sábado, 9 de julio de 2011

Manuel Salguero de Guatemala

POR MANUEL SALGUERO
Me preguntan: ¿Qué es más seguro, invertir en una vivienda o abrir una cuenta de ahorros en un banco?

La respuesta respecto de la seguridad es relativa, ya que la mayoría consideramos que las inversiones en bienes raíces son rentables y seguras porque conocemos de algunos casos en sectores exitosos, o evaluamos la compra de nuestra casa de hace muchos años y vemos ahora las grandes y superiores diferencias de los precios actuales.

Pero esto no siempre es así, ya que la inversión o compra de un bien dependerá mucho del conocimiento que se tenga respecto de realizar una adecuada elección inmobiliaria, ya que no todos los sectores son buenos o tienden al crecimiento esperado.

Existen sectores y cierto tipo de inversiones —lotes, casas, apartamentos, locales, etcétera—, donde el valor no crece como uno suponía, o vecindarios que no permiten la captura de los beneficios que se esperaba que produjeran. En todas las ciudades se tienen sectores deprimidos, zonas rojas, vecindarios problemáticos y proyectos fracasados, de manera que si usted hace algunos años invirtió en uno de estos, esperanzado en una justa ganancia, ahora puede ser que nadie esté interesado en comprar allí y solamente tenga pérdidas con los impuestos, vigilancias, mantenimientos y otros gastos fijos asfixiantes.

Debe tener en cuenta que si no se tiene experiencia en inversiones de bienes raíces, puede correr el riesgo de no hacer buenos negocios. Pero en cuanto a que es mejor inversión el bien raíz, si se hace bien, definitivamente lo es.

Cuando usted decida hacerlo, debe tomar en cuenta algunos sencillos consejos que le puedo compartir.

1. Cotice y evalúe varios bienes o proyectos —por lo menos 10—.

2. No se enamore de alguno —es un grave error y puede perder—, véalos siempre desapasionadamente.

3. Analice, sopese y califique las ventajas y desventajas de cada uno, para tener la mejor opción.

4. Cuando compre piense que no solamente le debe gustar a usted, el bien debe gustarle a todos o a muchos. El día de mañana habrá que venderlo y deberá ser atractivo para todos.

5. Investigue las rentas de cada uno, para ver cuál produce más por la menor inversión. Si es para inversión puede analizar locales comerciales, oficinas, apartamentos, etcétera.

6. Apóyese con financiamientos bancarios, hay buenas ofertas y opciones en el mercado financiero.

Los ahorros en cuentas bancarias son buenos, pero requieren de alguna información especializada que se debe obtener antes de hacerlo, ya que no todo lo que brilla es oro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada