viernes, 19 de noviembre de 2010

José Maria Cardona: Liderazgo Personal

La única vía de crecimiento y generación de riqueza a partir de estos momentos exige el paso de una economía basada exclusivamente en lo tangible, medible y contable, a una economía de lo intangible centrada en la innovación, el aprendizaje, el autodesarrollo y el de los demás, las relaciones personales, la capacidad de llegar a acuerdos, de generar intercambios, de lanzar a la realidad propuestas diferentes, apoyadas en la madurez personal y en conocimiento de sí mismo.

Hasta ahora bastaba con aplicar criterios racionales e interesados que originaban una "gestión de mínimos", de corto plazo, y a menudo del "pelotazo". Sin embargo, es el liderazgo personal la auténtica cualidad que distingue al ser humano, donde reside la verdadera "gestión de máximos" que necesitamos para salir de cualquier crisis.

El conjunto de esta obra rezuma experiencia práctica, sensibilidad y madurez, que constituyen los mejores valores que alguien puede llevarse de su etapa profesional. Me gustaría, asimismo, resaltar el optimismo, la alegría y el sentido crítico que se desprenden de sus enfoques y que no son fruto de una ingenuidad sino de alguien a quién el cúmulo de vivencias y experiencias, lejos de convertirle en resabiado o resentido, ha sabido encajarlas en su justo término y ofrecerlas como camino sereno para cualquier profesional que quiera hacer de su carrera una trayectoria de éxito por su liderazgo personal.

INDICE: Del miedo a la confianza. Sociedad del conocimiento. La persona. Comportamiento. Supuestos y creencias. Crisis. Responsabilidad Social Corporativa. La productividad. El liderazgo, clave del éxito. La investigación. Primer hábito: Gestión de la Información. Segundo hábito: Misión y Objetivos. Tercer hábito: Preparación y prioridades. Cuarto hábito: Delegación y desarrollo. Quinto hábito: Madurez y Autoconocimiento. Sexto hábito: Comunicación y equipo. Séptimo hábito: Formación y aprendizaje. Octavo hábito: Innovación y Cambio. Hable alto y claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada