lunes, 4 de julio de 2011

Masajes Linfaticos: Drenaje de Toxinas

El sistema linfático es el que se encarga de la eliminación de las toxinas del cuerpo (sistema de drenaje). Está constituido por los vasos, los ganglios y el tejido linfático y cumple tres funciones básicas entre las cuales contribuye a formar y activar el sistema inmunológico (encargado de las defensas del organismo).

El sistema linfático es un sistema de vasos paralelo a la circulación sanguínea. Otra de sus funciones es la de actuar como sistema accesorio para que el flujo de líquidos, sea reabsorbido y pase a la circulación sanguínea en dónde, entre otras cosas, es encargado de la conservación de concentraciones proteínicas básicas.

El masaje linfático, como ya se supondrá, se enfoca en estimular el sistema linfático del cuerpo, de manera que pueda funcionar lo más vigorosamente posible y pueda drenar fácilmente las toxinas. Es una experiencia relajante y terapéutica que se origina en el impulso innato de frotar alguna parte del cuerpo para aliviar un dolor.
Es una especialidad de masaje que al actuar vigorizando este sistema, su efecto se deja notar visiblemente sobre la piel porque activa la circulación y mejora la microcirculación.

Es además una alternativa muy eficaz para hacer frente a la celulitis, evitando la retención de líquidos y ayudando a desvanecer los depósitos de grasa acumulados en el cuerpo, además de que prepara los tejidos antes y después de someterse a las distintas intervenciones de cirugía estética.

Beneficios del masaje linfático

• Una eficaz alternativa para la estética, en especial la celulitis, varices, edemas, hematomas, disminuyendo la sensación de “piernas cansadas”.
• Es una alternativa muy eficaz en el área facial para problemas como el acné, la rosácea y eritema facial.
• Ejerce un efecto relajante y sedante.
• Estimula y refuerza el sistema inmunológico.

Es importante hacer notar que sus efectos no sólo son a nivel físico, la mente y las emociones también responden al toque humano. Durante los masajes, la mente y las emociones se relajan y calman, el estrés mengua y se destensa, mientras que en el cuerpo la energía aumenta.

Este masaje es recomendable para todo tipo de personas y a cualquier edad, ya que fortalece la salud y previene enfermedades. Se recomienda también en padecimientos específicos como dolores musculares, dolor de cabeza, falta de concentración, hipertensión, tensión, ansiedad, cansancio, depresión, obesidad, problemas digestivos, insomnio, eliminación de toxinas, estabilizar hormonas y mejora la irrigación sanguínea, combaten el agotamiento, desprenden células muertas en la piel, oxigena la piel, estimula la nutrición de los tejidos y el equilibrio energético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada