miércoles, 6 de marzo de 2013

Nelly ARCAND Ramera

Ramera: una de racimo comas bien apoyados, una serie de propuestas ordenadas, un laberinto de palabras casi incoherentes.
Nelly Arcand no tira golpes. Su historia es oscura pero fuerte. Representa a una prostituta falta de una madre demasiado despejado, un padre puede estar demasiado lejos. A lo largo de las páginas, las colas de tener éxito en su boca, entre sus piernas, pero también en el corazón de su desquiciada por prostituirse tantos.
No hay ningún cambio en la reflexión del narrador. Por último, si, tal vez. La progresión y regresión se entremezclan. Un maldito nos adentra en un verdadero juego de seducción donde el odio y el deseo de ir de la mano. Donde la belleza y la fealdad chocan. Donde la vida y la muerte son una sola.
Nelly Arcand ha disfrutado de considerable visibilidad mientras que las publicaciones francesas como Le Monde o Libération han elogiado su obra. Maldita sea también fue nominado para el prestigioso premio literario Médicis y Femina.
Por lo tanto, las expectativas eran más altas esta historia a qué aspecto autobiográfico es incierto, pero un lugar seguro. Sin embargo, es mejor no esperar nada antes de leer mierda. De lo contrario, hay realmente algo para estar decepcionado. Sesión del psicoanálisis 186 páginas aparecen muchas palabras para algunos, no hay historia ridícula para los demás.
Puntuación de 8/10, dada la historia de Nelly Arcand sin duda el contenedor. En efecto, el autor no sufrirá * virgulite. Su texto, donde la coma ocupa un lugar prominente en detrimento de la punta, es una hazaña admirable. En cuanto al contenido, un poco inconexo y lámparas en repetidas ocasiones, es posible que no merecen tanta atención y el mérito.
Whore sigue siendo un cuento para leer, aunque sólo sea por su ejercicio de estilo. Aviso a los mojigatos almas: una introspección que no encaje.

* Una persona que no utiliza una coma adecuadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada