viernes, 9 de septiembre de 2011

Pep Guardiola: Lo que me enseña El Deporte

Emocionado. Así ha recibido el actual técnico del FC Barcelona, Josep Guardiola, el reconocimiento que el Parlament de Catalunya le ha dedicado este jueves con la entrega de la Medalla de Honor, en la categoría de Oro, de la Cámara catalana.

"Es un honor inmenso recibir esta medalla", ha dicho el de Santpedor, que ha seguido, muy emocionado, todo el acto que ha tenido lugar en una de las salas nobles del Parlament. En su discurso, el técnico azulgrana ha mostrado mucha entereza, pese a la emoción del momento.

Guardiola, humilde como siempre, ha querido quitar importancia a lo que ha conseguido durante su carrera, dando todo el mérito a las personas que le han acompañado en el transcurso de su trayectoria vital. "Mi único mérito -ha dicho- es amar mi profesión".

"Yo no quiero ser ejemplo de nadie", ha añadido para, acto seguido, destacar a la institución que admira y para la cual trabaja, el FC Barcelona. "Un día, Valero Rivera, un buen amigo, me dijo algo que nunca he olvidado. Me comentó que el Barça nos hace buenos a todos. Vive la vida dando gracias a esta institución, me aconsejó".

El actual técnico del Barça, acompañado de su familia al completo y de sus amigos (entre ellos Manel Estiarte y el segundo entrenador del equipo azulgrana, Tito Vilanova), ha destacado también todo lo que le ha dado el deporte a lo largo de su vida. "Más allá de la educación que me han dado mis padres, que ha sido muy buena, el deporte también me ha educado. Lo que me ha formado como persona es el deporte. He aprendido a ganar y a celebrarlo con moderación, y también he aprendido la dureza de la derrota", ha relatado el de Santpedor.

Durante su intervención, ha quedado plausible el amor que siente Guardiola por su oficio. Con la misma pasión que muestra al explicar ante los medios alguna de las tácticas que ha utilizado para vencer a sus adversarios deportivos, el de Santpedor ha narrado uno de los momentos que, dice, dan sentido a su profesión.

Es el instante en el que, tras visionar imágenes del próximo rival en un despacho pequeño que tiene en las entrañas del Camp Nou, es consciente de que su equipo saldrá vencedor del duelo. "Es una sensación que dura apenas un minuto, mintuo y veinte segundos quizás, pero es lo que da sentido a mi profesión", ha relatado.

Guardiola ha añadido su nombre, tras recibir la Medalla de Honor del Parlament, a una lista de ilustres premiados gracias al voto unánime de la Mesa de la Cámara catalana, que destaca la proyección que hace Guardiola de una Catalunya "culta, cívica y abierta", además de valores como el de la deportividad, el trabajo en equipo, el esfuerzo y la superación personal.

El acto ha empezado con la intervención del ex directivo del FC Barcelona y gran amigo de Pep Guardiola, Evarist Murtra. Murtra ha recordado el momento en el que conoció al de Santpedor, en el año 2003. Fue, concretamente, cuando Guardiola formaba parte de la candidatura a la presidencia del Barça de Lluís Bassat. Murtra iba, en dicha candidatura, como vicepresidente.

El ex directivo, en su intervención, ha recordado una de las frases de Guardiola que más le ha marcado: "Renunciaré a mi salario hasta que el Barça no juegue la Champions". En aquel momento, el equipo azulgrana no disputaba la máxima competición europea.

Mònica Terribas, directora de Televisió de Catalunya y amiga también del homenajeado, ha sido la encargada de recoger el testigo dejado por Evarist Murtra en el atril del escenario por donde los distintos protagonistas del acto han ido desfilando. "He tenido la suerte de ser contemporánea de Guardiola". Este es uno innumerables elogios que Terribas ha dedicado al de Santpedor durante su intervención.

Terribas también ha recordado los momentos difíciles que pasó Guardiola, en su etapa como jugador, cuando le acusaron de dopaje en el Calcio. Tras seis años de lucha sin cuartel, el de Santpedor consiguió que los tribunales le dieran la razón. El ex jugador del Barça juró y perjuró siempre que era inocente, realidad que los jueces acabaron avalando con una sentencia exculpatoria.

La periodista ha destacado la "actitud vital, coherente, honrada y valiente" de Guardiola. Terribas ha elogiado también la familia del actual técnico azulgrana, responsable, ha recalcado la periodista, de haber hecho de Guardiola una persona ejemplar.

Otro de los amigos inseparables de Guardiola, el director de cine y escritor David Trueba, ha dejado su huella en el acto de reconocimiento que el Parlament ha dedicado al entrenador azulgrana. A pesar de no estar presente, una voz en off ha leído unas palabras escritas por el mismo Trueba para la ocasión. El director de cine, nada aficionado al fútbol, ha destacado la vertiente humana de Josep Guardiola.

Después de escuchar la voz de la cantante Nina, que ha interpretado un poema de otros de los amigos del de Santpedor, el desaparecido poeta catalán Miquel Martí Pol, ha llegado el momento álgido del acto: la entrega, por parte de la presidenta del Parlament de Catalunya, Núria de Gispert, de la Medalla de Honor de la institución a Pep Guardiola.

"Aunque no quieras ser ejemplo, lo eres. Sigue siendo como eres", le ha pedido el presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante su intervención. Para Mas, su particular "instante de oro" es "comprobar que este país es capaz de parir gente tan sana y firme como Pep".

Por su parte, De Gispert, ha señalado en su discurso que el técnico azulgrana "busca la excelencia de manera obsesiva". "A pesar de su juventud, Guardiola es un ejemplo de cómo deben hacerse las cosas", ha afirmado la presidenta del Parlament.

La medalla de Honor del Parlament ha sido otorgada también, en la breve historia de este galardón, al reverendo sudafricano Desmond Tutu (2000); al padre jesuita Miquel Batllori y a Ernest Lluch a título póstumo (2001); al representante de la ONU en Afganistán Francesc Vendrell (2002); al músico Jordi Savall (2003); a la presidenta de la Fundación Catalana del Síndrome de Down, Montserrat Trueta (2004); al premio Nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel (2005); el colectivo de Els Setze Jutges (2007), y a la ilustradora Roser Capdevila (2010).

"Si nos levantamos tan temprano y sin excusas para trabajar, somos un país imparable. Somos imparables. Muchas gracias y visca Catalunya". Con estas palabras Guardiola ha cerrado su intervención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada