domingo, 1 de enero de 2012

Madame de Bovary una experiencia de Psicologia para Mari Vargas LLosa

VARGAS LLOSA, Mario
La orgía perpetua
CONTENIDO
La Orgía Perpetua escrita por Vargas Llosa constituye un estudio exhaustivo de la obra de Flaubert Madame Bovary. El libro está dividido en apartados no dejando de examinar ningún aspecto, tanto literario, psicológico, estructural, etc.
Comienza Vargas Llosa mostrando su admiración hacia la obra de Flaubert y reconoce que hay personajes literarios que han marcado su vida con más fuerza que seres de carne y hueso, por eso afirma: "Madame Bovary removió estratos más hondos de mi ser". Se pregunta qué es lo que le dio esa historia que no tenían las demás; una razón es la propensión que —reconoce—, tiene desde niño a las novelas con una estructura cerrada, con principio y fin. También porque prefiere la descripción realista de la acción a la descripción fantástica.
Madame Bovary sintetiza lo real arbitraria y convincentemente y cuenta con los ingredientes que provocan en Vargas Llosa la "máxima satisfacción" que puede producirle una novela: inconformidad-admiración, injusticia, estupidez-cólera, dramatismo-fascinación,emotividad.
La admiración que siente Vargas Llosa hacia Emma Bovary, la protagonista, es debido a la identificación con ella en la visión material que tiene de la vida y la concepción de un amor puramente carnal.
El autor defiende el suicidio de Emma, diciendo que no fracasa porque estuviera en el error, sino porque "su lucha era desigual, estaba sola y sus acciones solían beneficiar al enemigo".
Resalta la violencia de la obra diciendo que una novela sin violencia es irreal. Habla de una violencia física: en la escena de la operación de Hipólito; de una violencia espiritual: el egoísmo y la cobardía y, por último habla de la violencia en la escena del suicidio, escena que ha influido en su vida profundamente.
Finalmente, Vargas LLosa se detiene largo rato en explicar la aparición del sexo como algo indispensable en la obra de Flaubert: "el sexo ocupa un lugar central en la novela porque lo ocupa en la vida y Flaubert quería simular la realidad".
En la segunda parte del libro nos habla del origen, fuentes y estructuras de trabajo en Madame Bovary.
Flaubert comenzó a escribir en Mayo de 1848 un manuscrito de su obra La Tentación; cuando la finalizó, en Septiembre de 1849, se la leyó a sus amigos escritores, Maxime du Camp y Louis Bouihlet, para que aportaran su crítica. Du Camp y Bouihlet le aconsejaron destruyera ese manuscrito por no tener ningún valor, ya que debía tratar los temas de manera más familiar. Vargas LLosa cuestiona el grado de verosimilitud de esta anécdota. Hay autores que piensan que Du Camp desaprobaba este manuscrito por envidia; otros creen que esta opinión hizo que Flaubert se esforzara más y así suprimiera el lirismo que no le hubiera permitido escribir Madame Bovary. Flaubert empieza a escribir Madame Bovary y va decidiendo un método a partir de la influencia negativa del fracaso de su obra La Tentación, así nace para él la impersonalidad, aunque continúa con su idea de escribir sobre un tema banal. Gustave Flaubert empezó a escribir esta obra el 19 de Septiembre de 1851 acabándola el 30 de Abril de 1856. Hizo cambios en cada nueva edición que salía de la novela.
Las fuentes que utiliza para escribir este libro son: en primer lugar a Louise Colet, amante de Flaubert; más tarde, a partir de 1854, su fuente principal serán las cartas que escribe a Louise Bouihlet, con gran belleza literaria y anecdótica. Cuenta su opinión sobre los hechos ocurridos en la época, opiniones políticas y sociales. Su importancia radica, sobre todo, en que en ellas desarrolla su teoría de la novela.
Vargas Llosa describe cómo fue el trabajo de Flaubert durante estos años: escribe con interrupciones mínimas en el tiempo, Flaubert padecía ataques por su enfermedad nerviosa sobre todo por exceso de trabajo o por la complejidad de algún episodio, que le ponen en "un estado de desequilibrio emocional llegando a rozar el colapso nervioso".
El método de estudio flaubertiano se puede resumir en esta frase: "esa lenta, escrupulosa, sistemática, obsesiva, terca, documentada, fría y ardiente construcción de una historia...". La documentación que siguió para escribir Madame Bovary, no es tan importante como la de otras obras suyas, por ej.:Bouvard y Pecuchet, pero también en este libro aparece el método flaubertiano, "el saqueo constante de la realidad real para la edificación de la realidad ficticia". Durante los años de escritura de esta obra, Flaubert leyó a Shakespeare por la impersonalidad y riqueza de su mundo. Entre los autores franceses que más leyó se encuentran Montaigne, que según Vargas Llosa, civilizó el escepticismo en bruto que ya tenía; lee también a Rabelois, Racine, Rousseau, Boileau, Goethe y Byron. Entre los autores modernos lee a Victor Hugo y Balzac. Durante cinco años estudió griego clásico, para poder leer a Homero en su lengua original, aunque nunca lo consiguió. Sin embargo dedicó tiempo a Plutarco, ya que leía el latín con facilidad.
La elaboración de Madame Bovary consta de varias etapas. El primer paso para escribir una novela, según Flaubert, es tener un plan de la obra, tener una sipnosis donde queda esbozada a grandes rasgos la historia. En esta primera etapa la preocupación central es el argumento: personajes, trayectoria dramática, incidentes anecdóticos, etc. Flaubert pormenoriza hasta los hechos más insignificantes; quiere llevar la premeditación hasta el extremo de eliminar todo lo espontáneo. El plan se modifica a medida que se avanza en la redacción en la cual se observa una obsesión formal por el lenguaje y la estructura. Avanza despacio, una frase está lograda cuando es musicalmente perfecta.
Flaubert utiliza elementos reales en su obra, el punto de partida de la realidad ficticia es siempre la realidad real como la que vive el autor.
Vargas Llosa afirma que un novelista sólo inventa historia a partir de su historia personal. Una novela resulta el conglomerado de experiencias secundarias de distintas épocas que se unen en la mente del autor. Asimismo Gustave Flaubert convierte en literatura todo lo que va ocurriendo, las personas que conoce eran pretextos para libros. De los elementos sustraídos de la realidad por Madame Bovary se pueden identificar algunos:
a) La historia de Eugene y Delphine Delamare. Eugene estudia medicina en Rouen, se casa en segundas nupcias con Delphine, descendiente de granjeros, con la que tiene una hija. Delamare dio mucho que hablar por sus aventuras amorosas, se descubrió a dos de sus amantes: un granjero poderoso y un pasante de notario. Esta historia sirve de esqueleto de su novela identificando estos personajes con los de su obra.
b) Otro drama que le sirve para espesar la materia de su novela es Memoires de Madame Ludovica. Utiliza esta historia para explicar el problema financiero de Emma.
c) Con respecto al suicidio de Emma es posible que el autor se inspirara en un artículo que leyó en el periódico sobre una mujer que se envenenó con arsénico.
d) Puede tener influencia también Memoires de Marie Capelle ya que se cree que hay una afinidad entre la viuda y Emma, también porque en las memorias hay una boda campestre, un baile en el Palais Royal y la descripción del marido envenenado; hechos que aparecen en Madame Bovary.
e) Otro elemento que pudo suministrar ingredientes fue la historia de un hombre que mató a su mujer y a su sirvienta para casarse con su amante Esther Bovery. Flaubert retuvo el nombre y algunos aspectos de su temperamento para plasmar a Emma.
Sobre el apellido Bovary hay varias teorías:

— Teoría Linguística: esta palabra deriva del latín bovarium, boavarium; palabras relativas al Buey.
— Teoría Familiar: Un antepasado de la rama materna se llamaba Voveri.
— Teoría Regionalista: El director de orquesta de Rouen en 1843 se apellidaba Boveri.
— Teoría del híbrido: Cruzó el nombre de N.Bouvard que conoció de niño, con el nombre del pueblo de Delphine Delamare
— Teoría de Flaubert: Dice que podría derivar de un tabernero que conoció en El Cairo: Bouvaret.

Cada personaje de su obra tiene un modelo humano en la vida personal de Flaubert. Gustave Flaubert al igual que utiliza modelos vivos para su obra, cuenta con innumerables modelos literarios. Existe un paralelismo entre Emma Bovary y Don Quijote, éste fue un inadaptado por causa de su imaginación y ciertas lecturas, la tragedia de Emma consistió en querer insertar sus sueños en la realidad. Entre sus fuentes literarias hay que hablar también de Balzac al cual admiraba, aunque en ocasiones le consideraba un genio de segundo orden. Cualquier paralelismo entre Flaubert y Balzac es de carácter temático, nunca de carácter estructural. Entre sus fuentes románticas podemos encontrar a Chateaubriend.
(Falta por resumir la tercera parte: "El Elemento Añadido", ya que esta parte no la he leído).
VALORACIÓN DOCTRINAL
El autor de La Orgía Perpetua admira la visión materialista de Emma Bovary, guiada únicamente por sus instintos y gobernada por la sensualidad de una vida cuyo único sentido y fin es el goce personal; y no sólo la admira sino que comparte con ella sus causas: predilección de los placeres del cuerpo sobre los del alma, el respeto por los sentidos y el instinto, amor a la vida terrenal por encima de cualquier otra... Creo que el autor refleja clarísimamente aquí su corrupto nivel de valores, su punto de vista animalizante en lo referente al hombre, defendiendo la importancia de lo corporal sobre lo espiritual, que al fin y al cabo, es lo que hace al hombre ser hombre.
El autor dice que Emma tiene "rebeldía individual y apariencia egoísta", sin embargo, demuestra tener una voluntad débil y se rebela contra todo aquello que sea incómodo, que no contribuya a la búsqueda de placer, tanto intelectual como corporal. Lo cual no es verdadera rebeldía, puesto que en el fondo lo que hace es dejarse llevar por sus instintos, por la comodidad, por todo aquello a lo que el hombre tiende.
Comete un grave error cuando dice: "el sexo ocupa un lugar central en la novela porque lo ocupa en la vida...", puesto que en la vida de una persona normal el sexo no ocupa el primer puesto, porque hay cosas más importantes. En la novela de Vargas LLosa, siguiendo esta línea, el sexo ocupa un sitio anormal en cuanto a importancia puesto que le dedica toda la primera parte.
Es también objeto de crítica, el hecho de que para Flaubert la realidad, a veces, sólo tiene valor en cuanto le sirve para la literatura. Puesto que su "saqueo de la realidad real para edificar su realidad ficticia" es, en ocasiones, excesiva. Sirva de ejemplo el suceso que cuenta Vargas Llosa en el que Flaubert acude a un entierro, no por que le afecte en sí el difunto, sino únicamente porque le puede servir para su novela.
Esta crítica a Vargas Llosa deriva fundamentalmente del descontento que me produce la admiración hacia una obra como Madame Bovary, cuyo valor moral es nulo, y base su crítica positiva en esa inmoralidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada