lunes, 27 de mayo de 2013

Javier BARRAYCOA Barcelones

Javier Barraycoa Martínez, barcelonés nacido en 1963, doctor en Filosofía y vicerrector de la Universidad CEU-Abat Oliva, desmonta en Historias ocultadas del nacionalismo catalán (Libros Libres) 222 mentiras cuyo origen ve en la codicia de la burguesía catalana.
-¿Cataluña es una sociedad poco democrática?
-Tras la pérdida de las últimas colonias, 400 familias han dominado la sociedad. Esta burguesía aprovecha el catalanismo como mecanismo de presión frente a los Gobiernos de Madrid.
-¿La relación con la ideología es accidental?
-Ellos mismos no se lo creen. Dan el nombre de regionalista a la Lliga porque catalanista o nacionalista les parecía excesivo. Con el tiempo, la ideología la retoman las izquierdas y el catalanismo desemboca en soberanismo o separatismo.
-¿Por qué critica a la burguesía más que a esa izquierda?
-Porque traiciona la esencia histórica de Cataluña, que es profundamente hispana. Su origen etimológico es la Marca Hispánica. El arzobispo de Tarragona conserva el título de Primado de las Españas. Todos los textos medievales hablan de los hispanos de Barcelona. Es la esquizofrenia del catalanismo, que por la izquierda tiene muchas características de españolismo. El nacionalismo conservador, en cambio, genera un catalanismo que se va haciendo nacionalista.
-¿Qué ha ocurrido para que Mohamed sea el nombre más frecuente en los recién nacidos?
-Detrás del catalanismo hubo un pensamiento racista. Pero Cataluña se hace rica gracias a la población emigrante. Pujol dijo que es catalán quien trabaja y habla en catalán. Se decidió favorecer la emigración musulmana para evitar la de países hispanoamericanos, pensando que sería más fácil asimilar a los musulmanes. Los que pedirán la independencia de Cataluña dentro de 60 años serán los musulmanes, pero como república islámica.
-¿Los catalanes que se sienten españoles son marginados?
-Sí, porque se ha creado un ambiente artificial. La edición de La Vanguardia en catalán no la compra nadie, pero la regalan en todas partes. Los medios escritos en catalán reciben 13 millones de euros al año. Eso crea ambiente a base de gasto público. A costa de hundir la Sanidad, etc.
-¿La independencia sería la ruina de Cataluña?
-Cualquier persona con sentido común lo sabe, porque vende el 80% de su producto al resto de España. Algunos ideólogos hablan de mantener la fuerza económica sobre el resto de España, pero una independencia sería tan traumática que se romperían todas las vinculaciones económicas. Cataluña naufragaría y España se opondría a su ingreso en la UE y en la zona euro.
-¿Y esto les da igual a los independentistas?
-Este catalanismo no se ha planteado en serio la independencia. Conozco a pocos, por no decir a nadie, que sea capaz de morir por Cataluña. El independentismo es sentimental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada