domingo, 30 de enero de 2011

El sacerdote franciscano Ksawery Knotz

A muchos nos sorprendió el anuncio de la publicación de este libro.
El autor manifestó a la prensa comentarios de su obra, los que
fueron vulgarmente manipulados en este post para su
entretenimiento. Como siempre. Este libro augura
un gran éxito entre las tias puritanas.


Dios opera de formas misteriosas, reza el dicho. El sacerdote franciscano Ksawery Knotz (KK), ahora conocido como el “Apóstol del Kamasutra” (también lo llaman el “Apostol Calentón” y sus colegas lo llaman “Grande Maestro”) ha publicado un libro sobre sexo que ya es un Best Seller: “El sexo que no conoces (ni yo tampoco): para parejas casadas que aman a Dios”.

Pero ¿Cómo es que se lo permite la iglesia católica? Sucede que es un libro de sexo para casados (como si la otra mitad se conformara con mirarse la cara).

KK con su libro refuerza su teoría de que el sexo es otra de las tantas formas de acercarse a Dios. “Todo acto, caricia o posición sexual (“patada al foco”, “el león triste”, “la camarera y el cura protestaste”, etc.) tiene como objetivo la excitación del cónyuge; está permitido y agrada a Dios”.

OP: Pero ¿Usted cree que eso le podría agradar a Dios?

KK: Por supuesto. Si Él está en todos lados. Es el voyeurista más grande de la historia.

OP: Y ¿Si no le agrada lo que ve?

KK: Bueno, en ese caso se manifestará mandándote un cancer; a veces con un accidente de transito le basta.

El “Apóstol Calentón” ha llegado a conceptualizar el orgasmo como el “momento supremo del acto sexual, con el encuentro con Dios en el cielo”. En sus clases de orientación sexual para casados, enseña a que ambos conjugues “vean a Dios” al mismo tiempo y no que el marido lo vea primero y luego se duerma, dejando a la señora imaginando como es el Señor (El Señor Dios, no su marido).

“El sexo es una celebración del sacramento del matrimonio así como el morirse la de la extrema unción”, dice KK.

El “Curita de la sotana Calurosa” anima a las parejas “casadas”, el resto le importa un pito, a rezar para pedir una vida sexual placentera. Según sus estudios, realizados en parejas casadas insatisfechas, existe una correlación directamente proporcional en la cantidad de “Padres Nuestros” con el tiempo que duras en el bombeo (Coeficiente de Correlación de Spearman; r= 0.95; dato sacado del Journal Sex of Catholic Research 2008; 5(4): 89-94).

El “Seguidor de Lugo “ explica que se inspiró en las enseñanzas del papa Juan Pablo II, que tocó por primera vez el tema de la sexualidad en los años sesenta, obviando claro, que no fue sino hasta el 2002 que se atrevió a hablar sobre los casos de pedofilia en su iglesia.

OP: Disculpe que insista pero ¿Usted en verdad cree que dios acepta este tipo de comportamiento?

KK: Dios lo acepta por completo. Si fue él mismo quien hizo a los cónyuges sentir placer tanto espiritual como físico.

OP: Pero, los que no son casados también sienten placer.

KK: No, no. Usted entiende mal. El creó el placer sexual para los casados.

OP: Insisto que los no casados también sienten placer.

KK: Bueno, un error cualquiera lo comete.

Un sacerdote del Opus Dei resaltó que el tema sí es importante, pero que él no entraría en tantos detalles, porque así callado nadie se ha atrevido a acusarlo.

El “Párroco de la sotana alegre” dice, que el sexo dentro del matrimonio, no debe ser triste como una vieja canción de iglesia; debe ser alegre. “El secreto está en olvidar que vas a tener sexo con la misma persona por el resto de tu vida… Con esa misma persona pero con 20 o 30 kilos más de cuando la(lo) conociste. Olvidar que tendrás sexo con la misma persona, los mismos días de la semana, con el cansancio que sientes después de haber trabajado 10 horas y obligatoriamente después de que los niños se hayan dormido. Si olvidas todo esto, el sexo matrimonial puede ser divertido”.

Otros colegas detractores, también del Opus Dei, han opinado que la educación en esas prácticas sólo le competen a médicos y consejeros matrimoniales. “Nosotros estamos única y exclusivamente para asuntos espirituales y para controlar el pensamiento general de las masas. Los detalles abruman. Con la posición del misionero es suficiente. Es verdad que, la Iglesia Católica, llega a anular los matrimonios cuando la actividad sexual es nula. Que sea divertida o no, no nos compete…Por ahora”.

El “Padre de aún ninguno reconocido” explica que años atrás este tema no se trataba en su circulo, pues era considerado tabú. “Se llegó a satanizar el asunto como si los curas creyéramos que los seres humanos nacen por gracia divina y no por unión de dos células germinales”.

OP: ¿A qué relaciona este cambio de perspectiva de la iglesia?

KK: Se debe a que los distintos campos del conocimiento han traído formas diferentes de ver las cosas, el desarrollo científico y tecnológico, van de la mano con el avance teológico.

OP: Pero durante varios años ya, esas mismas investigaciones han concluido la importancia del uso del condón de latex en la disminución de enfermedades de transmisión sexual, al contrario de lo que dijo el papa Benedicto XVI. Además, investigaciones del campo de la Neurociencia Cognoscitiva y Afectiva han mostrado la imposibilidad de la existencia del alma. ¿Se refiere a este tipo de investigaciones?

KK: No, no. Usted no ha entendido. Me refería a las investigaciones realizadas en la “Universidad de Ciencias Religiosas”.

OP: ¿Entonces en su libro no aprueba el uso del condón?

KK: Por supuesto que no. El uso del condón lleva al matrimonio fuera de la cultura católica, y promueven un estilo de vida completamente distinto; un estilo de vida de libertad sexual en donde no tenemos forma alguna de control. Oiga, si durante siglos hemos estado controlando la forma de cómo, más de la cuarta parte del mundo debe tener sexo, vamos a dejar de hacerlo en estos tiempos. No sea inocente.

OP: ¿Espera que su libro se traduzca a otros idiomas?

KK: Tengo la esperanza. Aunque no mucha que sea traducida al sánscrito, ya que, en ese idioma, existe un libro similar con el que no puedo competir. Es algo así como un “Vale Todo”.

Un acólito de KK defiende su postura diciendo que no se requiere tener una insuficiencia cardiaca para ser cardiólogo, ni ser alcohólico para trabajar como terapeuta. “Además, que tanto reclaman- dice- si los curas tampoco hemos muerto y hablamos del cielo, ni hemos visto nunca a Dios y hablamos de Él“.

Incluso KK ha relatado diversos pasajes de su libro durante la homilía de los domingos; con gran aceptación entre los feligreses de más de 80 años.

Comentario de dos viejitos polacos durante la misa de KK:

-Viejo, te acuerdas cuando de esto no se hablaba-

-Si, me acuerdo vieja. Pero ha pasado tanto tiempo que ya no me acuerdo si eras tú o yo quien tenía que estar arriba-

-Te acuerdas viejo, que cada vez que lo hacíamos yo tenia puesto encima un camisón y una frazada.

-Si, me acuerdo, vieja. También me acuerdo que en un momento dado, ya no sabía si te lo estaba haciendo a ti o la piel de león que nos regalo mi papá.

-Viejo, una de las cosas que más me acuerdo es que un día de julio de 1944 entraste en la noche a mi cuarto y fue la mejor faena que tuvimos en todos estos años. ¡Ahhhh! ¡Que recuerdos!

-Vieja…

-Si, viejo…

-En julio de 1944 yo estaba en Alemania peleando contra los nazis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada