martes, 12 de febrero de 2013

Salvador Espriu: La Biografia de un Literato


Salvador Espriu ya tiene biografía

Con el inicio del Año Espriu, el periodista y escritor Agustí Pons presenta una completa biografía del poeta, que titula con provocación 'Espriu transparente' (Proa)
Josep Pla dijo de Salvador Espriu que 'nunca un escritor no había hecho tanto por no ser entendido'. Ahora Edicions Proa publica la biografía que ha elaborado el periodista y escritor Agustí Pons , con un título que juega contra Pla, ' Espriu, transparente '. Un título provocador, como confiesa Pons: 'Es una manera de decir al lector que no deje escapar esta historia, que es la historia de un personaje fascinante. También es la manera que tengo de decirle a Espriu: 'Ya sé que he atrapado, que no querías que te desnudara, pero mi trabajo era intentarlo.'
Qué encontrará el lector en este libro?

Según Agustí Pons, 'el público encontrará el personaje que está detrás la rigidez con que se presentaba Espriu ante el público: contradictorio, obsesivo, vital, corrosivo, extremadamente inteligente y con una influencia determinante en la cultura del país. ' Continúa: 'El libro profundiza tres aspectos: la vida del personaje, la familia, los estudios, las amistades, la relación con las mujeres ... También habla de toda su obra literaria. A través de los especialistas descubrimos su prosa (hay críticos que dicen que es perfecta) y hablamos de su poesía, así como de la novela que tenía que hacer y no llegó a escribir nunca. Finalmente, se muestra la vertiente intelectual y catalanista. ' Sobre este último aspecto, de personaje determinante en la construcción de la idea de país y de los elementos catalanistas que lo conforman hoy, Pons dice: 'Después de la guerra, el 1940, son cuatro los que hacen frente. Espriu lidera el grupo Ariel, que hace una revista clandestina como si estuviera en un país en libertad. Es impresionante. En los años sesenta consolida el modelo cultural a través de nuevos territorios, la canción y el teatro.Más tarde, cuando Cataluña sale de la transición es Espriu que dice: "La lengua no es un instrumento, es la expresión de un pueblo. De esta manera no somos asimilados." Y cuando se muere, el triunfo del catalanismo se expresa en la larga cola de personas que pasan delante del féretro para rendirle homenaje, y entre el gentío se encuentra el capitán general de Cataluña. ' Agustí Pons, que en la Su carrera de escritor ya cuenta con más biografías (Néstor Luján, Joan Triadú, Maria Aurèlia Capmany, Pere Calders), ha trabajado durante tres años en este volumen. A diferencia de las otras, confiesa que el problema con Espriu es que había una información y documentación extensísima. Así pues, más que grandes descubrimientos, Agustí Pons ha reunido y narrado la información y la ha hecho accesible al gran público. 'Sí que aporto una visión nueva cuando presento Espriu como un ganador y no como un vencido. Esto es nuevo. También aporto una mirada, es una hipótesis, en la relación a tres bandas entre Merced Muntanyola (compañera de la universidad) y Salvador Espriu, y el poeta Bartomeu Rosselló Porcel (buen amigo de Espriu) y Mercè Muntanyola. ' El libro también explica las relaciones a menudo tensas con otros intelectuales con quien tuvo relación con polémicas incluidas, como fue el caso de Riba, Villalonga, Pla, Fuster, Joan Ferraté, y hasta los jóvenes de Libros del Mazo. Y hay tres personas clave, por la relación que tuvieron con el poeta, sobre los cuales Pons detiene: Maria Aurèlia Capmany, Ricard Salvat y Raimon. Qué pretende 'Espriu transparente'? 'He querido situar Espriu como uno de los grandes personajes catalanes de todos los tiempos. Espriu tiene una obra muy arraigada aquí, y al mismo tiempo tiene un interés universal porque se inscribe en la tradición cabalística. ' Se ha hablado mucho de estos elementos de la obra espriuana y con el tiempo ha ido tomando cada vez más centralidad.Según el biógrafo: "La Cábala es un elemento central en la obra de Espriu. La gran experta en el poeta, Rosa Delor, lo ha trabajado mucho, y demuestra por ejemplo que "Primera historia de Esther" no se entiende sin tener en cuenta los elementos cabalísticos de la obra (las referencias bíblicas). También Carles Miralles, catedrático de filología griega de la Universidad de Barcelona, ​​ha aportado una nueva lectura de "La piel de toro", y más allá de adscribirla en la literatura social como se había hecho hasta ahora, ha demostrado importancia de las connotaciones gnósticas para entenderla. ' Espriu es complejo. En esto Agustí Pons es rotundo. Y su obra tiene niveles de lectura y de interpretación diferentes, como si se tratara de una muñeca rusa, dice el biógrafo. La guerra cambia el destino de Espriu Salvador Espriu era un señorito de buena familia, intelectualmente superdotado, que se sabía élite de la intelectualidad, destinado a escribir y destinado a ocupar una cátedra universitaria. Pero la guerra y la dictadura lo cambiaron todo.'Con la guerra, explica Pons, cambia completamente su perspectiva.Antes de la guerra, a dieciocho años, hace una entrada de caballo siciliano en la universidad. Espriu y Rosselló-Pòrcel, lo conoce allí, son implacables contra los novecentistas, juegan un papel que se parece mucho a lo que hacían en aquellos años Lorca, Dalí y Buñuel en la Residencia de Estudiantes de Madrid. Por eso las primeras obras de Espriu son corrosivas. Sin ir más lejos, "El doctor Rip" es la crónica de un suicidio. Pero este mundo comienza a derrumbarse con los Hechos de Octubre y se hunde completamente con la guerra. ' 'En una entrevista en los años setenta explicó que en 1939 se sentía como un perro.Espriu vio desde el principio la guerra como una gran salvajada. Con ello toparon con Rosselló-Pòrcel, que tenía una posición ideológica distinta. Y a pesar de querer que se acabara la guerra como fuera, con el fin de la guerra Espriu no se hizo franquista. Entonces se quedó sin nada, sin trabajo, sin perspectivas, sin futuro. Comenzó una visión nueva, aunque la ironía no la perdió nunca. Y dejó la prosa para pasar a escribir poesía.La muerte de Rosselló-Pòrcel favoreció este paso, que quizás no habría hecho si el amigo hubiera sobrevivido a la tuberculosis. ' Este argumento liga con el eslogan que se ha elegido para el Año Espriu: 'Nos mantendremos fieles' . Agustí Pons dice que no le escandaliza que se potencie el aspecto más cívico de Espriu: 'Lo encuentro bien mientras no se oscurezcan los demás aspectos. Y es cierto que él se mantuvo fiel.Lo hizo, y no era su proyecto de vida, eh! Con ello no se agota Espriu, pero yo no negaré la dimensión pública, la de salvar las palabras. ' Pons cierra diciendo: 'Salvador Espriu era contradictorio y complicado, pero lo que cuenta es su altísima exigencia. Él tenía que hacer obras a la altura de Llull, a la altura de Cervantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada