martes, 14 de febrero de 2012

Leticia Brando

Él es español y se presenta como experto en felicidad, ingeniero, conferencista y fundador de la empresa Autocoaching, ella es uruguaya radicada en España desde hace ocho años y se define como psicóloga, conferencista y fundadora de la consultora Single Coach. Ambos, Pedro Amador y Leticia Brando, encontraron en San Valentín una excusa perfecta para ofrecer la conferencia Cómo conseguir la felicidad en el amor esta tarde a las 19.30 horas en el hotel Sheraton. Según anuncian en la invitación, lo que tienen para decir no solo está orientado a personas que estén en busca o en pareja sino también para “aquellos que disfrutan de su soltería como si fuera un tesoro”.

La clave para captar la atención de tan diverso público, según ellos, se fundamenta en su propuesta de trabajar en la búsqueda de la felicidad, entendida como un concepto amplio y ambiguo que depende de cada persona.

“Como ingeniero, lo que hago es trabajar métodos que ayuden a las personas a saber cómo ser felices. Los seres humanos estamos muy acostumbrados a recibir pastillitas y consejitos que nos prometen ser felices. En contraste, lo que nosotros proponemos en esta conferencia es a salir de este mundo lleno de paradigmas. No existe decir: ‘Para ser feliz hay que hacer esto, esto y esto’. Apuntamos a que el público descubra su propio concepto de felicidad, deje a un lado ciertas creencias que lo limitan y vaya por sus propios objetivos. El coaching te ayuda a eso. Yo lo definiría como el proceso que te ayuda a conseguir tus sueños. Por ejemplo, propongo al público a puntuarse en diversas áreas de la vida, después seleccionar lo que quiere en la vida a partir de un catálogo de gustos (por ejemplo, quiero que mi pareja sea alto, que mi trabajo quede cerca, etcétera; hay un total de 260 mil ideas que ayudan a una persona a iniciar el camino hacia su felicidad) y a partir de ahí, proponerle diseñar una guía de acciones para conseguir sus objetivos”, explica Amador.

Su metodología se complementa con el enfoque psicológico que realiza Brando. “Cuando abrimos el evento a todo público, partimos de la base, de la necesidad de trabajar en el amor propio, en la autoestima como base para estar bien en pareja”, agrega ella.

Aunque a simple vista la decisión de realizar el evento el 14 de febrero, durante la celebración del Día de San Valentín, parezca una mera estrategia de marketing, para ellos tiene un fin más altruista. “Lo pensé para esta fecha porque sentí que era un día tan comercializado que lo que menos se estaba celebrando era el amor. Quería llevar este hecho a lo consciente y trabajar para que el 14 de febrero fuera dedicado realmente a este sentimiento”, argumentó Amador.

Desde su punto de vista, si bien es imposible realizar una taxonomía acabada de la felicidad, se puede hacer una síntesis lo suficientemente amplia como para orientar a las personas a encontrar el modelo propio.

Uno de los aspectos que llama la atención al observar la invitación a la conferencia es la presentación de los expositores como expertos en felicidad y en el amor. Cualquier desconfiado tiende a preguntarse a qué universidad se necesita ir para conseguir semejante mérito y si ser un especialista en estas materias supone “ser feliz” o “estar bien enamorado”.

Consultados al respecto, ambos confiesan que la utilización de ambos rótulos está vinculado a razones prácticas.

“Si bien aparece en la invitación, a mi no me gusta decir que soy una experta en el amor. En mi caso, en 2005 una multinacional alemana me nombró single coach para España y México, de un sitio de búsqueda de pareja. A partir de ahí, empecé a estudiar coaching, empiezo a salir en la televisión y radio española. Así fue que fui ganando el título de ‘experta en el amor’, fundamentó Brando.

Para Amador, poner en su tarjeta personal el título de “ingeniero” no sintetizaba su actual ocupación. “En tanto ingeniero soy un experto en la aplicación de metodologías y en procesos: la diferencia es que en lugar de orientarlos a la informática, decidí aplicarlos a la búsqueda de la felicidad y de ahí que haya optado por denominarme como experto en la temática”, explicó.

Para ambos, ser especialistas no presupone que sean personas felices o “bien enamoradas”. “¿Acaso ser experto en medicina presupone estar sano?”, se pregunta en forma irónica Amador, que tras un accidente de tránsito que lo dejó en coma por varios meses, sintió la necesidad de encontrar un nuevo camino hacia la felicidad.

Para evitar caer en la trivialización de los festejos de San Valentín, ambos recomiendan a quienes estén en pareja iniciar el día mirándose a los ojos y preguntándose cómo están. “Lo fundamental es evitar que haya que esperar a un 14 de febrero para hacer algo gratificante para la pareja y para uno mismo”, concluyó Brando, en complicidad con Amador.
Perfiles
Leticia Brando nació en Uruguay, está radicada en España desde hace ocho años. Es psicóloga (Universidad de la República del Uruguay), especializada en recursos humanos. Cuenta con un posgrado en psicoanálisis y en terapia sistémica (The Mantal Research Institute, Palo Alto). Pedro Amador es ingeniero informático (Universidad Autónoma de Madrid) y EMBA por Esade. Es fundador y sociodirector de Autocoaching SRL. Ambos están en pareja desde hace tres meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada