martes, 1 de mayo de 2012

PIP de grandes esperanzas tiene un benefactor


Pip, quien estaba siendo entrenado para ser herrero, y Joe estaban en el pueblo por unos días, cuando reciben una visita del Sr. Jaggers quien les informa que Pip tiene un benefactor y que tiene la oportunidad de estudiar para convertirse en un caballero. Pip acepta y fue apartado del cuidado de su amigo y cuñado Joe para ir a vivir a Londres y ser educado. Ya en la ciudad, Pip tiene que vivir con un compañero de cuarto llamado Herbert Pocket, chico con el cual había peleado en la Casa Satis, después de reconocerse el uno al otro se convierten en grandes amigos mientras que Pip comienza su formación como caballero con su tutor Matthew Pocket, padre de Herbert. Mientras el joven Pip es educado se le es negado conocer el nombre de su benefactor, aunque él pensó rápidamente que era la Señorita Havisham, llegando también a pensar que Estella era parte de sus prospectos. Viviendo en Londres como un caballero, Pip no se acordaba de sus antiguos amigos Joe y Biddy, quien estaba perdidamente enamorada de él. La muerte de su hermana fue el motivo para que Pip haga una de las pocas visitas que hizo a sus amigos, aunque su intención principal era la de ir a la Casa Satis a ver a la señorita Havisham y saber algo de su amada Estella, a quien después de mucho tiempo vuelve a ver ya convertida en toda una mujer. Al cumplir 21 años Pip recibió su fortuna y ayudó a su amigo Herbert a plantar un negocio con lo cual éste pueda casarse con su amada Clara. Una noche, mientras Herbert estaba de viaje, lo visitó un viejo en la habitación, el cual se presentó como Abel Magwitch, con lo cual Pip reconoció en él al viejo convicto que había visto en el cementerio cuando era un niño. Aterrado por la situación, Pip trata de ser amable con el viejo, aunque solo quería deshacerse de él. Magwitch le cuenta que había sido enviado a Australia y que le tenían prohibido el regreso, sin embargo, él regresó solo para poder verlo a él. Pip se aterró aún más cuando sospechó toda la verdad. Abel Magwitch era su benefactor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada