domingo, 25 de marzo de 2012

Julian Marias honesto con la verdad

Julián Marías Aguilera, filósofo, sociólogo y ensayista, nació Valladolid el 17 de junio de 1914, pero a los cinco años se trasladó con su familia a Madrid, donde cursó estudios de bachillerato y universitarios. Se doctoró en Filosofía y Letras en la Complutense, donde tuvo como profesores a Zubiri y a José Ortega y Gasset, de quien fue discípulo y amigo.
Ortega y Marías se conocieron en 1932. El discípulo fue el gran continuador e impulsor de la obra del maestro, cuya idea de "razón vital" actualizó y amplió. Marías fue, asimismo, un gran estudioso de Unamuno.
Publicó sus primeros trabajos en 1934, en la célebre revista Cruz y Raya. Tras la Guerra Civil (encarcelado durante tres meses por una falsa acusación, fue liberado en agosto de 1939), tuvo dificultades para publicar sus artículos; además, se le impidió trabajar como profesor de Filosofía y Letras. En 1941 pudo publicar su primera obra: Historia de la Filosofía, en la Revista de Occidente; después vinieron La filosofía del padre Gratry, Miguel de Unamuno, varias traducciones de clásicos y la antología El tema del hombre.
A principios de los 50, y tras ser "vetado" para acceder a la cátedra que Ortega dejó vacante, Marías imparte cursos como profesor invitado en las universidades norteamericanas de California, Harvard, Yale y Puerto Rico.
En octubre de 1964 fue elegido miembro de número de la Real Academia Española. Ocuparía el sillón "S", que dejó vacante Wenceslao Fernández Florez. El 20 de junio de 1965 leyó su discurso de ingreso: 'La realidad histórica y social del uso lingüístico'. Marías fue miembro de otras instituciones de prestigio, como la Hispanic Society of American (Nueva York), el Institut International de Philosophie (de la International Society for the History of Idees) y el Councilof Scholars (de la Biblioteca del Congreso de Washington).
El 15 de junio de 1977 fue nombrado senador real por Don Juan Carlos. Tres años más tarde, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) le concedió la recién creada Cátedra José Ortega y Gasset de Filosofía Española. En diciembre de 1982 fue nombrado miembro del Consejo Internacional Pontificio para la Cultura, creado por el Papa Juan Pablo II el 20 de mayo de 1982. Marías fue el primer intelectual en lengua castellana designado miembro de esta institución.
A finales de los años 80 dio a la imprenta los tres volúmenes que conforman sus memorias. Entre sus más de 50 obras se cuentan Historia de la filosofía, Ortega y la idea de la razón vital, El existencialismo en España, La España real, La devolución de España, El oficio del pensamiento, Justicia social y otras injusticias, Problemas del Cristianismo y Ser español.
Por lo que hace a los galardones con que fue distinguido, cabe mencionar el Premio Fastenrath de la Academia Española (1947), el Godó de Periodismo (1976), el León Felipe de Artículos Periodísticos (1978), el Bravo de la Conferencia Episcopal (1988), la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid (1997) y el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades (1996).
Sus obras han sido traducidas al inglés, al alemán, al portugués, al holandés y al griego.
Casado desde 1941 con Dolores Franco Manera, de quien enviudó en 1977, fue padre de cuatro hijos: Miguel, Fernando, Javier y Álvaro.
En conoZe.com hay 376 documentos de Julián Marías.
2000: un año para pensar el siglo
A medio siglo de distancia
Abuelos y nietos
Acción directa
Acoso postal
Admiración exigente
Adónde se quiere ir
Adónde va la filosofía
Agresividad
Aire libre
Alegría del bien ajeno
Amistad con Leibniz
Antepasados vivos
Antiguallas
Antonio Machado y el pensamiento (I)
Antonio Machado y el pensamiento (II)
Antonio Machado y el Pensamiento (y III)
Apertura o cerrazón
Atreverse a ser
Auscultar España
Azorín en movimiento
Belleza e ilusión
Breve tratado de la ilusión
Calidad de frase
Carmen Martín Gaite
Cautivos
Cercanías
Como el Sol: luminoso y cálido
Complacencia indebida
Concordia
Condensación de maldad
Confirmación
Conjura contra la vista
Conmemoraciones
Consecuencias reales
Consenso
Continuidad
Contra la polémica
Convivencia y complicidad
Creo en el hombre
Cuando no vamos a hacer nada
Cuesta abajo
Cuestión de imaginación
Cuestión de perspectiva
De dentro a fuera
Defensa de la verdad
Demasiado serios
Democracia e imaginación
Descontento y motivos
Desde 1974
Desigualdad
Desplantes
Desprecio
Distinguir de personas
Distinguir entre personas
Dos actitudes posibles
Dos amigos
Dos viejas frases
El aire se serena
El argumento
El argumento de la obra
El arte de hacer caso
El arte de no hacer caso
El balance de la vida
El carácter fontanal del deseo
El carácter futurizo del hombre
El contenido de la realidad
El curso del tiempo
El despertar de la conciencia histórica
El despertar de las mayorías
El desprecio
El destino del libro
El español Pedro Laín
El espíritu positivo
El espíritu que siempre niega
El estado de la salud
El estremecimiento
El futuro como ausencia
El gran injerto: La lengua española
El hombre que se queda
El horizonte
El joven Zubiri
El lado soleado de la vida
El nivel de Manuel García Morente
El otro medio siglo
El pensamiento como curación
El peso de la libertad
El peso de la responsabilidad
El pintor Ricardo Arredondo
El proyecto de cada día
El punto de partida
El reverso de la medalla
El sentido de la verdad
El sentimiento de la vida
El siglo XIX
El siglo XX
El Siglo XXI como porvenir
El tratamiento de la mentira
El verbo de la ilusión: desvivirse
Elecciones en Francia
Elogio de la ambición intelectual
En sus manos
Entereza y cordura
Entre varón y mujer
Espacios confinados
España inteligible
Espíritus veraces
Espuma
Estabilidad
Europa "algo" inteligible
Exasperación
Fases del tiempo
Federico García Lorca
Felipe II
Fin de verano
Fragilidad de la evidencia
Fragmentación
Fronteras de la estimación
Gadamer
Garantías de la verdad
Gerardo Diego al cabo de un siglo
Gilberto Freyre
Guerra en la paz
Hace un siglo
Hacer sombra
Hacia la historia de España
Humanidades hace medio siglo
I.- Un secreto de la lengua española
II.- Ilusión e imaginación
III.- El tiempo de la ilusión
Ilusión y amor
Ilusión y mismidad
Imagen falsa
Implacable con la mentira
Impunidad de la mentira
Impunidad verbal
Independencia
Infernar
Infidelidades
Integración
Intensidad
Intrahistoria de la transición
Invitación a lo mejor
IV.- La ilusión como realización proyectiva del deseo
Jerusalén
Jorge Manrique
Julián Marías: artículos 1996
Julián Marías: artículos 1997
Julián Marías: artículos 1998
Julián Marías: artículos 1999
Julián Marías: artículos 2000
Julián Marías: artículos 2001
Julián Marías: artículos 2002
Julián Marías: artículos 2003
La ambición en las letras
La Argentina: cincuenta años
La atención
La ausencia irrevocable
La calidad personal
La capacidad de no enterarse
La complacencia en la mentira
La comprensión de la Filosofía
La convivencia y sus límites
La escala de las importancias
La España posible
La estructura temporal de la ilusión
La experiencia del Otro
La expresión pública
La fecundidad de la generación del 98
La historia de la filosofía
La ilusión como deseo con argumento
La ilusión como instalación
La ilusión de la presencia
La ilusión en el enamoramiento
La ilusión en el horizonte de la mortalidad
La ilusión en la amistad
La ilusión por el gran Ausente
La ilusión y el pasado
La ilusión, ingrediente de toda vocación concreta
La importancia
La importancia de tener razón
La incorporación máxima
La indefensión de los muertos
La inercia y la mirada
La iniciativa
La insurrección de la mentira
La inversión de una máxima
La jerarquía de las trayectorias vitales
La libertad que uno se toma
La libertad y su ejercicio
La magnitud de Juan Pablo II
La magnitud real de España
La medida del hombre
La mirada serena
La muerte de la vida privada
La niebla
La opinión
La palabra hablada y la palabra escrita
La palabra pública
La pérdida del tiempo
La perduración de Unamuno
La persistencia de la ilusión
La posesión de un privilegio
La posesión del 98
La proporción
La radicación de la ilusión
La raíz del reaccionarismo
La realidad y la palabra
La realidad y sus máscaras
La Reconquista
La riqueza vital
La sombra del pasado
La temporalidad interna
La última instancia
La Unión Europea
La verdad os hará libres
Lagunas del pensamiento
Laín Entralgo: su magnitud real
Las apariencias
Las cosas claras
Las cosas que se esperan
Las decadencias
Las dilataciones de la ilusión
Las malas pasiones
Las raices
Lectura de un libro propio
Legitimidad
Lenguas de España
Librerías de ocasión
Libros para no ser leídos
Lo atractivo
Lo cortés y lo valiente
Lo individual y lo «consensuado»
Lo irrenunciable
Lo Irreprochable
Lo latente
Lo que dijo Pericles
Lo que se lleva dentro
Lo que se puede decir
Lo que se sabe
Lo que trae el correo
Los calificativos de la vida
Los destructores
Los escritores del 98
Los vascos del siglo XV
Maestros y discípulos
Maldad y Ejemplaridad
Males presentes
Malversación
Mapas elásticos
Más allá de la liturgia
Más de la cuenta
Mayorías y minorías
Megalomanía
Memoria de la India
Menéndez Pelayo
Mestureros
México 1963 - 2000
Migraciones
Mirar hacia atrás
Modos de pensar
Monederos falsos
Naturaleza o historia
Niveles de España
No puede ser coincidencia
Nombres propios
Occidente
Orden de magnitud
Orden de magnitud
Otra vez Puerto Rico
Otro centenario: Enrique Lafuente Ferrari
Padres e hijos
Palabras peligrosas
Para empezar el Siglo XXI
Parasitismo e impunidad
Pasiones de invernadero
Patrimonio
Pedro Salinas
Pensar la democracia
Pensar y escribir
Periódicos
Personas y cosas
Polémica y mentira
Popularidad o estimación
Por exceso
Por hacer daño
Posesión o negación
Presunción de ignorancia
Primera necesidad
Profundidad
Prólogo
Prosaísmo
Proyectos sugestivos
Proyectos y plazos
Qué vamos a hacer
Quejas litúrgicas de un consumidor
Razones líricas
Realidad emergente
Rebelión contra la mentira
Recuerdos
Recuerdos
Regreso a los veinte años
Relectura forzosa
Resistencia a la nada
Resistencia a la originalidad
Responsabilidad
Rosa Chacel (1898-1998)
Seis siglos de filosofía moderna
Senado regional
Séneca
Sesenta años
Setenta años
Simenon y Maigret
Sin enterarse
Sin proyecto
Sin sorpresa
Sociedad y manipulación
Solas
Soledades
Soria de nuevo
Superación de Babel
Técnicas de envilecimiento
Testimonio de gratitud
The Spirit of Spain
Todavía hay tiempo
Todos se van yendo
Tomar en serio
Trabajos de amor ¿perdidos?
Traducciones
Transparencia
Tres dimensiones de personas
Tres generaciones
Tres palabras
Un análisis social
Un aspecto del Siglo XX
Un consejo de Goethe
Un grande hispánico: Jaime Benítez
Un mapa en relieve
Un mapa personal
Un país interesante
Un paso atrás
Un proyecto para una edad nueva
Un trienio
Una divina manera de gobernar
Una innovación romántica
Una nueva etapa
Una táctica
Una ventaja más de la libertad
Unas cuantas líneas
V.- Ilusión y vocación
Valle-Inclán
Variedades del silencio
Veinte años después
Veracidad como programa
Verano de 1934
Verdad y mentira
Versos
VI.- La condición amorosa como raíz de la ilusión
Víctor Hugo
Vida intelectual, vida humana
Vidas mal planteadas
Viejos y nuevos amigos
Vientos contrapuestos
VII.- La ilusión en la presencia y en la ausencia
Vivir contra la verdad
Vocación total y vocaciones parciales
Voces
Y la otra apariencia
«La verdad os hará libres»
¿Cómo lo sabe?
¿Concordia?
¿Excesiva originalidad?
¿Por qué mienten?
¿Qué se elige?
¿Qué se ha perdido?
¿Quién lleva dentro a Azorín?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada