sábado, 3 de septiembre de 2011

Carlos Fuentes: Cervantes abrió el camino

El escritor mexicano Carlos Fuentes, quien acaba de publicar en España el ensayo La gran novela latinoamericana, considera que Cervantes “abrió el camino” a todos los novelistas actuales.

En una entrevista el autor confesó que lee el Quijote todos los años, “por una cuestión de salud personal”, y tiene siempre la sensación de “leerlo por primera vez”. “Cervantes –continúa– te permite saber lo que no puedes hacer como escritor, porque él ya lo hizo mejor, pero también te da pistas de lo que puedes hacer, porque él abrió el camino”.

El trabajo que publica con editorial Alfaguara, después de que sus editores norteamericanos le pidieron un ensayo sobre sus lecturas latinoamericanas, es una obra que ha salido en inglés y español y que, puntualiza, “no tiene una finalidad académica”. Fuentes propone un recorrido por la evolución de la novela en Latinoamérica, desde el descubrimiento del continente hasta nuestros días.

En ese recorrido tiene una especial importancia Jorge Luis Borges, quien junto a Carpentier y Lezama Lima “abren la brecha para el boom que llegará después”, un boom que dará a conocer la literatura latinoamericana en todo el mundo, hasta el punto de que si hace unas décadas sólo había tres escritores mexicanos editados en Francia (Juan Rulfo, Octavio Paz y el propio Fuentes), en el Salón de París de 2008, dedicado a México, “se presentaron unos 40, de los que 20 ya tenían obra publicada”.

Sobre los efectos del boom, Fuentes opina que su gran aportación fue “escribir un puñado de buenos libros que han aguantado el paso del tiempo y liberar a la novela de la herencia naturalista y realista del siglo XIX”.

La única novela latinoamericana, del siglo XIX que se salva, señala el escritor es Blas Cubas, de Machado de Assís, porque “reconoció el parentesco que tenía con Cervantes”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada