miércoles, 31 de diciembre de 2014

¿Qué es un campo morfogenético?

Según el controvertido bioquímico y parapsicólogo Rupert Sheldrake existe un campo morfogenético (morfo viene de morphe = forma) que nos permitiría entender cómo los organismos vivos, los cristales y hasta las moléculas, adoptan su forma y su comportamiento.
De acuerdo con sus teorías, los sistemas naturales, tales como una colonia de termitas, una bandada de pájaros o un grupo de flores, heredan una memoria colectiva de todas las cosas de su tipo que han existido previamente. Para Sheldrake, existe un comportamiento en todo lo vivo que tiende a la consecución de una meta. Pero la intención no sería un atributo único de la consciencia humana, sino una parte esencial de todos los sistemas vivos.

Rupert Sheldrake habló de la existencia de una especie de conexión telepática entre organismos. Sus ideas se aplican hoy, por ejemplo, a las “constelaciones familiares”, un sistema de terapia desarrollada por el alemán Bert Hellinger. En esta terapia se considera que existe una transmisión de conflictos, secretos familiares y hasta comportamientos que se transmiten de generación en generación y explican situaciones actuales. Sin embargo, esta transmisión no es genética ni aprendida sino dependiente de una memoria o consciencia colectiva.

Una teoría holística, no mecanicista

La biología ha considerado hasta ahora que los organismos vivos son máquinas que pueden explicarse por las leyes conocidas de la física y la química. Las corrientes holísticas en cambio, se han negado a aceptar que la naturaleza pueda explicarse en forma tan simplista y han propuesto modelos sistémicos que entienden que el todo es más que la simple suma de sus partes.
Las ideas de Sheldrake están consignadas en su libro “Una Nueva Ciencia de la Vida: la Hipótesis de la Resonancia Mórfica”, publicado en 1981, donde cuestiona la visión mecanicista. Después de su publicación muchos experimentos se han hecho para tratar de demostrar la validez de sus hipótesis pero la ciencia oficial se ha negado a aceptar sus ideas como válidas.
Cortometrajes para aprender inglés. ¡Regístrate ya y aprende rápido!
Técnico Admon y Finanzas CEAC. Este mes Tarjeta Regalo de 150€
En su libro “De perros que saben que sus amos están camino de casa y de otras facultades inexplicadas de los animales” Sheldrake sostiene tenemos mucho que aprender sobre biología, la naturaleza y la consciencia, de los animales. Se pregunta, ¿por qué un perro anticipa la llegada de su amo incluso cuando es a una hora inusual o puede anticipar una convulsión de su amo?
Para este libro, Rupert Sheldrake estudió por cinco años a miles de personas que tenían una mascota o trabajaban con animales y concluyó que existe una fuerte conexión entre animales y humanos que va más allá de cualquier explicación científica disponible.

¿Qué es un campo morfogenético?

Los campos morfogenéticos o campos mórficos serían una especie de depósito de información, no energía, que sería utilizable a través de espacio y tiempo. Difíciles de medir, porque no se trata de campos físicos (no tienen dimensiones, por ejemplo), ejercen influencia sobre sistemas organizados.
Sheldrake cree que la mayoría de las cosas existentes en el universo se organizan autónomamente. Tomemos el ejemplo de un cristal que se organiza por sí solo. Los animales, los seres humanos, las plantas, crecen sin necesidad de intervención externa.
“… la forma de las sociedades, ideas, cristales y moléculas dependen de la manera en que tipos similares han sido organizados en el pasado,” escribió Sheldrake. “Hay una especia de memoria integrada en los campos mórficos de cada cosa auto-organizada.” 
Estos campos mórficos evolucionarían a través del tiempo. El hábito, la repetición, sería el factor determinante en la creación de estos campos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada