempre queda el camino que te late por dentro
Si te caes te levantas, si te arrimas te espero. Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Mejor lento que parado, desabrocha el corazón No permitas que te anuden la imaginación
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión que la vida son dos trazos y un borrón.

Sólo pueden contigo, si te acabas rindiendo, si disparan por fuera y te matan por dentro
Llegarás cuando vayas, más allá del intento. Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.


DAME ESTE MONTE Jesús Adrián Romero
Que se ha pasado el tiempo y que los años marcan mi cara
Que mi voz ha cambiado, que no es el mismo mi caminar
Que malgasté mi fuerza, que en vanidades la dejé ir
Que diga NO a mis sueños, que se ha pasado mi mes de abril

Pero dame este monte y con mis fuerzas lo he de tomar
Cumpliré la promesa Yo he sido creado para luchar
No habrá gigante que me haga dudar y mi bandera he de alzar

Hay quienes me aconsejan que toque ahora la retirada
Que lo que no hizo el joven jamás el viejo conseguirá
Que el tren se me ha pasado, que debería ya desistir
Que ya no estoy a tiempo, que mi carrera llegó a su fin

Pero dame este monte y con mis fuerzas lo he de tomar
Cumpliré la promesa. Yo he sido creado para luchar
No habrá gigante que me haga dudar, y mi bandera he de alzar

BS: Tenemos que aprender a usar las dos palabras más poderosas que tenemos: SI y NO. Muchas veces decir NO es dar un paso adelante. Siempre vamos a tener gente que nos ama, gente que nos odia, gente que no nos conoce, que nunca caminó en nuestros zapatos pero opina de nosotros

JS: ¿Todos estamos llamados a un cambio?
BS: Sí. Además porque el cambio es inevitable. El paso del tiempo es inevitable. No hay una etapa evolutiva más linda que otra. Todas tienen su encanto, Tenemos que aprender a descubrir cual es ese encanto, saber que tenemos que pasar de una estación a la otra, y cuando pasemos tenemos que tomar un tren distinto. Tenemos que aprender a descubrir la bendición que conlleva cada etapa y saber que cada etapa trae sus cambios.
JS: Todos los días son distintos, todos estamos invitados a comenzar otra vez. Este diálogo nos ha traído mucha luz para los cambios que queremos y que también Dios nos está pidiendo.
BS: No hay que dejarse llevar por eso de que “la posibilidad es un tren que se pierde y ‘nunca más’”. Eso amarga y frustra a mucha gente. Es cierto que no hay que perder oportunidades que tal vez no vuelvan. Pero más importante es nunca darnos por perdidos. Dios dispone todo para bien. Si nos pasó algo malo, hay que saber que Dios permitirá mas adelante algo bueno y nuevo. Algo mejor va a venir, y eso es lo que nos mantiene con vida y con alegría. No debemos quedarnos en lo que perdimos.

JS: ¿qué incidencia tienen nuestras ideas en nuestros proyectos de cambio?
BS: Alguien dijo “Si crees que puedes, tienes razón. Y si crees que no puedes, también tienes razón”. Es decir: la fe puede usarse para mover montañas para ver mejor, o para mover montañas y que la montaña nos aplaste. Uno se predispone emocionalmente a lo que uno declara. La realidad se construye con las palabras. En Gn 1 Dios Dijo “que se haga la luz..” etc. Es decir: todo fue creado por la Palabra. Y también pasa eso con nosotros: creamos nuestro mundo con lo que hablamos. Cuando una persona dice por ejemplo “a mi todos me usan” “siempre me equivoco”, esas palabras construyen la realidad que después vive. Por eso es importante recuperar la confianza en nosotros mismos, sacarnos esa maldita culpa que nos vino a veces de parte de la religión, a veces de parte de la cultura, a veces de parte de la familia, que nos dijeron que todo es sufrimiento, dolor, que cuanto más sufrimos mas santos vamos a ser, el no me lo merezco… Eso hace que muchos, cuando le preguntamos ‘¿cómo estás?’, en lugar de responder ‘bien, contento’, dice ‘acá ando, luchando…’. A veces, visto desde la fe, parece que estar contento se vive con culpa.
Acá hay un principio muy importante desde la fe: Jesús se identificó con mi dolor para que yo me identifique con su victoria. Esto es un cambio de paradigma muy importante: no estamos acá para sufrir sino para superar el dolor, crecer, ser feliz. Necesitamos recuperar la alegría de la vida, la autoestima, los sueños. Saber que tenemos dentro nuestro el enorme poder de superar cualquier crisis, levantarnos de los golpes más duros. Recuperar nuestra verdadera imagen que es la imagen de Dios en nosotros.

JS: Muchas veces hacemos de una situación y un problema de nuestra vida, nuestro tema, y todo gira en torno a eso.
BS: Saltamos del TODO al NADA. “Todos me odian”, “todo me sale mal” A veces preguntamos a alguien que nos dice estar deprimido, ¿desde cuándo?, y nos responde “desde siempre”. O nos dicen “estoy mal, estuve mal todo el día” No puede ser, porque no hay nada más fugaz que la emoción. Y la emoción tiene algo negativo y algo positivo. Lo negativo es que cuando uno se siente enojado, con miedo y demás, se siente mal. La positiva es que dura unos minutos, pasa. La “ley del 20 – 80” dice que “Los grandes líderes invierten el 20% de su tiempo en analizar el problema, y el 80% en cómo resolverlo”. No tenemos que estar el 80% del tiempo analizando el problema, sino proponiendo soluciones. Hay gente que dice “¡por qué?” y hay gente que dice “¿por qué no?”

JS: ¿qué pasa cuando siempre queremos cambiar a los demás y tenemos dificultades para hacer cambios personales?
BS: Va a venir un stress muy grande, porque el querer cambiar a los otros es una señal de control y proporciona un desgaste emocional brutal. El stress es la plataforma de todas las enfermedades, es veneno, es un cáncer espiritual. Cuando uno quiere cambiar el mundo externo, cambiar a los hijos, al marido, a la abuela,…entra en un desgaste de perfeccionismo, de control, que puede llevar a una depresión muy grande. Cambiarnos a nosotros es la mejor maneja de ejercer influencia sobre los demás.

JS: A veces parece que ponemos en polos opuestos la obra de Dios, lo que Jesús puede hacer en cada uno de nosotros y la tarea y el desafío personal que uno tiene. Y una cosa no quita la otra
BS: Un ejemplo: una persona que tiene ataques de pánico es una persona que tiene una sensación, una vivencia intensa, un terror exagerado de que se va a morir, de que se está volviendo loco…y eso aparece de golpe. Hoy hay tratamientos muy buenos para superar los ataques de pánico y las fobias. En general son gente muy ansiosa. Viven el mañana. La mente está delante del cuerpo. Esa ansiedad y ese perfeccionismo, esa necesidad de controlar a todo el mundo y eso es lo que hay que trabajar: los trastornos de ansiedad.

JS: ¿cómo la fe en Dios, el encuentro con El, el aferrarnos a El tiene una enorme incidencia en estos cambios, que seguramente Dios quiere para nosotros?
BS: Una vez me preguntaron ¿por qué la gente está volviendo a la espiritualidad? Yo es explicaba que en Ap 5, hay una imagen de un ángel que tiene un pie en el mar y otro en la tierra. El pie en la tierra simboliza, lo material, lo que queremos lograr, y el mar representa el mundo espiritual. Si nos paramos con un solo pie, alguien me empuja y me caigo. Lo que pasa a mucha gente es que pisa solo un ámbito: han trabajado, estudiado, y se han dado cuenta de que les ha faltado pisar el mundo espiritual. Se dan cuenta de que la vida no solo es trabajar, estudiar, hacer dinero, y entonces comienzan a descubrir el mundo espiritual. Por otro lado están los que solo pisaron el mundo espiritual: meditar, orar, pero no tenían una moneda ni para ir en colectivo. Entonces creo que la fe en Dios es lo que nos ayuda a recuperar los dos mundos. Poder avanzar en lo material, en el crecimiento vocacional, pero también pisar lo espiritual. Los que somos creyentes tenemos la gran bendición de tener la revelación del cielo y saber que Dios quiere que pisemos fuerte en lo espiritual, que hagamos su voluntad, que nos llenemos de El, y que también lo natural, en esta ‘pelota de barro’ que es el mundo que nos ha regalado, poder avanzar, crecer, superarnos. Creo que cuando pisamos los dos mundos, cuando conectamos el cielo con la tierra, es cuando somos personas completas.
La primera revelación que tenemos de Dios es ‘Dios creativo’. Y eso está dentro nuestro: tenemos la capacidad creativa para resolver cualquier problema, para levantarnos de cualquier crisis y escalar cualquier montaña.


Stamateas.com es mi página para los que me quieran esciribir. Con paciencia en la espera de la respuesta, siempre respondo.


Muy pocas personas son Capaces de Plantearse Los Cambios
Transformar la Vida de Acuerdo a lo que a cada uno le Gusta
Para ello se necesita un gran liderazgo
Construir la Vida como te Gusta
El Libro que publica Bernardo Stamateas a finales de 2010
Es Genial
Plantea un Reto
Que muy poca gente se plantea
La Gente se queja delo que encuentra
Las Personas se quejan de lo que ven y de lo que hay
En la Vida si hay algo que no te gusta se puede cambiar y Mejorar!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada