sábado, 18 de febrero de 2012

Hilda Doolittle, poetisa y novelista norteamericana, decide trasladarse a Viena buscando en un análisis con Freud

Corría el año 1933 y negrospresagios anticipaban la ruptura de la frágil estabilidad política europea. En esas complejas circunstancias históricas Hilda Doolittle, poetisa y novelista norteamericana, decide trasladarse a Viena buscando en un análisis con Freud la palabra capaz de llevar algún alivio a su angustiosa situación. Realiza con él un exitoso tratamiento durante el cual escribe Tributo a Freud, obra en la que relata con sensibilidad poética lo vivido en sus sesiones de análisis.
Contamos con una abrumadora cantidad de trabajos sobre clínica psicoanalítica, escritos por psicoanalistas para psicoanalistas, pero resultan muy escasos los registros de pacientes sobre las vicisitudes de sus propios tratamientos. Un enorme coraje para mostrar los pormenores de una experiencia tan íntima y una gran capacidad literaria se necesitan para producir una narración que no resulte un compilado de anécdotas intrascendentes. Ambas virtudes: coraje y capacidad literaria se conjugaron en Hilda Doolittle, quien nos legó el conmovedor relato de su tratamiento con el creador del psicoanálisis.

Tomando como punto de partida esta singular obra, el Club de Analistas Circulo Freudiano llevó a cabo un coloquio en el que se leyó una selección del libro Tributo a Freud, algunas cartas de Freud dirigidas a HD y un fragmento del poema que ella le dedicara a su analista. Todo este material junto con la discusión posterior desarrollada durante el encuentro forman parte de Analizarse con Freud, libro que respetando la tradición del Club de Analistas salta por sobre los convencionalismos de un texto tradicional y presenta un material con una rara condición: resultar ameno sin dejar de lado el rigor conceptual.

Las intervenciones de los participantes de este coloquio fueron corregidas y ampliadas a posteriori, sin que perdieran por ello la vivacidad de la discusión.
Comentarios sobre las interpretaciones de Freud que Doolittle relata en su libro, las vicisitudes del fin de análisis, el despliegue de la trasferencia, el acto, los mitos y la tragedia son algunos de los temas que se van desgranando, sin la pretensión de un desarrollo exhaustivo pero eslabonados en una secuencia de sólidas intervenciones.
En un apartado final titulado “Derivaciones sobre el estilo y las mujeres” se consignan las exposiciones que en el transcurso del coloquio se desviaron del tema central, pero que resultaron interesantes en sí mismas.
Analizarse con Freud rescata la posibilidad de polemizar sobre la clínica a partir de un testimonio calificado como el de Hilda Doolittle, intentando además generar el estímulo que prolongue la discusión en su lectur

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada