domingo, 19 de febrero de 2012

Hilda DOOLITTLE POETISA AMERICANA: Exalta a Freud

"Sin duda, la apreciación más encantadora y preciosa de la personalidad de Freud de que cada vez es probable que sea por escrito. Sólo un artista creativo bien podría haber escrito .... Se va a vivir como el ornamento más encantador de toda la literatura biográfica freudiana."-Ernest Jones

Reunir a "Escribiendo en la pared", compuesto por unos diez años después de la estancia de alta definición en Viena, y el "Adviento", un diario que guardaba en el momento de su análisis que, Homenaje a Freud ofrece una rara visión de la sala de consulta de la el padre del psicoanálisis. También puede ser el más íntimo de las obras de la alta definición. Obligado por las crisis históricas, así como personal, el poeta trabajó con Freud durante 1933-34. Las calles de Viena estaban llenas de fichas cayeron como confeti sobre la ciudad, indicando que "Hitler le da trabajo". "Hitler da pan". Después de haber soportado la Primera Guerra Mundial, ahora se estaba reuniendo sus recursos para hacer frente al cataclismo segundo sabía se avecinaba. En el análisis, Hilda Doolittle exploró su infancia Pennsylvania, su relación con Ezra Pound (inventario de su seudónimo HD), Havelock Ellis, DH Lawrence, su ex-marido Richard Aldington, y posteriormente compañero de Winifred Ellerman ("Bryher"), como así como sus procesos creativos propios. Freud, en cuanto a alta definición y un estudiante, así como un paciente, tacos apenas la presencia individual que uno podría imaginar. Reveló aquí, en las palabras del poeta y en sus propias cartas, que constituyen un apéndice, es el amigo atento, el encantador de Viena caballero coleccionista de arte, amante de los perros, el ingenio y el pionero, siempre la revisión de sus ideas y poseedor de una visión que podría ser terrible en su fuerza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada